Pestañas

sábado, mayo 26, 2007

El Kalimotxo de Mamá.

Para poder votar en estas elecciones va a ser necesario un poco de intoxicación etílica, con la ayuda del kalimocho de mamá (toda la historia de la canción aquí). Creo que después del domingo vomitaré en el jarrón como hace Pablo Carbonell, a pesar de haberle prometido a su mamá que no lo haría (este hombre es una joya)... me gustaría ir a Pamplona en San Fermín, al menos una vez.

1 comentario :

juliacgs dijo...

¡¡¡Genial!!!

Me encanta Pablo Carbonell: seguro que me diréis que estoy pirada, pero ¡a mí me pone! Me parece un tío muy interesante (¿quién puede hacer una escena como la de la madre?).

¡¡¡Viva Pablo Carbonell!!!

A mí me encantó la canción que compuso para aquella Miss, ¿cómo se llamaba? Era genial.