Pestañas

viernes, septiembre 15, 2006

Little Miss Sunshine

Esta es otra de esas cosas que tal vez le este "levantando" a Julia. Al igual que las demás, intentaré no dar muchos detalles para dejarle a ella el camino libre en su blog. La historia es que fuimos a ver al cine la película Little Miss Sunshine... en principio Julia creía que yo le iba a decir que pasaba de ver una roadmovie con una familia yanki dando brincos por el este de los Estados Unidos para poder presentar a una niña cursi a un concurso de belleza... pero yo le dije que si, que había oído buenas criticas de la peli y me apetecía ver cine independiente norteamericano, que tan poca difusión tiene en España.La única forma que se me ocurre de calificar la película es decir que es fantástica. Probablemente la peli que mas me ha llegado desde "Million Dollar Baby", tal vez debido a todo lo que la película quiere decir sobre el modo de vida norteamericano, su obsesión por los "losers" y los "winners", su superficialidad... la película refleja hasta la insoportable dependencia de los coches (dios mío, que risa con la furgoneta amarilla que no arranca) y además pasan por Phoenix (probablemente, la ciudad más fea del mundo en igualada pugna con Albacete) y hasta hablan de Scottsdale, que esta al ladito de Tempe. Y todo en clave de comedia, como hacen los mejores dramas.

Vamos, toda una joya de película... Ha tenido bastantes buenas críticas. También me ha gustado mucho la música donde me ha sorprendido que hayan utilizado algún fragmento del Illinois de Surfjan Stevens, una gozada de disco. En España la estrenan el 20 de octubre, acordaros de Julia y de mi e ir a verla (aunque para entonces ya estaré correteando por la Casa de Campo con mi bici). Estoy seguro de que hay gente que me pondría a parir por decir esto, pero sigo estando convencido de que el mejor cine que se produce, con diferencia, es el norteamericano. No todo el norteamericano, claro esta, solo una pequeñísima parte... pero que parte... que pena que no se de mas bombo al cine independiente de aquí en España, en vez de estrenar imbecilidades de consumo propio para adolescentes (hay al menos 2 películas nuevas cada semana sobre luchadores y triunfadores, que superan las dificultades y cumplen el sueño americano. Insoportable). Sin embargo existe una corriente de personas criticas con ciertos modos de su país natal, que hacen cosas fantásticas... A mi en España no se me ocurre que exista nada parecido, en todo caso dogmáticos demagogos que-van-de-izquierdosos dándoselas de listos y de guays. Tal vez el que se salve sea Fernando León de Aranoa, pero no se me ocurre nadie más.