Pestañas

lunes, noviembre 03, 2008

Comparación odiosa.

Puse una encuesta en blog sobre la comparativa de la crisis actual y la de 1929. El resultado fue este:

Más o menos la encuesta está empatada entre los agoreros y los optimistas. Dos vertientes que se dan en cualquier discusión, especialmente en temas económicos.

Desde que puse el post "ochenta años después" (22 de septiembre), la cosita ha empeorado bastante: pánico en Wall Street, la peor semana de la historia para el IBEX, horrible segunda semana de octubre, etc. Las consecuencias políticas y de opinión son notables: se exige un nuevo orden financiero mundial, Saramago habla de crimen financiero contra la humanidad. Sin embargo, la verdadera crisis no es lo que está pasando ahora, sino lo que probablemente ocurra a partir de 2009. Aunque como en España somos unos adelantados en los conflictos internacionales, nuestros últimos datos ya hablan de recesión.

Vamos, que ya habréis leido todo tipo de historias sobre el tema, los medios prácticamente no hablan de otra cosa. Un par de artículos muy buenos y explicativos sobre la situación y sus futuras consecuencias son este y este. En el último enlace se dice lo siguiente:
"¿Es inevitable que el desplome de la Bolsa degenere en una depresión económica? No necesariamente. Burbujas que al explotar generan quiebras y pánico hemos tenido bastantes a lo largo de los dos últimos siglos. Pero, para lo que aquí nos interesa, lo importante es que no todas han tenido iguales efectos devastadores."
Las comparaciones con la crisis bursatil del 29 están en la boca de todo el mundo y puede que sean correctas pero eso no significa que vaya a haber consecuencias tan devastadoras. Un ejemplo de comparativa entre lo que está ocurriendo y 2009 es esta gráfica (visto en Kirai, a su vez visto aquí):



La similitud es descorazonadora. Pero esto no significa que las consecuencias sean las mismas. En 1987 hubo otra crisis bursatil, de la que nadie se acuerda (yo no tenía ni idea de que existía). En la siguiente gráfica se compara de nuevo con 1929 con gran parecido:



En resumen, que todo esto no tiene porque ser el fin del capitalismo. Aún así, la situación es novedosa por otros factores que todavía no han aparecido. En concreto, por la crisis energética. Este es un momento excelente para cambiar el sistema, para hacer un modelo económico más justo que utilice los recursos del planeta de manera eficiente. Aunque dado el nivel de los políticos actuales (aquí no hay ningún Roosevelt) y la dejadez de la gente en general, dudo que haya algún cambio para bien. Pero bueno, ya veremos que sale de todo esto. El año que viene promete.

5 comentarios :

agu2v dijo...

Yo he sido de los q ha votado q nos vamos a cagar la pata abajo...

Lo q hace a esta diferente de las 'otras' (a excepción de la del 29) es q en esta están qebrando bancos a pares. Y esto no va a pararse todavía. Por lo menos los gobiernos han aprendido algo de aqella crisis y están nacionalizando los bancos para evitar el pánico y la qiebra total del sistema financiero. Aunq lo peor, como bien dices, está por llegar.

Y el otro tema q hace a esta crisis peor q cualqier otra es q se ha juntado con otras crisis: la energética a nivel mundial, y la de la construcción para nosotros. Con lo cual estamos en medio de una crisis q yo calificaría 'del copón'.

Franwerst dijo...

No sé muy bien cómo acabará la dichosa crisis. Parece que en España ya está haciendo estragos sobre todo con la subida del paro (y no sólo en el sector de la construcción).

Lo que sí me parece es que esta crisis está siendo muy "instructiva". Se habla más que nunca del sistema capitalista imperante a nivel global y todas aquellas mierdas en las que está basado. Dicen que se quieren cambiar algunas cosas pero dudo mucho que vaya a haber cambios sustanciales (sobre todo para bien).

Se pondrán parches aquí y allá para que la ruleta siga su curso hasta que pete de nuevo. Increíble las pocas críticas que se escuchan contra lo tremendamente injusto del sistema. Y lo peor es que todo el mundo sabe que es injusto, pero da todo igual.

Franwerst dijo...

Por cierto, para el que no lo viera el otro día en la Sexta, ahí va la entrevista a Leopoldo Abadía, que cuenta su particular visión de la "Crisis Ninja"

videodromo dijo...

Yo voté que es un ciclo más. No creo qeu de esta nos vayamos a la edad de piedra, pero creo que es un passito más en la demostración de que tanto el capitalismo a ultranza es imposible, que debemos buscar otro sistema, pero ¿estamos preparados para el cambio a otro sistema?, ¿queremos?, ¿lo necesitamos? y podría con mil y una pregunta más que me surgen

marmolillo dijo...

El problema de la crisis del 29 no fue la caída en bolsa sino la catástrofe posterior: la Gran Depresión.
Como crisis bursátil no fue peor que otras, como por ejemplo la del 73 (1873, que parece como si Wall Street lo fundaron en 1929).