Pestañas

sábado, abril 14, 2007

Tercera República y aniversario.

Hoy se cumple el 76 aniversario de la proclamación de la II República Española. Grupos, partidos y asociaciones republicanas han convocado, en este aniversario, movilizaciones por la Tercera República por toda España. Personalmente siempre me he considerado republicano, desgraciadamente mi idea de lo que significa la República en España no coincide con lo que actualmente se considera, ni por parte de la izquierda, ni por supuesto, por parte de la derecha. Mientras que la derecha sigue pensando e incluso divulgando que la República fue la causante de la Guerra Civil y ya que era gobernada por un atajo de rojos y comunistas, las asociaciones que convocan las manifestaciones por la tercera República, dicen en su manifiesto cosas como las siguientes:
[..] para impedir que la clase obrera y las clases populares siguieran reivindicando la transformación social desde la perspectiva económica, política, cultural y social, los antiguos franquistas, los grandes capitales, con la capitulación de las direcciones de los mal llamados partidos de izquierdas y de los sindicatos, difundieron profusamente los logros reflejados en la Constitución, quedando todo ello en papel mojado al consagrar la libertad de empresa en el marco de la economía de mercado, que como estamos viendo día a día, liquida los derechos conquistados en décadas de luchas ejemplares.
Estoy bastante de acuerdo con la postura general del manifiesto (os animo a leerlo completo), porque creo que lleva más razón que un santo (nunca peor dicho). Sin embargo, unir la idea de la República con ideas de carácter político (tan de izquierdas, en contra de la economía de mercado) es una completa equivocación, ya que viene a dar argumentos a los más derechosos que unen la idea de la República con la del comunismo. Esta asociación es equivocada, o debería serlo. La República debe entenderse como el régimen democrático por excelencia, desde un punto de vista histórico, para España, el primero que planteó de verdad las libertades para este país. Un régimen tan avanzado para su tiempo que no pudo con los poderes fácticos que se le opusieron. Un sistema que representaba lo mejor de la sociedad española de todos los tiempos. Si en algún momento hubo una unión entre República y comunismo fue cuando la Guerra Civil estaba avanzada y el único país que proporcionó armas y ayuda a la República fue la Unión Soviética. Siempre lo comento, pero uno de las mayores equivocaciones de las democracias occidentales durante el siglo XX fue no dar apoyo militar a la República española. De haberlo hecho, lo mismo ni siquiera habría habido II Guerra Mundial.

Por tanto, ahora que vivimos en un sistema democrático, deberíamos recuperar la bandera tricolor, y volver a recuperar nuestro país, que era ese, el de 1931 y no el que nos han impuesto ahora a base de miedos y transiciones, después de 40 años de dictadura de mierda. Esta idea y este sentimiento, creo, se refleja muy bien, por ejemplo, en la novela Soldados de Salamina, una de mis preferidas (que por cierto, ahora van a hacer en teatro). Esta es mi idea de la República, más una visión idílica de un país que ya no existe que una colección de ideas políticas, que en su momento tenían sentido, pero que ahora deberían aglutinar a la derecha y sobre todo a los sectores económicos.