Pestañas

sábado, julio 12, 2008

Un ejemplo de censura subnormaloide en Menéame.

Menéame.net es una página de noticias gestionada por los usuarios. Son los propios internautas los que suben las noticias, páginas web o post que consideran interesantes y el resto vota. Si la noticia alcanza un número suficiente de votos o de "karma" (una cantidad que tienen los usuarios registrados en función de su uso que aumenta su influencia en las votaciones), la noticia sale publicada en portada. Sin entrar en más detalles, Menéame es una excelente forma de descubrir blogs o noticias (o chorradas varias pero divertidas) que de otra manera sería muy difícil conocer. Sin embargo, la política del "karma" genera situaciones extrañas. Por ejemplo, la de las putas del karma o la de la mafia del karma. Esta última consiste en un grupo de gente, con karma alto, que se dedica a censurar todo aquello que, dentro de sus limitadas miras, no consideran apropiado. En este post quiero explicar una de estas censuras.

Hace poco salió en los medios una noticia acerca de un grupo de investigadores que había encontrado similitudes en el cerebro de homosexuales lesbianas y heterosexuales hombres, y viceversa. Vamos, que si te gustan las pibitas pues tienes "la neurona" correspondiente pacá y si te gustan los macizorros, la tienes payá. No me parece algo demasiado extraño, ya que últimamente varios estudios muestran que el cerebro cambia fisiológicamente en función de los gustos, aficiones, pensamientos o experiencias. Se podría decir entonces que este estudio incluso muestra que la homosexualidad no tiene nada de particular.

Pues bien, en Menéame no les salió de las narices publicar la noticia. Y lo intentaron hasta cinco veces (a lo mejor más): una, dos, tres, cuatro y cinco. Ninguna salió publicada (aunque es cierto que alguno de los titulares es amarillista). Algunos de los comentarios negativos que ha recibido la noticia dicen que la universidad donde se ha realizado el estudio está en la órbita del Opus Dei. Aunque la táctica utilizada para no publicar la noticia no es votarla como errónea o amarillista, sino emplear el mismo método que utilizan para muchas noticias sobre fútbol, metodología que consiste en lo siguiente: habitualmente una noticia sale más de una vez en la página como candidata a publicarse (más de una persona quiere publicarla) entonces, la llamada "mafia" considera a todas como duplicadas, se votan como tales, y no se publica ninguna de ellas.

Sobre las críticas y la polémica que ha levantado la noticia Eva Mintenig lo comenta muy bien en Público:
"No entiendo, entonces, los ataques y el afán de algunos, que pretenden denostar estudios como éste, avalado por una de las más prestigiosas universidades del mundo. Tengamos en cuenta, por ejemplo, que un comité del Instituto Karolinska es el encargado de designar el Premio Nobel de Medicina. Que gays y mujeres por un lado, y hombres y lesbianas, por otro, presenten similitudes cerebrales, no es ni bueno ni malo: es un hecho. Dejémonos de teorías, pues, a la hora de valorarlo. Sólo alguien con oscuras intenciones podría manipularlo, ya sea para demonizar o ensalzar a los homosexuales. No tiene sentido."
La reflexión sobre el tema tiene mucha miga. Porque quien ha censurado esta noticia no son un grupo de fachitas, de católicos apostólicos, de niñas pijas o de abuelos carcas. No. Los censuradores son gente que va de progresista, de izquierdas, de cultos, de intelectuales y de 2.0 superguays. Esta gente es la "izquierda" española. Y encima son jóvenes, de menos de 30 años por lo general. Todo esto muestra lo prejuicioso, moralista, gafapastero y castrador que a veces puede llegar a ser el mal llamado "progresismo" de este país. La capacidad para censurar y para aplicar filtros morales, independientemente de la razón, de mucha gente que se considera de izquierdas es a menudo mayor que la de la derecha más retrógrada.

Si algo debería caracterizar al pensamiento más progresista es la actitud crítica. Los valores y los ideales están muy bien, pero hay que actuar de forma crítica también con ellos, porque pueden cegar con mucha facilidad y conducir a actitudes aún peores que las que se quieren combatir. Es lo que dice Eva Mintening en su blog, la noticia es científica, es lo que les sale a los investigadores del estudio. Y punto, no hay nada que censurar, ni que juzgar. Pero, supongamos que entramos en la evaluación moral del estudio, entonces incluso podría decirse que proporciona una conclusión acorde con una ideología progresista: que la homosexualidad no supone tener un cerebro extraterrestre, no es algo ni extraño, ni anormal, ni es una enfermedad, ni hostias. Vamos, que encima de inquisidores, idiotas.

9 comentarios :

eulez dijo...

Curiosamente, el post ha sido meneado. Pero, como era de esperar, ha recibido 20 votos negativos de golpe y porrazo. Jejeje...

juliacgs dijo...

Hombre, no sé...

Sobre lo del tema del estudio, yo lo cogería con pinzas. No me preocupa tanto los resultados que hayan podido obtener, sino las motivaciones o posibles interpretaciones que se pueda hacer del estudio, ¿una universidad del Opus estudiando la homosexualidad? Mmmm, me escama un poco… Sobre todo porque bajo el prisma de la homofobia, se pueden hacer interpretaciones la mar de escalofriantes de que el cerebro sea de diferente manera dependiendo de los gustos y tendencias sexuales de cada cual…

Al margen de eso, sobre lo de Meneame, en fin, como que está bastante claro que en esa página son una pandilla de tipos con mucho tiempo libre y un poco limitaditos en ciertos aspectos (por ejemplo, sobre lo del tema del fútbol, yo creo que la tendencia social adquirida de que el fútbol sólo les gusta a los fachas, incultos y patanes marca los comentarios de mucho gafapasta con ínfulas)… Basta ver el tipo de comentarios que han dejado en tu noticia meneada –muchos de ellos, por cierto, violan la ley de Godwin (¡fascista!, ¡fascista!, ¡requetefascista!) una y otra vez-: Otra cosa que les pasa es que les gusta la caña, porque cada vez que alguien les da pal pelo, menean la noticia en cuestión como posesos para luego darle veinte mil puntos negativos y sentirse superiores.

Yo he descubierto hace bien poco Meneame, pero no creo realmente que vaya a encontrar cosas como blogs realmente interesantes allí… Quizás sirve para enterarse de lo que pasa rápidamente (ahí, todos, dejándose los piños por menear antes que nadie las noticias de El país)o de algún que otro post gracioso, pero vamos… Tampoco le pidas peras al olmo. Lo realmente creativo no va a estar ahí, porque eso no suele pasar el examen de un grupo de gente que, aunque ellos se piensen lo contrario, no son nada originales.

copepodo dijo...

No te quejes, hombre, ¡tienes 8 meneos y 25 comentarios! jajajaja

Yo cada vez tengo más claro que lo de la elefanta naranja es un despropósito. Tan pronto triunfa una gilipollez supina como que la gente se pone a votar negativamente algo que se nota que no han leído o que simplemente no tienen suficiente sentido del humor como para llegar a entender.

Por otra parte, mucha web 2.0 y mucho cuento, pero el 90% de las noticias que llegan a portada o bien proceden de medios tradicionales (¿qué sentido tiene menear la portada de "El País"?) o bien son auténticas gilipolleces (y no entramos a comentar lo de la prostitución del karma, o de cómo sistemáticamente se votan de forma negativa noticias pro-PP y cosas por el estilo).

En fin, nada que no te haya dicho en persona.

eulez dijo...

Para demostrarme a mi mismo que he entendido bien al usuario de Menéame (o a la mafia del karma), he conseguido que publicasen la siguiente noticia:

Carta de despedida de un españolito mileurista

Y ahora mismo va por 500 votos y un debate bastante majo en los comentarios. Iba a poner un comentario yo explicando la motivación de haber enviado la noticia, pero creo que mejor paso. Me quedo con que ya he entendido como funciona esta página (y de que pie-pies cojea)

Franwerst dijo...

Muy interesante tu "experimento" en Menéame. La verdad es que no soy usuario habitual, pero sí sé que es una especie de copia de Digg. (me pregunto si habrá la misma "censurilla" en la versión anglo-parlante.

Decía que muy interesante el experimento. Hace poco leí sobre algo similiar que realizó Alan Sokal (entonces no existían las redes sociales, la web 2.0, etc, así que fué en una revista de papel), y que después pasó a llamarse el "escándalo Sokal". Con toda la intención del mundo, envió a una revista de corte social un artículo pseudocientífico sin sentido en el que tocaba las fibras correctas de la corriente ideológica de los editores. Y claro, lo publicaron a pesar de no tener ni pies ni cabeza. En el caso de Sokal, su motivación fue "defender la izquierda de un segmento de moda dentro de esta corriente" y seguramente levantó ampollas.

Otra idea que se me ocurre. Decís que a veces lo que triunfa son las gilipolleces más que noticias serias o más importantes. ¿Será que la peña se va volviendo más gilipollas con el tiempo o es que el torrente de información es tan grande que la gente se va directamente a lo que puede asimilar en unos minutos?

agu2v dijo...

Yo hace pocos meses q he descubierto menéame y aunq me he hecho asiduo la verdad es q a veces da vergüenza. Es todo exactamente como lo describe el enlace ese q has puesto a los karmawhores: todo muy parcial, demasiado. Pero sabiendo esto, uno ya ni se indigna, q los progres tb pueden ser censores.

Por otro lado, a lo q no le veo el sentido es a eso de pelearse por publicar noticias nuevas y distintas, q a veces hace q la gente meta ahí las más variadas gilipolleces, y hasta enlaces a la Wikipedia (noticias?).

Pero bueno, tb tiene sus cosas buenas, a pesar de la mafia y compañía.

centro de madrid dijo...

Qué bueno, acabo de leerlo. Yo soy nueva en menéame y empiezo a cogerle el truco, tiene su punto, no creas. Un saludo de otra bloguera

eulez dijo...

¡Un saludo centrodemadrid! Guarderías en el centro de madrid ya!

Sí, lo de menéame es un mundo, se guía también mucho por modas. Pero vamos, si quieres experimentar tienes todo este blog para enviar a menéame... Mmm.. yo creo que el último post que he puesto (El fin de la clase obrera) es bastante "meneable" (o no, quien sabe?). Para el que quiera intentar aumentar su karma...

rufohg dijo...

Uf, que de acuerdo estoy con este post, con el penúltimo párrafo, yo nunca lo hubiera expresado tan bien.