Pestañas

sábado, octubre 04, 2008

Ciencia en España: crisis e I+D.

Decía Iñaki Gabilondo, hablando del modelo económico de España, en uno de sus monólogos de opinión en los telediarios de Cuatro que "...hemos vivido todos en complicidad el pacto de la ceguera, fingiendo ignorar lo que sabíamos, la caducidad del modelo, su superficialidad estructural, la consagración de malísimos hábitos, corruptelas y dineros negros". También dijo en este mismo sentido que "nos espera el gran desafío, el gran salto a la verdadera modernidad: la del conocimiento".

El actual Gobierno del PSOE ha sido siempre de esta misma opinión, ya sabéis, que la economía esta demasiado basada en la construcción (de pisos) y que es necesario dar el salto en la inversión en I+D. Es en la tecnología, en la producción, en la invención, donde se puede cimentar una economía estable, variada, con altas tasas de exportación, con poca dependencia energética del exterior, con empleos estables bien pagados, etc, etc...

Esto ya lo sabemos todos, lo hemos dicho mil veces en este blog y todo eso. No voy a meterme ahora en volver a insistir en la importancia de la Ciencia básica y aplicada, de la inversión en Investigación por parte de las empresas, en la mejora en la contratación y el modelo del personal investigador en España. No me voy a meter en eso porque es de perogrullo. Y, en realidad, porque no sirve de nada. No sirve de nada insistir en este tema porque precisamente la gente que gobierna, que está de acuerdo con todo esto, no intenta ser un poco ambiciosa o al menos acorde con sus propias ideas. La crisis internacional justificaría medidas ambiciosas. Nadie les iba a decir nada, si hasta los empresarios están pidiendo el intervencionismo para salvar el culo.

Ahora, cuando se puede y se debe hacer algo en favor del I+D, es cuando, en los Presupuestos Generales del Estado, se reduce el presupuesto de Ciencia e Innovación en un 5%. Se aumenta el presupuesto en gasto social, en la Casa Real, en ¡la promoción del turismo! (ver este enlace)... y se rebaja aquello que puede servir para salir de una crisis económica. Una crisis que puede ser larga, profunda y quien sabe si catastrófica dentro de unos años.

La ministra del Ministerio de Ciencia e Innovación, Cristina Garmendia, parece que se conforma, y dice que "La inversión pública en este ámbito está ya en la media europea, por lo que ahora corresponde intensificar el esfuerzo del sector privado para alcanzar el objetivo de igualar su aportación a la de las administraciones". Es decir, ahora que las empresas no tienen dinero es cuando tienen que invertir en investigación. No se les exige que lo hagan en vacas gordas y lo tienen que hacer ahora. No se porqué dice que estamos en la media europea, eso es claramente falso: en 2005 la media europea era del 1,84% del PIB y ahora mismo España ha invertido, como mucho, un 1,2%. Hace tres meses, la ministra llegó a afirmar que tenía "como objetivo de su Departamento para 2015 situar a España entre los diez países más avanzados en ciencia, para lo que se necesita un ministerio fuerte, que afronte este reto". Pues sí que es fuerte, que le reducen el presupuesto a las primeras de cambio.

El abuelo Solbes afirma que "los presupuestos miran al futuro para hacer frente a la situación". Bueno sí, en realidad no miente, los presupuestos miran al futuro del año que viene. Lo único que intentan estos presupuestos es que la falta de dinero no afecte a proyectos sociales en marcha. Tampoco miente si suponemos que el futuro está en la promoción del turismo. Desde luego, lo que no hacen es mirar a una economía basada en nada parecido a la "sociedad del conocimiento", salvo que con lo del "conocimiento" uno se refiera al aprendizaje de idiomas por los camareros.

El problema seguramente resida en toda la filosofía conservadora del Gobierno, encarnada por un Zapatero que no deja de ser un político de transición. Hartos como estábamos del exceso de los últimos años de Aznar, se optó por un político amable, de buenas intenciones, blandito, Bambi, pero buena gente. Zapatero ha convertido al PSOE en un partido de centro, que se ha mantenido en el poder gracias al voto de la izquierda, movilizada únicamente en respuesta a la actitud radical e irracional de la derecha española (que revalide Zetapero, con Rajoy es posible).

El problema es que los tiempos para las películas de Disney han pasado. Ahora hay que agarrar el toro por los cuernos y reformar todo el sistema económico. Pero eso no encaja con el "optimismo antropológico" (que Felipe González ha criticado) del Presidente del Gobierno, más preocupado en ganar elecciones, crear un clima de optimismo que ayude a la economía y mantener al PP a raya que en realmente tomar alguna decisión que tenga importancia a más de un año vista.

Todos sabemos que las empresas no van a ser las que inicien "la sociedad del conocimiento", al menos no en España, ya nos conocemos a los empresarios de este país: no hay doctores en las empresas españolas, a pesar de esfuerzos públicos como el programa Torres Quevedo de incorporación de doctores a la empresa privada. No hay más remedio, tiene que ser el Gobierno quien lo haga, con una apuesta decida por la investigación a todos los niveles. Pero eso no va a ocurrir. No ocurrió cuando debería haberse hecho, a mediados de los 90 y no va a hacerse ahora, cuando ya es demasiado tarde para subirse al tren de las ya nada "nuevas" tecnologías. Supongo que, en realidad, esto es lo que deben pensar Zapatero y su panda... mejor salvar los trastos y apañar lo que se pueda, que el barco se hunde sin remedio.

7 comentarios :

Vicente Gómez Molinero dijo...

Efectivamente no hay "muchos" doctores en las empresas (en la mía hay alguno que otro, aunque mal aprovechado, lo reconozco), pero tampoco los va a haber si desde la empresa seguimos pensando que la Universidad "va a lo suyo" y desde la Universidad pensáis que a la empresa lo único que le interesa es ganar dinero, que tiene mucho y hay que sacárselo.
Estoy de acuerdo en que hay que meter más dinero al sistema (I+D), pero también hay que sembrar en colaboración y, ¿cómo hacerlo cuando se le da a un Ministerio la responsabilidad (Ciencia e Innovación) y a otro el presupuesto (Industria), como se ha hecho con el sector aeroespacial?

videodromo dijo...

Pues si yo te contara, en la mía hay muchos pero ninguno de la talla intelectual a la que se refiere usted mi estimado Eulez.
Razones no le faltan para pensar que la sociedad del conocimiento no deja de ser un ente abstracto al qeu posiblemente nunca lleguemos, o como hacemos siempre los españoles que cuando llegamos arrasamos, y lo ahcemos todo a gran velocidad. Nosotros dimos un vuelco enorme en la década de los 80 y mitad de lso noventa, y parece que ahí nos quedamos. No tiene nada que ve la España de los 60/70 con la de los 80/90, posiblemente deberemos esperar otros cincuanta años a tener otro empujón. ¿Quién sabe? Así somos, y creo que así seremos mal que nos pese.

videodromo dijo...

PD: siempre tapando agujeros

eulez dijo...

Vicente, el problema no es que no haya doctores en la empresa (un doctor no deja de ser alguien que ha completado un trabajo de investigación), el problema es la diferencia, cultural, entre ambas actividades. Es una diferencia similar a la que existe entre Ciencias y Letras. En la universidad se es demasiado académico y en la empresa se buscan beneficios económicos con demasiada ansia (especialmente en España). La solución es salvar esas diferencias buscando los puntos intermedios...

Video, no se si te refieres a los "doctores" de los hospitales, o sea, a los médicos. Si es cierto que el país ha cambiado mucho. Y según lo que dices ahora toca pegar un nuevo empujón en la décadas 00/10, verdad? Ese empujón debería estar enfocado a cambiar el sistema económico del país por algo basado en la producción y la innovación... a menos que nos planteemos lo del decrecionismo, que según esta el patio lo mismo va a ser lo más adecuado...

agu2v dijo...

Es el mal endémico del sistema cortoplacista q tenemos.. solo pensando en ganar las siguientes elecciones, y nada de buscar lo mejor para el país ni a medio ni a largo plazo. Es lo q hay. Y mira q tontos son q ni teniendo al lado un ejemplo perfecto como el de irlanda se dan cuenta de lo q hay q hacer.

Ahora, es cierto q la clave está en q sea el sector privado el q aporte fondos para investigación e innovación, pero como bien dices ni es el momento ni se puede conseguir fácilmente con la clase empresarial q tenemos..

videodromo dijo...

A ambos es la respuesta mie stimado Eulez, trataba de ser irónico con la profesión que se supone que tengo por encima y qeu me pone el pie día si día también encima. Y del qeu por supeusto me encantaría quitarme.
Y por lo qeu veo me ha entendido perfectamente. Decía una profesora mía de movimientos sociales: "España es un país que es muy inmovilista, le cuesta cambiar, pero cuando se pone a reallizar cambios los hace todos a la vez, vamos que somos una pandilla de vagos"
Así de esqueta y de cruda era, decía verdades como puños.

eulez dijo...

Video, que buena la frase de tu profesora, tiene toda la razón. Por eso digo (y con lo de las bicis es igual) que estos cambios hay que hacerlos en plan a lo bestia, cuanto antes mejor.

Una actualización de todo esto: Madrid recorta un 30% el dinero destinado a pagar al profesorado universitario. Ahí tenemos otro ejemplo de una persona que quería colocar a alguna universidad madrileña entre las 100 mejores del mundo. Pues va de culo si empieza a recortar el dinero para sueldos (y para contratación de nueva gente, por descontado).