Pestañas

jueves, mayo 08, 2008

Las generaciones en España (II)

En un post anterior hablé de la generaciones de los jóvenes, la X y la M. O hablando de forma unificada, como dice Julia, la generación MX, que presenta, al menos en España, el común denominador del mileurismo. En este post quiero describir las generaciones de edad intermedia. Dejo para el último "episodio" a los viejunos.

La generación de la Movida: aquellos que fueron jóvenes en la Transición y en los primeros ochenta, aproximadamente nacidos entre 1970 y 1960. Esta es una de las generaciones más afortunadas de la historia del país. De hecho, el Presidente Zapatero y mucha de su gente (Chacón, Sebastian, etc) pertenece a esta generación. Su principal virtud ha sido la de aprovecharse del trabajo de la generación 10 años mayor y encontrarse con un país que se rehacía, que tenía nuevos puestos de trabajo que había que rellenar de alguna forma. Muchos consiguieron estar muy bien colocados en nuestra sociedad sin merecerlo, sin haber hecho nada, solo por estar en el lugar idóneo en el momento adecuado. Esta es una generación acomodada. Tanto, que solo se ha planteado tener hijos rondando los 40 años, lo que ha supuesto que sean una generación de padres-abuelos de la generación M y menores. Se les reconoce porque van con sus todoterrenos a comprar el pan al supermercado más cercano de su urbanización en las afueras.

La generación "Hippie", los que actualmente tienen menos de 65 años. Los nacidos después de la II Guerra Mundial (o durante) entre 1940 y 1955, aproximadamente. Son los padres e la generación X. Esta gente fueron los que lucharon por la democracia en España (atención a la foto de la izquierda, ¿alguien reconoce el edificio?), los de mayo del 68, en el enlace dice lo siguiente sobre esta fecha:
"Aquella experiencia marcó a la generación de los que el año 1968 rondábamos la veintena. Por un lado, pesó sobre nosotros, lo digo así, porque es mi generación, el habernos autoungido como la generación moderna por excelencia. Ha costado entender que el tiempo pasa para todos y que la patente de modernidad no tiene dueño. Por otra parte, la pulsión antiautoritaria, probablemente la mejor herencia de aquellos años, también generó monstruos. He dicho, a veces, que fuimos mucho mejores hijos, en la medida en que supimos plantar cara a nuestros padres, que padres, en la medida en que no hemos osado plantar cara a nuestros hijos. Con nuestra actitud y la potencia integradora de las contradicciones que el capitalismo tiene les hemos dejado sin espacio para la transgresión."
La reflexión que se hace al final de este párrafo es muy interesante y tal vez explique el conformismo de la generación X. Esta es una generación repleta de contradicciones. Lucharon por lo imposible y no consiguieron apenas nada. Este mes se cumple el 40 aniversario de aquella mítica fecha, en Francia parece que se van a liar a debates, celebraciones, etc, a pesar de tener un presidente que ya dijo que quería hundir la herencia de Mayo del 68. En España se consiguió la democracia, pero con ella vino el capitalismo desaforado. Y con la caída del Muro, el fin de las clases y del sentido de su lucha. El mundo actual en nada se parece al que muchos de ellos imaginaron. Ahora son los mismos que castigan y critican el P2P, las drogas y el botellón.

5 comentarios :

juliacgs dijo...

¡¡¡Yo sí se qué es!!! ¡¡¡Es el pasillito entre la facultad de Ciencias Física y la facultad de Química de la Complu!!!

César dijo...

¿Cómo has encontrado esa foto? ¿Hay más?... me recuerda las historias de Pineda haciendo 'cócteles molotov' en el laboratorio. En serio, esas fotos me interesan, en algún momento habría que ponerlas enmarcadas en algun panel de la facultad.

Ruth dijo...

Yo creo que el mayo del 68 español no fue tal. Todo el que se apunte a ese carro. Puede que la gente que vivía en Madrid o Barcelona viviera algo de aquello. Pero desde luego, la gente que vivía en provincias, no tuvo ningún contacto con todo aquello, y algunos ni siquiera sabían que era o qué estaba pasando por el mundo.

Ahora todo el mundo estuvo allí, corriendo delante de los grises, etc. Todo el mundo quiere colgarse esas medallas y muy pocos han aguantado el paso del tiempo y las tentaciones "acomodoaticias".
Muchos tienen su piso y otro para especular, su cochazo y no sólo eso, sino que han educado a sus hijos para tener lo mismo que ellos.
Son los "Progres", esa raza!

eulez dijo...

Julia: Efectivamente.

César: La encontré en Google de casualidad, no se si hay más. Si estás muy interesado deberías preguntar al propio Pineda, a Galindo -con el que hiciste amistad según creo recuerdar ;)

Ruth: Pues es cierto, aquí lo del Mayo el 68 no fue tal. Y sobre lo de las provincias, pues es que, como tu dices, toda España era así, no solo en Mayo del 68, nadie se enteraba de nada, las protestas no tenían repercusión ni difusión, salvo los metidos en el cotarro. En cuanto a los "progres" no solo son los que tienen dos pisos, sino todos esos que han pasado de los porros, las drogas y las greñas a ser unos seres conservadores en el sentido de moralmente castradores, pero en plan guay. Y eso también se lo han enseñado a sus hijos. Y estos no se han rebelado, como es guay... De todas formas, es lo que dice en el artículo del post, el capitalismo es contradictorio. Si vives en él (y no contra él, que es imposible), entras quieras o no en contradicciones. Y no siempre se puede ser revolucionario.

Alfredo dijo...

Bueno ya somos más de tres lo que leen tu blog, que gran momento lo del milenarismo, estuvimos hablando la otra noche Rafa y to del tema, y puede que sea uno de sus próximos post.