Pestañas

viernes, diciembre 07, 2007

Beowulf (la cutre-película).

Como ya sabréis, esta película de reciente estreno esta basada en un poema anglosajón, probablemente del siglo VI. Beowulf se podría considerar como un equivalente al Cantar de mío Cid para el idioma inglés. Solo por esto, que no es poca cosa, debería tratarse con un poco de respeto a esta obra literaria cuando se pretenda adaptar al cine. Sin embargo, aunque sin haber visto la película, creo que esto no se cumple debido a dos cosas muy comunes últimamente en las grandes superproducciones norteamericanas:
  1. La manía de acompañar trailers y carteles con frases de corte apocalíptico-filosófico. Del estilo de: "la maldición es la codicia", "el peligro es la vida" o algo por el estilo. Lo peor es que en muchos casos estas frases están hasta mal traducidas.
  2. Las inconsistencias históricas de todo tipo: legiones romanas con el rey Arturo, mujeres de siglos anteriores con looks a la moda actual, y así un largo etcétera.
Bueno, con la película Beowulf tenemos un ejemplo de cada una de estas cosas. De lo primero tenemos la siguiente imagen que he sacado de los enormes carteles que hay en las estación de Metro de Moncloa que publicitan la película:


A ver... ¿qué cojones significa la frase "Mataré tu monstruo"? ¿A qué monstruo quieren matar? ¿Al que lleva dentro Angelina Jolie o a otro? Porque si se refiere al monstruo, hijo de la Jolie, llamado Grendel, la frase debería ser "Mataré A tu monstruo". Esta frase es sencillamente una traducción literal de "I will kill your monster". Supongo que estos carteles los harán directamente en EEUU y allí ya vimos que no tienen ni idea de los que es castellano. Julia hablará en algún momento de eso y de las traducciones que hacían allí, especialmente en el transporte público. Por ejemplo, se podía leer en los autobuses: "Cuidado, de no empujar o recargarse en la puertas", aunque había cosas aún peores.

En cuanto a lo segundo, lo explican muy bien en este post:
Precisamente, la aparición de Jolie en el filme, digitalizada desnuda y cubierta con una fina capa de oro en las partes adecuadas, ha sido una de las que más divirtió al público de pre-estreno, en especial, cuando aparece con unos tacones de aguja como prolongación de sus pies descalzos.
Una imagen vale más que mil palabras:


Sencillamente ridículo... se supone que Angelina Jolie debería ser una especie de demonio nórdico-medieval ¿pero como va a llevar esos tacones de aguja? ¡¡Por favor!!! Desde luego yo no me voy a gastar más de 6 € en semejante estupidez.

2 comentarios :

juliacgs dijo...

Yo cada vez estoy más harta de que los del cine se dediquen a considerar a los espectadores un atajo de subnormales que no saben nada más allá de lo que ellos les pongan delante de los ojos (y no hablo por las hordas de yanquis que sólo se saben su nombre y gracias: yo hablo por mí, como espectadora agredida).

Además, debería haber una ley mundial con pena de una ristra de latigazos a todo aquel que haga adaptaciones literarias colocando el nombre del escritor o su obra bien grande en el cartel para vender y luego se tomen "licencias cinematográficas" que cambien de arriba a abajo la obra original.

Si vas a hacer tu versión propia de... *qué se yo...* Drácula, Orgullo y prejuicio, La historia interminable, o lo que te salga del mismísimo ano, ponlo en el cartel, ¡¡¡¡¡¡para que no vayamos a verlo!!!!!! Cosas como "Drácula, de Francis Ford Coppola. Sí, de Francis Ford Coppola y no de Bram Stoker" (aunque la verdad, con las cosas que se hacen últimamente, Coppola fue EXTREMADAMENTE fiel, a pesar de sus licencias), "Orgullo y prejuicio adaptada para que la anoréxica-boca-buzón de Keira Knightley se cepille a un personaje sublime de la literatura universal, intentando actuar por una vez en su vida" (sin comentarios. Hay pocas cosas en la vida que me hagan detestar instantánea e intensamente a la gente. Esta película es una de ellas), "La historia interminable que no tiene, ni tendrá, nada que ver con Michael Ende" (pobrecito Michael Ende, se cagó en todos sus muertos por haber cedido los derechos de autor), ayudaría bastante.

Sí, sí, y con la excusa de que algunos autores están muertos y ya no se les puede preguntar, se hacen unos truños que hacen que el autor se revuelva en su tumba ¡y también hacen llorar al niño jesús! -como dicen Ortega y Pacheco-. Aunque por los vivos tampoco se tiene demasiado respeto, y si no, que se lo pregunten a Almudena Grandes.

Ah, y sobre los tacones de la Jolie, me parece que no lo has cogido: ¡lo importante son sus tetazas y sus morracos! Ah, y que le queden las nalgas lo suficientemente respingonas, cosa que sólo consigues gracias a un par de taconarros de 30 cm.

Si Tolkien levantara la cabeza y viera esta adaptación de Beowulf, daría gracias al cielo por Peter Jackson.

Anónimo dijo...

Puff me parece bien que hayas encontrado esos errores en los carteles además de que lo de mataré a tu monstruo es mataré a vuestro monstruo ...pero sinceramente la pelicula esta guay para pasar un rato vamos...he visto cosas mucho peores porque no es por nada pero la de la brujula dorada pretende crear un nuevo señor de los anillos pero con una brujula. Beowulf es solo un tipo de pelicula en 3-D en la que aprecias los efectos especiales y la BSO, asi que tampoco os paseis diciendo que no vale nada porque si lo decis es porque la habeis visto