Pestañas

jueves, diciembre 18, 2008

El fin de la clase obrera.

A mi modesto entender, uno de los fenómenos sociales más curiosos de la últimas dos décadas ha sido la pérdida por parte de los trabajadores del concepto de "clase obrera". Entiéndase que la denominada clase obrera no representa, únicamente, a cuatro ensuciados y jodidos obreros de una mina de Asturias. El concepto surgió a partir de la aparición de los asalariados, encargados de la producción, en contraposición con los capitalistas, encargados consecuentemente del capital. En realidad, el término más apropiado -y es aquí donde viene la reflexión- sería clase asalariada.

Todo esto viene a cuento de que la calidad de vida, la estabilidad y la remuneración salarial del asalariado haya decrecido de forma alarmante en España en los últimos años. Véase la pérdida de poder adquisitivo de los últimos 30 años y lo que dice este excelente artículo en El País (Mileuristas para siempre):
"...otra regañina de la OCDE se debe a lo que ha hecho el mercado de trabajo en España en la época de bonanza: entre 1995 y 2005, el poder adquisitivo del salario medio bajó un 4%, el único descenso en todos los países de la organización. Y es que dos de cada diez empleados ganan 1.000 euros brutos al mes, según CC OO."
Todo eso sin contar lo que se ha hecho con el euro, cuya conversión real, como todos sabemos, es de 1€=100 pesetas. Recordemos también que el 20% de los españoles está por debajo del umbral de la pobreza ¡Uno de cada cinco!

La pérdida de conciencia de clase entre los trabajadores asalariados españoles tiene mucho que ver con todas estas pérdidas en la calidad de vida. Por ejemplo, las protestas por las mejoras en el puesto de trabajo son cada vez menores y la desunión campa a sus anchas. Situaciones como las de los becarios en las empresas, que trabajan a horarios completos cobrando nada o muy poco sin que a los propios becarios parezca importarle, serían impensables hace 20 ó 30 años. Lo grave del asunto no es tanto que se den estas situaciones, sino que los propios perjudicados las justifiquen con argumentos tales como "así obtengo experiencia". Seguro, pero mientras coges experiencia estás produciendo para la empresa (normalmente las labores de los becarios no son de aprendizaje) y, por tanto, deberías tener una remuneración.

Lo anterior puede aplicarse a cualquier asalariado de una empresa actual, sin más que sustituir la experiencia por la promoción. Todas las empresas actuales prometen a sus empleados que podrán promocionar y, muchas veces, se reduce el sueldo debido a las opciones de promoción la cuales, en la mayoría de los casos no se cumplen (no puede ascender todo el mundo en un sistema piramidal!). De esta forma, el empresario, haciendo creer al asalariado que es un miembro más de la empresa y que en el futuro le espera un puesto de responsabilidad y mando, consigue crear la división y la eliminación del concepto de clase obrera. Es decir, se acabó cualquier posibilidad de una protesta conjunta por las situaciones laborales porque nadie considera que tenga la misma situación laboral que el de al lado. Los obreros, así, desaparecen y con ellos toda clase de protesta o reivindicación social.

Pero es que el análisis no acaba ahí, no termina en el aspecto laboral, porque puede ampliarse al marco político. Si una persona asalariada no se considera obrera es de esperar que no vote a la izquierda, ya que considera que no defiende sus intereses particulares. En España esto se refuerza con el hecho de que muchas personas, por tener una hipoteca a 40 años, se consideran propietarios (cuando en realidad el piso es del banco). Y este es el salto final: no solamente no son obreros sino que en realidad se consideran capitalistas. Los PAUs de las afueras de Madrid están plagados de gente de este tipo: "jóvenes" de 40 años, con un empleo asalariado y un pequeño grado de responsabilidad que se han comprado un piso hipotecándose de por vida. Esto es lo que algunos consideran clase media, y que debería llamarse clase estafada. Estas personas, con sus ilusiones capitalistas y burguesas, son carne de cañón para la derecha española. ¿Cómo van a ser ellos lo mismo que un obrero de esos? Barrios que han sido tradicionalmente obreros en Madrid, ahora votan masivamente a la derecha. Ah! Pero claro, en realidad la derecha no es derecha, es "centro reformista". En definitiva, el lenguaje como arma política y capitalista de manipulación social (uf, que chomskista me ha quedado eso).

Todo este proceso se ha afianzado de forma brutal en los últimos 20 años, desde la caída del Muro de Berlín y la desaparición de la Unión Soviética. Una forma de comprobarlo en números puede ser, por ejemplo, a través del número de afiliaciones a sindicatos. En Estados Unidos, la afiliación es menos del 10% y desciende año a año, mientras que en Europa también desciende en el periodo desde 1995 a 2002 (Afiliación sindical en Europa: PDF). Curiosamente en España, donde en 2001 la afiliación sindical era del 18% (PDF), ahora mismo está creciendo. En 2006 la afiliación total era del 19,5% (cuadro en la página 107 del anterior PDF). Sin embargo, hay grandes diferencias: en el sector público es del 33,1% y en el privado del 15,3% (PDF, pag 105). Y un punto muy importante que se dice en el último texto:
"Por ejemplo, la tasa de afiliación a sindicatos es de tan sólo un 10,9% entre los asalariados temporales (en contraste con el 23% de los asalariados fijos), el 10,6% entre los asalariados a jornada parcial (el 21% en asalariados a jornada completa) o el 7% entre los asalariados que trabajan en empresas de menos de 11 trabajadores (el 30,5% en las empresas de más de 250 personas)."
En resumen, cuando mas temporalidad y menos gente, menos sindicación. O sea, que en España, donde la temporalidad afecta sobre todo a los jóvenes, cuanta más juventud, menos sindicación. Si existiese una conciencia reivindicativa debería ser al revés: a más injusticias, más protestas. Pero no, el sindicalismo empieza a ser importante cuando el trabajador tiene una plaza fija y segura. Paradigmático en este sentido es el caso del funcionariado, figura protegida hasta la muerte por los sindicatos, con toda la lógica del mundo, porque son los funcionarios los que más se unen a sindicatos. Irónico, los que tienen una posición más estable y un mejor sueldo son el colectivo más reivindicativo.

Aunque tal vez haya que olvidarse del concepto de lucha de clases. Quién sabe, si como dice Lluis Bassets, estamos ante un nuevo panorama internacional, que deja obsoletas las concepciones tradicionales:
"Estamos ante una nueva lucha de clases, pero no es como la que describieron Marx y Engels entre proletarios y burgueses. Ahora es entre las clases medias de los países en fuerte desarrollo y las clases medias de los países ya desarrollados por el reparto del pastel global."
En cualquier caso, tenga sentido o no la lucha de clases, en España solo se han conseguido avances a golpazos, a base de protestas y de movilizaciones. No se puede esperar nada o casi nada de empresarios o políticos si no hay detrás presión ciudadana. Pero es más, estamos ante una situación defensiva, en donde ya no se piden mejoras, lo que al menos se exige es que nos dejen como estábamos. Resulta que cuanto menos se protesta, más se pierde, porque esto es el capitalismo, señores y hay gente que quiere el beneficio a toda costa. Y todas estas pérdidas son, finalmente, culpa de los engañados asalariados y de su pérdida de concepto de clase. Como ha dicho recientemente el histórico Marcelino Camacho, "Hay clases y lucha de clases. Los patronos tienen intereses distintos al nuestro y en el sistema capitalista se explota a los trabajadores".

En resumen, que no somos empresarios, que no somos "parte de la empresa". Señores, que somos asalariados. Por mucho que nos prometan ascender, eso no nos hace parte de una empresa, porque ¡somos asalariados y no accionistas capitalistas! Por eso, les invito a que repitan conmigo en voz alta: "Soy asalariado". Otra vez, por favor, "Soy asalariado"... ya saben, todas las mañanas a las 7:00, delante del espejo, mientras se afeitan o se secan el pelo, antes de salir pitando a meterse en el atasco para llegar a su asalariado trabajo, digan en voz alta "soy asalariado". A ver si recuperamos el concepto de clase y dejan de darnos por el culo, ¿vale?

25 comentarios :

Manuel dijo...

¡Ufff! Por menos de este análisis se hacen tesis en algunas Facultades (que no quiero señalar...)

Enhorabuena por este peazo artículo, aunque me has jodido mis ilusiones pequeñoburguesas... :-/

Luego nos extraña lo que ocurre en Grecia...

eulez dijo...

Jajaja, me imagino la lectura de una tesis doctoral con el último párrafo:

-"Estimado tribunal, repitan conmigo: "Somos asalariados"
-"Sooomos asalariaados!
-Repitan ahora: "Sobresaliente Cum Laudeeee"...
-"Depende de la calidad de la comidaaaa a la que nos inviteeees"

Quico dijo...

plas plas plas plas plas

con razón lo han meneado, hoy te has salido

eulez dijo...

Naaa, pero no va a llegar a portada.

Copépodo dijo...

Lo has clavado, me ha encantado el artículo (y a la vez me ha dejado incluso peor de lo que estaba, jajaja). PEro vamos, toda la razón, que yo he hablado con gente que cuando le decías que te ibas 20 días de vacaciones saltaba con que "menudo trabajador" y que "así irá muy bien tu empresa" y coñas por el estilo.

Yo creo que de hecho hay mucho tomate en este tema y los tentáculos nos llevarían a muchas otras causas, pero claro, si los asalariados fallan a la hora de defender sus intereses, no hay nada que hacer.

Lo de los sindicatos es sangrante. No me extrañe que no se afilie nadie, la verdad, cuando uno ve las mafias que hay dentro.

eulez dijo...

Menudo rollo que he soltao, es que empiezo y no acabo. Lo malo de escribir estos pestiños es que no dejo mucho margen a los comentarios.

Supongo que con los sindicatos pues habrá de todo (mi experiencia en mi trabajo es buena), pero es cierto que han aglutinado demasiado poder dentro de ciertas empresas. Aunque no creo que eso sea el motivo por el cual la gente no se sindica. Es que la peña pasa de todo y lo que quieren es cobrar sus 700€ para pagarse el tabaco y la gasolina del coche (y "adquirir experiencia", para "promocionar" en un futuro, claro.)

Anónimo dijo...

Muy interesante el artículo. Hay otro fenómeno interesante, el de los barrios proletarios que votaron a Le Pen en Francia, como si ahora el enemigo del pobre fuera el más pobre y así al infinito... (como se dice en la canción:
http://www.youtube.com/watch?v=0q4tXQdarr0 )

También muy interesante la reflexión + seguridad laboral, + sindicación.

Un saludo

Luis

juliacgs dijo...

Sí, a mí me revienta esa gente que declara orgullosísima que están haciendo prácticas "por hacer currículum" y que les parece bien no cobrar... Y es que esos pobres desgraciaos (y/o hijos de papá...) no se dan cuenta de que están tirando piedras sobre su propio tejado, porque cuando luego pretendan conseguir un trabajo en el que les paguen, el empresario de turno les dirá: "¡No, hombre no! ¡Si todavía te queda mucho currículum por hacer!".

Conozco a mucha gente en mi sector (por suerte, yo no tengo que decirme ante el espejo "¡soy asalariada!" porque yo soy empresaria unipersonal: es decir, si mi empresa la caga, soy yo la única que me voy al traste.) que está totalmente a favor de explotar incautos becarietes con ánimo de lucro (para lucrarse ellos, se entiende)... Éstos imbéciles tampoco se dan cuenta de que lo que hacen dejando en manos de becarios actividades que deberían llevarlas a cabo profesionales con más experiencia es minusvalorar sus propias profesiones, cosa que luego afectará a la opinión que de ellos tenga el público en general sobre su profesión... Y eso tampoco es moco de pavo, oiga, porque si determinadas profesiones se convierten en juegos de patio de colegio, ante situaciones de crisis (crisis... ¿de qué me suena eso?), se nos va al garete el chiringuito cagando leches...

En fin, como bien decíais por ahí arriba, esto da pa kilos de tesis doctoral...

Dabidovich! dijo...

La de peleas que me cuesta defender esto a diario en el trabajo...

Añadiría lo complicado que es en este sistema absurdo, alcanzar un nivel de responsabilidad estable y un sueldo acorde con él. ¿Por qué al que no quiere ascender se le asigna un estatus de muerte laboral? ¿Tiene todo el mundo que tener una ambición sin límites? Oiga, si yo estoy bien así y hago bien mi trabajo no me rompa más las bolas...

También habría que hablar de la gente que sólo vive para trabajar, y que hunde las condiciones de los demás por unas migajas. A esos lo mandaría a una clínica de desintoxicación laboral. Y de los putos horarios de este país (eficiencia? conciliación?) Y voy a dejarlo aquí porque podrían correr ríos de sangre, jajajaja

Por favor, un ministerio para denunciar YA estos abusos!! por nuestra salud mental!!

Tengo la esperanza de que con el cambio generacional terminen el presentismo y la falta de sentido común, para pasar a un entorno más razonable para los trabajadores e incluso productivo para las empresas.

Anónimo dijo...

Vale, vale, comento!
Pues tienes mucha razón... El panorama es desolador. Lo de los salarios en España es vergonzoso, literalmente... Y lo de las prácticas, ya no es que no te paguen, o te paguen una propina humillante, sino que tienes que pagar!! Y la reforma de la educación superior pública nos lleva ahí de cabeza!! Antiguos doctorados reconvertidos en posgrados de pago con perfil profesionalizante... requisito indispensable en muchos casos para acceder al mercado laboral... Anuncios de "Préstamos universidad" con un cesped de fondo que apunta ya a campo de golf... Bandejas de mano de obra gratuita y a la carta.
¿Quién va a llamarse "asalariado" antes de salir de casa??
Solidaridad que sigue distante...

eulez dijo...

Luis, pues sí, parece que todo el objetivo de muchas capas proletarias es ser rico y creso. Los demás no son sino enemigos que impiden ese objetivo. A mi me llama mucho la atención de la comunidad afroamericana en los EEUU, discriminada y olvidada hasta decir basta (ahora menos) y, para la cual sus ídolo son raperos cubiertos de oro, con mansiones de lujo, coches deportivos y mujeres despampanantes. Y a los demás que les den, no?

Juliacgs y Dabidovich la pregunta es si las empresas siguen estas políticas para ahorrarse dinero o porque de verdad se lo creen. Pero lo peor es que los asalariados de las empresas se lo crean, eso es lavado de cerebro.

solidaridadendistancia, no estoy de acuerdo. Vamos, no estoy nada de acuerdo con todo el movimiento en contra de Bolonia. Yo estoy dentro de la universidad y se lo que hay y las reformas llevan a un modelo más racional de las carreras. Lo que no tiene sentido es pasarse 5 (o más) años estudiando una licenciatura de un nivel exagerado que luego no va a servir para nada en la vida real. ¿Mercantilismo? Si se llama así a adaptar algo la universidad a la sociedad, pues vale, pues mercatilismo. Los grados van a ser de 4 años, pero en mi opinión había incluso que cortarlos antes (3 años). Sobre los masters, pues me parece bien que se hagan unos estudios especializados sobre determinados temas que puedan ser de interés. Lo malo, es cierto, es que van a ser más caros y que hay un poco de lío con el doctorado. En cuanto a las privatizaciones, Bolonia no habla de eso. Eso hay que hablarlo con Espe, más bien. Además, creo que (casi) cualquier cambio que se pueda hacer en la Universidad española, la peor de los países desarrollados, es positivo. No creo que el modelo actual sea algo que haya que defender ni mucho menos. Es este modelo educativo el que no ha sido capaz de luchar contra la "pérdida de clase". Vamos, los cambios deberían ser mucho más radicales, y creo que la dirección adecuada es la de Bolonia.

Mojarrison dijo...

Anuncio a la clase currela con cuenta en Féisbuc, se puede apuntar al grupo "Víctimas del 24/7" en:
http://www.facebook.com/home.php?ref=home#/group.php?gid=25297333548
Un pedalero saludo, y a seguir comentando.

Anónimo dijo...

Lo de Bolonia es un tema bastante complejo y sobre el que ya se ha discutido mucho, asi que no me voy a extender. Simplemente, me gustaria aclarar que yo no estoy a favor de un inmovilismo en la institucion y me parece estupendo que se revisen sus funciones y se lleven a cabo las correspondienes reformas. Pero tal y como se esta haciendo esta, al menos en determinadas facultades, y amparandose en el marco europeo, dista mucho -muchisimo- de llevar a una racionalizacion de las carreras. El grado -disegnado con posterioridad al disegno e implantacion de posgrados, al menos en los casos que conozco- se esta vaciando explicitamente de contenidos, con el objetivo, mas o menos explicito, de hacer "imprescidible" el curso de los posgrados para disponer de un titulo con algun valor en el mercado. Y su precio no me parece que sea un asunto menor en modo alguno.
Por otro lado, si lo que queremos es formar a profesionales que sepan responder eficazmente a las demandas concretas de la sociedad -o de las empresas-, quiza habria que pensar en trabajarse un poco mas la antigua fp o los modulos de educacion media y superior, y no convertir a la universidad en una version "no obrera" de estos. Por supuesto que todo esto depende mucho de cada area de conocimiento, pero reducir toda la educacion a una formacion tecnica me parece bastante empobrecedor.

eulez dijo...

Por favor ¡dejad un nombre!

Bueno, tal vez debería hacer un post sobre Bolonia para que discutamos esto ahí, porque esto esta deriando hacia ese tema y no es el tema del post. Solo comentar lo de "reducir toda la educación a una formación técnica". Joer, si es que la reforma no es tan grande, narices, ojalá lo fuese. Básicamente el primer año de un máster es el quinto de la carrera actual y el segundo son los cursos de doctorado ampliados. Vamos, que en realidad se podría criticar todo lo contrario de lo que se critica ¡es demasiado académico!

En cuanto a lo de hacer postgrado para disponer de un título con valor.. pero.. ¡como si los actuales fuesen una alternativa! ¿qué hace un licenciado en Historia, en Derecho, en Biología? ¡Adaptarse! ¡Van a hacer lo mismo con 4 años que con 5!

nsdi dijo...

Soy asalariado, soy asalariado...
Y se oye un coro de fondo: "y siempre lo será"

Jacinto dijo...

No estoy de acuerdo contigo en el tema de Bolonia. Dices que la Universidad se debe adaptar a la Sociedad. Bien. Cuando pasen unos años, cuando la Sociedad se transforme y aparezcan nuesvas necesidades y desaparezcan otras, ¿nos tendremos que adaptar otra vez a ella los que ya nos habíamos adaptado antes?. ¿Se pretende que la gente no pare de luchar por los puestos de trabajo?.
Yo creo que las carreras deberían de ser generalistas (pero con contenidos únicos para todas las universidades) y los másteres especializados.

eulez dijo...

Jacinto,

¡Claro! ¿Cada cuanto ocurren esos cambios? ¿Cada 30 años? Pues a cambiar! Uno de los problemas de las universidades españolas es su inmobilismo: que todo se quede como está, que no entre gente nueva, que no me toquen mi despacho, mi asiento, mi asignatura. Lo de la gente es importante, en las Universidades hay auténticos dinosaurios. La sociedad no es como hace 50 años, donde los más mayores eran los más sabios, autoridades que todo lo dictan y todo lo conocen sobre su materia. Ahora la información esta disponible para (casi) todo el mundo. Lo importante es enseñar a ser crítico, a discernir, a eliminar lo falso o lo no demostrable.

¿Hace eso Bolonia? Bueeeenooo... pues con una mayor atención al alumno, incluyendo en sus créditos sus horas de estudio, permitiendo que estudie en otros países europeos... supongo que sí.

Dices que "las carreras deberían de ser generalistas (pero con contenidos únicos para todas las universidades) y los másteres especializados" ¿No hace eso (en teoría) la reforma? En mi opinión, lo hace, pero poco. Ya digo que yo creo que hubiese sido mejor reducir los grados a 3 años.

En cualquier caso, me parece que el primer post del año que viene va a ser uno sobre Bolonia y ahí nos desahogamos todos tan ricamente.

agu2v dijo...

Muy interesante reflexión. No sé muy bien hacia donde van las cosas, pero lo único cierto es q el sistema q conocíamos hasta ahora está cambiando a pasos agigantados. Ya no existen clases como antes, entre otras cosas pq ahora el obrero no era ese trabajador no cualificado de antes, sino q es por norma general un licenciado con todo lo q eso conlleva. De hecho, para mí parte del problema es ese, q hay demasiados licenciados y demasiada poca iniciativa: no se crean empresas, no se crea tanto trabajo como se debería, pues se meten de hostias por los pocos puestos de mierda q hay y uno tiene q acabar mandando a la mierda su dignidad.

En fin, hay tantas cosas q cambiar en este país..

PD: me he acojonao con ese 'Comenta o Muere'.. muy bueno y muy amenazante, ha cumplido su función :P

eulez dijo...

agu2v, no creo que hubieses dejado de comentar con el "comenta o muere" o sin él, que estás ya en el top10 histórico de comentaristas de este blog ;)

Lo que digo en el texto es que las clases siguen existiendo exactamente igual que antes, seas doctor, licenciado, fp, graduado escolar o obrero de la construcción. La clave está en la remuneración mensual y el contrato. Eso define la clase y es lo que la gente ha olvidado y por eso ha venido la pérdida de calidad de vida en este país.

¿Más empresarios? Sí, y más autónomos también. Pero que no sean intermediarios o que se dedica a amasar dinero a costa de lo que producen los demás. Este país está plagado de "empresarios" y "autónomos" que se dedican a revender lo que hacen los demás, aprovechándose de su trabajo, de la verdadera producción (lo de la agricultura y la pesca es un ejemplo clarísimo).

agu2v dijo...

Ya, a eso me refiero con la poca iniciativa. En este país hay muchas ideas, pero se sobrepone el pensamiento de 'q lo haga otro, q yo prefiero vivir a sueldo y sin más preocupaciones'. Y luego se meten con los q sí llevaron eso para adelante y ahora son empresarios (o autónomos, me da lo mismo).

PD: ahora, a por el top3! :P

BaYa dijo...

Pues yo, soy obrera! Clase popular, trabajadora. Por desgracia, que no es que no desee ser clase cuentamusarañas. Lo de capitalista ya me repele un poco más!
Y sí, enhorabuena por el artículo y también por todos los enfoques y "complementos" de las opiniones.
Aunque no esté ni en la franja de edad, ni en el nivel intelectual pienso ir pasandome. Es que la buena lectura se cotiza mucho en este mundo nuestro. ;-)
Lo único que he echado en falta en este exhaustivo análisis es la desilusión que puede llegar a producir afiliarse a un sindicato-puta. Esos en los que se están convirtiendo muchos de los sindicatos mayoritarios de hoy!
Gracias y ánimo! Te leeremos. ;-))

eulez dijo...

BaYa, ¿Franja de edad? ¿Cuál es la franja de edad aquí? Tengo curiosidad... Peor aún lo de nivel intelectual, uf! ¿Hay mucho nivel intelectual aquí? Pues nada más lejos de mi intención que ser elitista o algo similar, oiga. Gracias por los ánimos.

Es verdad lo que dices de lo de la desilusión de los sindicatos. No eres la primera persona que lo comenta. Parece ser que muchos sindicatos están totalmente vendidos.

El Checo dijo...

Hostias negras.

Bravo, bravo, y bravo. Muy grande el post, muy bueno el análisis, y mecagoenlaputa, es lo que llevo yo diciendo toda mi vida, desde que veo cómo nos la han metido en todos los sitios en los que he trabajado...
... pero nunca lo he escrito porque tengo la sensación de que todos lo sabemos, y a todos menos a mí se la suda.

Clarísimamente, la manipulación, por curioso que parezca (teniendo en cuenta que el lenguaje como tal es uno de los aspectos de la persona a los que menos atención se presta en España), empieza por las palabras. Haces a alguien "Producer" o "Sales Whattefucker", y ya se ven distintos al fontanero, el tío que trabaja en el almacén de su empresa, o la señora de la limpieza, cuando posiblemente la única diferencia que tengan respecto a esa gente sea en el uniforme y, en el caso del fontanero, en que los primeros ganan mucho menos que el segundo.

En fin, que me compro tu blog. Me voy a hacer flan, claramente.

eulez dijo...

Jajaja, ya sabía yo El Checo por lo que decías de este post que te iba a gustar este otro... Hombre, seguro que encuentras sitios por ahí dond digan coas similares.. porque sea evidente no significa que todo el mundo se haya dado cuenta. Si todos se hubieran dado cuenta a lo mejor no habría sucedido lo que ha sucedido, que la filosofía empresarial apesta y que ha logrado destrozar el concepto de clase, objetivo numero uno de la derechaza ultraliberal.

"Flan" de este blog espero que no te hagas;) Si lo sigues y comentas lo que te apetezca, mejor.

quemado dijo...

Reflexiones parecidas a esta he hecho toda mi vida. Lo que pasa es que siempre he tenido miedo de decirlas en voz alta salvo con los cuatro de siempre que opinan más o menos como yo (y más o menos como eulez).
¿Nadie se ha fijado en que los que dicen "las ideologías han muerto" eran antes todos de derechas?
Un asalariado-proletrio-tabajador o lo que sea hijo y nieto de trabajadores-asalariados-proletarios o lo que sean