Pestañas

miércoles, marzo 19, 2008

Fallece Arthur C. Clarke.

A la edad de 90 años, ha fallecido Arthur C. Clarke, uno de los grandes de la ciencia-ficción. Clarke será recordado sobre todo por ser el autor de 2001, una odisea del espacio. Pero el autor británico era sobre todo un visionario de la Ciencia, un escritor de ciencia-ficción de esos que predicen cosas en sus libros que luego se dan en la realidad. Por ejemplo, es el autor de la idea de los satélites de comunicación en órbita geostacionaria. Para saber más de él podéis consultar los enlaces del texto.

A mi me gustaría centrarme en su novela El Fin de la Infancia (en inglés, Childhood's end) considerada como una de sus mejores obras. Esta novela es la que más me ha gustado de las que he leido de Clarke y que, creo, es uno de mis libros preferidos (creo, porque esto es algo que un día me tendré que plantear ¿cuáles son mis novelas preferidas?). La buena ciencia-ficción -en mi opinión- es aquella que no habla solo de Ciencia, sino que plantea escenarios sociales futuros que nos hagan plantearnos cuestiones filosóficas fundamentales. En realidad, la buena ciencia-ficción no es tal, sino que es buena historia-ficción o filosofía-ficción. Las novelas del género que no proporcionan una reflexión de este tipo no dejan de ser una historieta o un cuentecillo, entretenidos -en el mejor de los casos- e intrascendentes. La Edad De la Inocencia trata de como la raza humana conoce a una civilización extraterrestre -con el aspecto de demonios- y como con su ayuda la Humanidad crea una sociedad utópica en la Tierra, hasta que aparece una nueva etapa de la evolución en la raza humana. La novela esta plagada de temas sobre los que reflexionar: la evolución (y supervivencia) de las especies inteligentes, el futuro de la humanidad, el contacto con una posible civilización superior extraterrestre, la religión, la idea de conciencia colectiva, etc, etc. Vamos, una gozada. Una gozada escrita en 1953, casi nada.

Como homenaje particular a Arthur C. Clarke me gustaría dejar aquí la letra de una canción de Pink Floyd (¡como no!) de mismo nombre que la novela y que parece que está inspirada en el libro. Podéis escucharla aquí.
You shout in your sleep.
Perhaps the price is just too stepp.
Is your conscience at rest if once put to the test?
You awake with a start to just the beating of your heart.
Just one man beneath the sky,
Just two ears, just two eyes.
You set sail across the sea of longpast thoughts and memories.
Childhood's end,
Your fantasies merge with harsh realities.
And then as the sail is hoist,
You find your eyes are growing moist.
All the fears never voiced say you have to make your final choice.
Who are you and who am I to say we know the reason why?
Some are born;
Some men die beneath one infinite sky.
There'll be war, there'll be peace.
But everything one day will cease.
All the iron turned to rust;
All the proud men turned to dust.
And so all things, time will mend.
So this song will end.

4 comentarios :

eulez dijo...

Por cierto, ¿Qué escritor de ciencia-ficción eres?. A mi me sale William Gibson. NPI, habrá que leerle algo.

copepodo dijo...

Muy sugerente tu recomendación. La añado a la pila interminable de lecturas pendientes.

Franwerst dijo...

Una pena lo de Clarke, pero ya le tocaba al hombre. Reconozco que no he leido mucho de su obra, pero me parece que ha sido un escritor que ha inspirado a muchos.

Por cierto, en lo de la encuestilla me sale Asimov... a quien definen como "One of the most prolific writers in history, on any imaginable subject. Cared little for art but created lasting and memorable tales"

Por cierto, Asimov debe ser a quien más he leido en ciencia ficcion... curioso.

eulez dijo...

Pues eso Fran, es que la encuesta no debe ir desencaminada y te ha pillao los gustos cienciaficcioniles.