Pestañas

miércoles, noviembre 05, 2008

Ave Obama.

Pocas veces en política, muy pocas veces, algo joven, nuevo e ilusionante, funciona tan radicalmente. Hoy debemos felicitar a los norteamericanos al igual que en tantas y tantas ocasiones les hemos criticado e insultado. Un país que hace 40 años no dejaba subir a los negros a los autobuses, que desprende un racismo exacerbado aún hoy, que está repleto de radicales religiosos y de analfabetos fascistas, que se encuentra técnicamente en guerra contra el "terror" (que para muchos es guerra contra los musulmanes y todo lo que tenga que ver con ellos), ha conseguido un cambio radical: ese país, ha elegido como Presidente "del mundo libre" a un tal Barack Hussein Obama Jr. Lo emocionante de la elección es esto, que han elegido a alguien imposible, alguien nuevo, sin experiencia de veinte años en la política de alto nivel, que no ha sido vicepresidente. Y encima negro. Bueno, mulato más bien. O "blanco con dos horas de sol", como dice Chomsky.

Todo el mundo está dejando claro que no hay que tirar cohetes. El mensaje de Obama no es "izquierdista" ni nada de eso, por mucho que haya sido activista en los suburbios de Chicago. Hay que recordar que Obama no es para tanto. Su mensaje es integrador, busca limar las diferencias entre norteamericanos. Y ya está. Desde luego, Obama es una persona inteligente, con muchas y buenas ideas. Y sobre todo, no es Bush, ni Palin. Eso es lo más importante, que se acabe el ciclo neoconservador de una vez, que dura desde Nixon, que se destierre de la faz de la Tierra a gentuza neocon como Cheney y Rumsfeld.

Es necesario un nuevo ciclo, una nueva filosofía en el gobierno del Imperio. Un nuevo Imperator que prime la colaboración con otros países a la imposición por la fuerza. Alguien que represente lo mejor de los EEUU, que es mucho y bueno. En definitiva, alguien que sea capaz de inspirar carteles tan magníficos como este (visto aquí):



¿Imagináis a Bush, a Nixon, a Reagan en un cartel tan chic, tan optimista, tan simpático? Va a ser que no. Por cierto, todo lo que ha pasado ya lo contó la excelente serie El Ala Oeste de la Casa Blanca, no mediante un candidato afroamericano, sino a través de un hispano llamado Matt Santos (los que queráis ver la serie, no miréis los enlaces). Sobre la campaña y las elecciones, lo cuenta muy bien (como siempre) el copépodo en directo desde los EEUU.

Felicidades a todos los norteamericanos, lo habéis conseguido. Ave Obama, las provincias te saludan. Disfrutad del día, que lo merece.

17 comentarios :

juliacgs dijo...

Es desazonador darse cuenta de que tienes razón... Por mucho que nuestro egocentrismo europeo no nos permita reconocerlo abiertamente, somos quasioficialmente provincias de Estados Unidos, como demuestran aquí todos los días los medios de comunicación y las campañas de marketing... En fin, en días como hoy, se agradece que los "patricios romanos" de nuestros días hayan votado demócrata, a Obama en particular.

Ayer estuve al pie del cañón hasta que escuché el discurso del ya presidente Obama (bueno, más bien debería decir que escuché a mis señoras profesoras intérpretes jodiendo el discurso de Obama) y, por mucho que uno no comparta la puesta en escena (demasiados lugares comunes para mi gusto), tengo que reconocer que ese hombre consigue que te creas lo que está diciendo... ¡¡¡¡¡Es un Matt Santos de carne y hueso!!!!! (por cierto, cuando le estaba dando las gracias a su director de campaña, habría jurado que escuché el nombre de Josh Lyman de labios de Obama, jeje...).

Habrá que ver qué pasa de ahora en adelante... De momento, por poner una nota desazonadora a tu post de optimismo, te diré que medios de comunicación serios, como The Economist, ya están hablando de que la Palin (tranquilos, se puede pronunciar pÁlin a la española, no como algunos se esfuerza en decir: "pelín" pa que suene más yanqui) pretende presentarse a las primarias republicanas para 2012 y ayer, durante el discurso de McCain, daba toda la sensación de que esa señora, que es una vergüenza para el género humano en general y las mujeres en particular, todavía no ha dicho su última palabra...

Franwerst dijo...

Me llama la atención lo importante que ha resultado ser la cuestión racial en los análisis post-electorales. Probablemente Obama ha ganado porque era "mejor" que su competidor y porque los norteamericanos demandaban un cambio de política después del desastre Bush. Ahora todo el mundo recalca el hecho de que Obama es negro. Es cierto que es el primero, pero imagino que después de hoy llegará un día (espero que no lejano) en el que realmente no se de ninguna importancia al asunto.

Me quedo con la pregunta que lanzaba anoche Iñaki Gabilondo en Cuatro: ¿qué pasaría si en España se presentara un candidato a presidente del gobierno que fuese de color? Yo no recuerdo a ningún ministro o parlamentario negro, pero también es cierto que no los conozco a todos (deberían sacar una coleccion de cromos con los miembros del parlamento, al estilo de los que salían en mis tiempos del mundia... ¿os imagináis? te cambio a Rubalcaba por Trillo y Llamazares que los tengo repes).

En cuanto a la Palin, dejadla que se presente... a ver si los republicanos se quedan un tiempito en la oposición, que falta va haciendo.

videodromo dijo...

Más de acuerdo no puedo estar, es un mensaje integrador a todas luces, vamos hasta utulizan el one de U2 con el disccurso de Obama, para que ma´s señas.

agu2v dijo...

Bueno, tú q lees mi blog sabes q yo no estoy especialmente ilusionado con la política estadounidense. Es cierto q este tío aporta unos cuantos datos suficientes para inspirar esperanza en la gente, pero los EEUU van a seguir siendo los EEUU. Pq son solo eso, datos; y toda su campaña por ahora no ha sido más q una gran campaña de marketing: humo en definitiva. Ahora tiene q cumplir, q veremos en q grado lo hace.

Pero de todos modos Obama va a seguir sin tener mucho poder real, lo van a seguir teniendo los lobbys de turno, q serán más o menos los mismos q hasta ahora. Así q bueno, estemos a la expectativa, a ver q pasa.

copepodo dijo...

A estas horas ya viene a estar todo dicho, pero vamos, como ya hablamos en su momento creo que tienes razón, pero no me extraña que todo el planeta respire más tranquilo sabiendo que, aunque sea a nivel diplomático, el próximo presidente de los EEUU será una persona capaz y preparada, y no un impresentable peligroso.

Juliacgs: Qué tía, te quedaste hasta el final. Yo mira que he intentado quedarme al margen, pero ayer, cuando escuché en directo el discurso de Obama se me pusieron los pelos de punta y entendí que realmente este tío no es un candidato cualquiera y que con razón ha llenado de ilusión a millones de estadounidenses.

juliacgs dijo...

Hombre, Fran, lo de que sea negro claro que tiene importancia, ¡y es muy diferente de lo que ocurriría aquí, como decían ayer en la tele, si aquí se presentara un marroquí!

Sobre lo de que llegará un momento en que el color no importará, no creo que se aplique a Estados Unidos. Allí, los negros y los blancos no son lo mismo, ni ninguno de los dos colectivos lo quiere así. Una cosa es que se aspire a que todo el mundo tenga los mismos derechos y otra diferente que dos colectivos que tienen culturas diferentes, pronunciaciones (por no decir idiomas) distintos, tienen pasados históricos diferentes, viven normalmente en sitios distintos y lo que les une es su exagerada religiosidad y patriotismo, quieran ser lo mismo. Por eso es importante que Obama haya llegado donde ningún otro negro ha llegado, en un país que a veces parece que sea propiedad de los blanquitos protestantes pretendidamente heterosexuales.

Por supuesto, al margen del color, independientemente de si fuera negro, blanco, amarillo, verde, violeta o rojo (bueno, muchos piensan que esto último sí lo es), Obama tiene más presencia, inteligencia y "presidencialidad" (si ese adjetivo existiera) que McCain. Y mil millones más que esa pelele de Palin.

juliacgs dijo...

¡Hola Copépodo!

Mmmmmm, sí, ayer me quedé hasta el final, pero hoy me está pasando factura porque no tengo ni pizca de sueño... Tengo el mismo horario que vosotros, ¡bien podría estar en Boston o Nueva York!

solidaridad en distancia dijo...

Me uno a la celebración colectiva, que de hecho pude compartir en vivo y en directo con los estudiantes americanos desde una distancia aún más distante: un pueblito cercano a Boston. Por cierto que, como estoy recién llegada y aún sufro del cambio horario, para mi también fue una proeza aguantar hasta el discurso de este hombre, que se hizo esperar unas dos horas (o al menos eso me parecieron).
Yo he de decir que también me contagié de la emoción colectiva, se me puso la carne de gallina y alguna que otra lagrimita afloró -se lo montan de lo lindo, sacando a niños, a viejitos negros llorando... Pero tales signos tardaron poco en desaparecer ante tanta exacerbación nacionalista (de uno y otro lado) y esa coletilla del "Dios bendiga a América" de colofón final, que tampién pone los pelos de punta pero con un significado completamente opuesto.
Por cierto, otra curiosidad: la cantidad de publicidad que nos tuvimos que tragar desde que sabíamos que había ganado hasta que los protas hablaron... Era como lo del anuncio de antes de las campanadas de fin de año pero repetido hasta la saciedad...
En fin, quitando estos matices -y lo de la familia, que también tiene lo suyo-, congratulémonos de la victoria de Obama y el fin de la era Bush...

Quico dijo...

Amén, en EEUU el bipartidismo es derecha y más allá de la derecha (algo que en España empieza a suceder) pero sí, somos provincias norteamericanas y mejor un Obama que los Bushes, Reagans y Nixons de turno... de todos modos, a ver como se desarrolla todo.

Gran texto, por cierto.

Lazamazu dijo...

A mí lo de las esperanzas en Obama me recuerda a esas mujeres maltratadas que una noche, después de un par de ostias, el marido dice que se arrepiente y que ya no la va a matar.
De momento USA sigue sin reconocer la autoridad de la Corte Internacional de Justicia (el órgano judicial de las Naciones Unidas), es decir, se le podrá llenar la boca de que está en contra de la "política" seguida en Irak pero si no reconoce la autoridad judicial de las Naciones Unidas estamos en el mismo caso del trío de las Azores.
Por otro lado, tampoco he oído que vaya a firmar el tratado contra las minas antipersona .
Tampoco he oído que vaya a ratificar el Tratado de Kioto.
Por todo eso, y porque Bush fue el presidente más votado democráticamente de la historia de los Estados Unidos de América yo no me alegro de que salga Obama o no salga. Yo me alegraría si hubiese un gobierno mundial fuerte, evolución de la ONU, y le obligase a Estados Unidos a ser una nación más civilizada. Es decir, yo soy de las mujeres que denuncian, no de las que se quedan en casa llorando, esperando a que el marido no se vuelva a enfadar y le pegue otro par de ostias que casi la matan.

eulez dijo...

Lazamazu,

Pues totalmente de acuerdo con todo lo que dices. Aunque lo de comparar esto de la elección norteamericana con el maltrato a las mujeres me parece totalmente desafortunado. Primero porque dentro del problema de la llamada violencia de género no solo está el "te doy una hostia". Tu seguro que eres muy valiente y denunciarías el maltrato, pero no todo el mundo es así. La mujeres tienen miedo, tienen hijos, tienen deudas... No es tan fácil, no es blanco o negro.

Pero esto es otro tema, es que no tiene nada que ver con esto de Obama. Tienes toda la razón en lo que dices, pero es que la política tampoco es blanco o negro. EEUU es una potencia imperial. Desde esa base, siempre va a adoptar políticas que beneficien su estatus. La cuestión es que tipo de medidas son esas, si son violentas o no, económicas o no, etc. Desde luego la administración Bush ha sido de lo peor que se recuerda en este sentido, por su radicalismo y su violencia. Por contra, Obama ya está planeando cerrar Guantánamo y todavía no ha sido nombrado presidente.

Vamos, me parece a mi que algo es algo. Es más, dado como es el electorado en EEUU, Obama es la ostia bendita. ¿Qué a ti no te lo parece? Pues a mi tampoco, pero si lo miro pensando en, por ejemplo, un habitante medio de Fenix, Arizona, pues me parece la ostia.

Esta discusión se parece bastante a las que hubo en su momento con el documental de Al Gore. Desde el punto de vista europeo, pues era insuficiente, se le criticó mucho, especialmente desde la izquierda y desde el ecologismo. Sin embargo, aquello no iba dirigido a los europeos, ni a los ecologistas. Iba dirigido a concienciar al gordo dueño de un cañonero en Fenix, Arizona. Es a esa persona a la que quería convencer. Y el mensaje era perfecto para ese objetivo.

El gran mérito de la elección de Obama es que se ha elegido a un candidato casi "revolucionario", teniendo en cuenta lo que es el electorado en EEUU. Es un caso insólito en la historia reciente del país.

¿Que Obama va a arreglar el mundo? ¿Va a traer la paz mundial? El que piense eso idiota. Pero eso no significa que, si piensas en el come-tortitas de Fenix, Arizona, esta elección sea la ostia.

juliacgs dijo...

Sí, efectivamente, estoy de acuerdo contigo, eulez, en que la comparación de Lazamazu sobre las mujeres maltratadas es totalmente desafortunada, entre otras cosas, porque no se ve el símil por ninguna parte...

Por otro lado, lo del "cometortitas" arizónico suena casi hasta simpático... Nooooo, en quien tú estabas pensando (que yo lo sé) es en un gordo seboso zampabollos come-montañas-de-tortitas arizónico, con una escopeta en la parte trasera de su camioneta, ¿a que sí? En fin, esa gente se tiene que estar tirando de los pelos, y ya por eso solamente, merece la pena lo de Obama.

Lazamazu dijo...

El símil es de fondo. Y al ser de fondo, es extrapolable a otros países, entre ellos España.
El otro día me llegó un mail de cadena, español (del sector psoista, aproximadamente), para felicitar a Obama por su elección. Me da igual si para USA Obama es un revolucionario o no. El problema es que ahora en vez de matar injustamente 100, va a matar injustamente a 50. Qué bien, ha cambiado. Pues es lo mismo pasa con las personas maltratadoras, ya no le da 7 ostias a la semana a la mujer, le da 3 y ha dicho que va a cambiar, y la mujer va y se lo cree.
Y entre esas ostias está la que se lleva España en forma de hipotecas subprimes, guerras por petróleo, etc, etc.
Hasta que un día "se le va la mano ..." y ya es demasiado tarde.

eulez dijo...

Lazamazu,

Con esa forma que tienes de ver las cosas es prácticamente imposible que estés de acuerdo con nada que tenga que ver con política. De inicio supongo que no votarás en las elecciones, porque todos los partidos hacen cosas "raritas", verdad?

Entiendo muy bien tu posición, más que nada porque es tremendamente común en gente que se suele situar hacia la izquierda, políticamente hablando. No paráis de ver las contradicciones en todo aquel político o persona que tenga algún grado de poder, con toda la razón. Pero no habéis entendido todavía que cualquier actividad desde la política suele ser contradictoria por definición. El puto capitalismo e incluso las democracias tal como las entendemos ahora son contradictorias. Hay demasiados intereses, demasiado factores "macroeconónicos".

Aceptado esto, que es lo que tu no has aceptado, que este es el sistema y que no lo vamos a cambiar (demasiado, podemos intentar modificarlo), entran las valoraciones de que hay cosas mejores y peores, dentro siempre del sistema. Y por mucho que digas, no es lo mismo no hacer la guerra de Irak que hacerla. Estoy seguro de que a los iraquíes no les parecería lo mismo.

izzo dijo...

Fijaos lo que opina Aznar sobre la victoria de Obama: Es un exotismo histórico y un previsible desastre

eulez dijo...

izzo, esa es una forma sibilina que tiene el bigotes de llamar a Obama "negro de mierda".

Dr. Litos dijo...

Hola, vengo del futuro para deciros que podéis estar tranquilos, a pesar de que en estos cuatro años el radicalismo y fanatismo religioso yanqui no ha hecho sino exacerbarse y amenazar con ascender a las más altas esferas, la sociedad norteamericana ha vuelto a dar, curiosamente, ejemplo de sensatez dándole otra oportunidad al hombre cuyo aspecto buenrrollista integrador estuvo a punto de costarle las elecciones en tiempos de terrible crisis económica.

Yo también pensé en su momento que era MUY relevante que un país donde el propio abuelo del ahora presidente no podía sentarse al lado de los blancos, y con un "Hussein" en su nombre, la gente en mayoría le haya otorgado su voto. Puede qu elo importante sea la política y esto parezca superficial, pero superar lo segundo es todo un logro para la gran masa.

También os digo que a fecha de hoy, cuestiones similares que deberían estar superadas siguen limitando el avance de cuestiones realmente importantes. Desigualdad e injusticia social están a la orden del día en 2012.