Pestañas

jueves, diciembre 20, 2007

Bicicletas en Madrid.

La situación del uso de la bicicleta en distintas ciudades españolas viene bastante bien resumida en esta noticia. Lo de Madrid se resume muy bien en este párrafo:
"Cuando vas en bici, tienes la impresión de que todo el mundo te odia". A Tamara el Khouri, estudiante libanesa de 25 años, moverse en bicicleta por el centro de Madrid le resulta una odisea. Por la acera los peatones "te miran mal" y en la carretera, "ir entre los coches es un riesgo". Pero no se rinde. La usa para ir a clase casi todos los días. Madrid tiene 60 kilómetros de anillo verde que rodea la ciudad y 106 más que "son tramos inconexos", según denuncia Iñaki Díaz, portavoz de Pedalibre, una asociación con 200 miembros que reivindica este método de transporte como un sistema habitual.
En cuanto al sistema de carriles bici de la ciudad de Madrid, parece que la cosa se mueve, despacio, pero se mueve. Por ejemplo, aprovechando la reforma del eje Prado-Recoletos el Ayuntamiento tenía la intención de hacer un carril bici en el paseo del Prado. Sin embargo, ahora mismo no se sabe que va a pasar, porque el Ayuntamiento ha llegado a un acuerdo con Thyssen y el Ministerio de Cultura, pero ya está a la gresca otra vez con la Comunidad, que lo que quiere hacer es un túnel (algo que dañaría el arbolado), de manera que no se sabe si van a construir el carril bici o no. Un carril bici en esa zona estaría muy bien, pero tendría que ir acompañado de un plan general (ya hay uno, hablaré de eso en otro post) que permita que ese carril bici no se quede aislado y que conecte con el Anillo Verde.

De hecho, parece que Madrid ha hablado con Barcelona para implantar el Bicing. Esto es otra gran noticia, pero repito que no se donde quieren aplicar el alquiler de bicis, si las bicis no tienen por donde circular. Incluso, y esto ya es el colmo, la Policía esta multando a bicicletas que circulan por zonas peatonales. Pero es más, y esto sí que es genial: circular por parques en bicicletas supone una multa de hasta 150€. Tercermundista, oiga. De momento, el Ayuntamiento plantea aplicar el préstamos de bicicletas en la Casa de Campo, dentro de la bárbara remodelación que va a hacer allí (pretende que haya gamos y todo...). Y a todo esto, un grupo de gente cojonuda, se dedicó, un domingo, a pintar a mano 11 km de carriles bici, en señal de protesta. El ayuntamiento no tardó lo más mínimo en borrar el improvisado trayecto.

Mucho se dice acerca de la imposibilidad de utilizar la bicicleta en Madrid, sobre todo debido a las cuestas. Es cierto que las cuestas de la ciudad son un impedimento, pero como dice el autor de un estudio sobre bicicletas públicas financiado por la Unión Europea, eso se puede paliar con ciertas medidas, como las bicicletas eléctricas (o los racks en los autobuses, como en USA). Además, como dice este hombre, no todo son inconvenientes: en España hace buen tiempo y eso ayuda. Imaginad lo que ocurre en los países del norte de Europa, que son tan aficionados a la bicicleta, donde nieva y llueve día sí, día también y parece que les da igual. Como ejemplo, la imagen de la derecha que procede de un blog sobre chicas de Copenhague en bicicleta (suena mal, pero no es nada raro, todas sus fotos aquí, ya sabéis que tengo debilidad por las chicas en bici). La foto es de un parking de bicicletas en frente de la salida de una parada de Metro (atención a los tacones de vértigo de la danesa). El día que yo vea en Madrid (y lloviendo) una escena similar a esta (no hace falta que haya tacones) sabré que esta ciudad (y este país) ha dejado de oler a rancio. No se si ese día llegará. Espero poder verlo.

2 comentarios :

juliacgs dijo...

Sí, me parece que el comentario que has puesto es muy real: parece que todo el mundo te odie cuando vas en bici... Aunque también hay que decir que imperceptiblemente parece que la gente se va acostumbrando (o será que soy yo, que me he acostumbrado a que me miren con cara de odio?? No. También percibo a veces miradas de envidia -sana-)...

A mí, lo que verdaderamente me llama la atención es cómo la administración pública puede ser tan lenta con las cosas realmente importantes y tan rápida con otras. Si a mí me roban la cartera, o la propia bici, va a ser muy difícil que la recupere, porque dicen que no hay personal policial para gestionar esos "pequeños" robos. Sin embargo, hay polis de sobra (¡y más!) en lo que respecta a poner multas a los ciclistas, a borrar grafittis y otras pintadas de protesta, etc. ¡Y eso lo hacen ipso facto!

Lo de las multas me ha parecido FATAL, con mayúsculas. Yo que me quejaba tanto de los cabrones de los policías americanos, que siempre estaban al acecho, eso sí, de ciclistas, no de los conductores de 4x4s y resulta que aquí hacen lo mismo (lo cual revela no sólo un espíritu recaudatorio, sino una mentalidad carca y herrumbrosa)...

De todas maneras, si bien es cierto que las infraestructuras tienen que evolucionar (el día que veamos bicis recorriendo la Castellana sin jugarse la vida, lloraré de emoción), también tiene que cambiar la mentalidad de la gente (abuelas y demás cabezones), y eso sólo se conseguirá si sacamos las bicis a la calle, cuanto más mejor. Que las vean. Porque al final, tendrán que acostumbrarse.

copepodo dijo...

Lo de las bicis en Madrid es realmente dramático. yo no soy ciclista ¿eh? pero uno se da cuenta de muchas cosas. Lo primero es que cuando la gente conduce coches va empanada y no actúa racionalmente. No piensa ni en los demás conductores ni mucho menos en los motociclistas o ciclistas sin más. La bici es un estorbo porque no se piensa en que el que está subido es una PERSONA, y que si le sale de ahí montar en bici tiene el mismo derecho a que se le respete que el que decide sacar su contaminante vehículo a pasear.

Luego, aparte, está el problema "político": ¿Y estos jipis por qué se empeñan en ir en bici en lugar de usar un coche como la gente decente?, y claro, la paletez institucional tiene una cura muy difícil.