Pestañas

miércoles, julio 16, 2008

Heridas cerradas: Luis y los alemanes.

Uno de los recuerdos más traumáticos vividos por los atléticos fue aquella final de la copa de Europa (de clubes) perdida en 1974 en Bruselas ante el Bayern de Munich. En aquel partido, el abuelo entrenador, Luis Aragonés -que entonces no era abuelo pero al año siguiente ya sería entrenador- marcó un golazo en la prórroga en la que era su especialidad: los tiros de falta directa. A poco de terminar el partido, cuando los atléticos de entonces ya se sentían campeones de Europa, el maldito Georg Schwarzenbeck empató el partido con un tiro imposible que sorprendió al portero Reina, padre del showman Pepe Reina, actual suplente de Casillas en la selección española. En el siguiente vídeo podéis ver los goles de aquel partido:



Por aquel entonces no existía la tanda de penaltis ni nada por el estilo, se jugaba otro partido, de desempate. En aquel segundo partido, el Atlético perdió por 4-0 ante un equipo que era la base de la selección alemana que ganó el Mundial de 1974, en el que jugaba uno de los mejores jugadores de todos los tiempos, Franz Beckenbauer, y que ganó las dos siguientes copas de Europa. En este excelente post podéis ver algunos de los titulares de los periódicos deportivos respecto a aquella final.

Uno de los miedos que teníamos todos los que conociamos esta historia es que, durante la final de la Eurocopa, después del gol de Torres, los alemanes terminaran marcando un gol "a lo Schwarzenbeck". Sin embargo, no ocurrió: Torres la picó, estos alemanes no son aquellos (ni por asomo) y Luis pudo por fin ser campeón de Europa.

humor2

Más sobre la vida y obra del Sabio de Hortaleza o Zapatones en esta noticia de El País.

2 comentarios :

izzo dijo...

De esta final de Copa de Europa viene lo de El Pupas. Luís se ha vengado de los alemanes, y Torres (el abanderado del atleti) fue su ejecutor... se terminará así también la leyenda??

eulez dijo...

¿Qué leyenda? La del Pupas? Eso lo dudo mucho... tal vez cuando el Atlético gane la Champions, aunque eso solo ocurrirá en algún universo paralelo.