Pestañas

lunes, mayo 21, 2007

Set y partido.

Este domingo el Atlético sufrió una de las derrotas mas humillantes de su historia, al menos de la que yo recuerdo. Y no solamente por el resultado (0-6), sino por la actitud del equipo, sin la más mínima garra o motivación, como si eso de hacer que un histórico como el Atlético juegue de nuevo en competiciones europeas 10 años después de su última participación, les tuviera sin cuidado a los jugadores.

Pero lo peor no es eso, lo peor es que mucha gente dice dos cosas: primero, que el Atlético jugó muy mal y el Barcelona muy bien. Esto es falso, el Atlético jugó como lleva jugando toda la temporada, igual de patético que siempre, solo que ahora resulta que enfrente tenía a Messi, a Ronaldinho y a Etoo y no a la mierda de futbolistas que ahora mismo deambulan por la anteriormente denominada "Liga de las Estrellas". Todo ello aderezado con la desastrosa actuación del portero suplente del Atlético, un tal Pichu, que se dedicó a cantar como Pavarotti todo el partido, solo que, desgraciadamente, esto no es ópera, ni él es un figura máxima del canto (dice el Pichu este que es jodido ser portero; "sobre todo siendo tan malo", tendría que añadir). Jugando así, en una liga de mayor nivel, el Atlético habría tenido problemas para permanecer en la categoría. El Barcelona tampoco jugó bien, salió al campo pensando que tenía el partido perdido. Su actitud deja mucho que desear, juega como si lo tuviese todo ganado (cuando esta temporada es al revés), ni presiona bien, ni se le ve con las ganas que tenía en otros años.

Segundo, se dice que el Atlético se quería dejar ganar (para perjudicar al Real Madrid) y que el ambiente era victimista (o de perdona-vidas). Esto es falso también: la afición, en su gran mayoría, prefería haber ganado el partido, porque la sexta plaza se pone ahora difícil; y aún si alguien quería que el Atlético perdiese el partido, no desde luego por seis goles a cero. Esto es la ley de Murphy: cuando no hace falta ganar al Barcelona, se le gana; y cuando es necesario, se pierde (al Real Madrid nunca se le gana). Todo esto también está relacionado con la presiones que están realizando medios como el As o el Marca para que el Madrid gane la Liga a base de tirón mediático, pero bueno.

Vamos, un desastre. Escribiré un último post sobre el equipo de mis disgustos cuando concluya la Liga. Desde luego, lo de la Navidad en Champions ha quedado muy lejos, aunque este hundimiento (pinchazo de la burbuja rojiblanca) se veía venir desde hacía tiempo.

1 comentario :

izzo dijo...

Es curioso que cuando nadie se esperaba una victoria del Barcelona, acabe el partido con un 0-6. Un resultado propio de otra época, como la del Dream Team de Cruyff. Recuerdo aquella temporada 91/92 como un Barça lanzado, tras conseguir la Copa de Europa, ganaba partidos con goleadas (un 0-6 en Valladolid en la jornada 36) para acabar conquistando la liga en la última jornada. O aquel famoso 0-6 en San Mamés, con 4 goles de Stoichkov (en la primera liga de aquel gran equipo). Posiblemente este resultado viene en los últimos coletazos de un proyecto que nos ha hecho disfrutar del futbol durante los tres últimos años. Ojalá ganaran la liga para que este resultado no quede en una anecdota en una mala temporada sin títulos (cuando aspiraba a 5), sin contar la Supercopa de España.
Cambiando de equipo, yo creo que el Atletico va a estar el próximo año en Europa. A pesar de no jugar bien durante buena parte de la temporada, tiene un calendario muy favorable para poder conseguir clasificarse para la UEFA. Lo de ayer fue un borrón, pero estos partidos Atleti-Barcelona tienen estas sorpresas. Igual ves una remontada como la que le hizo el Atleti al Barça de Romario y cía. (4-3) como ves el resultado del domingo pasado.