martes, abril 29, 2008

Lo que a Mike Oldfield le hubiese gustado componer.

Hace poco, el músico británico, Mike Oldfield, ha publicado un nuevo álbum llamado "Music of The Spheres" (MOTS, para abreviar). Ya comenté algo acerca de Oldfield y de este nuevo disco "sinfónico" en este post. Mi opinión sobre el nuevo álbum se parece bastante a la que tiene The Watcher y que desarrolla aquí. En su post dice lo siguiente:

"que nadie se llame a engaño, esto no es la incursión de Oldfield en la música sinfónica, por mucho que así nos lo hayan vendido: Music of the Spheres es una banda sonora épica al estilo de las que pueden encontrarse en muchas películas de Hollywood"

Efectivamente, totalmente de acuerdo, aunque creo que hay miles de BSO mejores (agh! ¿dónde están mis mp3s de Michael Nyman?). También estoy de acuerdo en que el mejor Mike Oldfield ya no existe. Tenía alguna esperanza de que volviese, aunque fuese algo de él, una mínima parte, pero no. Se puede decir que MOTS es su mejor disco desde "The Songs of Distant Earth" (inspirado en una novela de A. C. Clarke, recientemente fallecido), que data de hace ¡14 años! Esto se puede ver en la lista de puntuaciones de sus discos en Rate Your Music: MOTS es el que tiene puntuación más alta desde "Songs.." (quitando las reediciones de Tubular Bells y conciertos).

Aún así, no es suficiente. Tal vez para otro lo sería, pero resulta insoportable escuchar por todas partes la melodía del principio de Tubular Bells, es lamentable escuchar constantemente cosas que están copiadas de otros discos suyos, resulta deprimente escuchar los discos de los finales de los 70 y principios de los 80 y pensar que la misma persona que compuso alguna de las mayores joyas de la música instrumental haya caído tan bajo. Resulta tan penoso, que me da la impresión de que lo mejor de MOTS es debido en exclusiva a la contribución de Karl Jenkins, que colaboraba en este disco.

En realidad, lo que a este prejubilado Mike Oldfield le hubiese gustado hacer ya estaba hecho. Se trata de "Symphonic Landscapes", un álbum de Gandalf (sí, como el mago), un autor de música "New Age". Este disco data de 1990 y tiene toda la gracia, originalidad, intensidad y guitarras que le faltan a MOTS (¿¡dónde dejó Oldfield las guitarras!?). Si queréis escucharlo, lo podéis conseguir bytheface, aquí (no es la tienda gratis, pero es más directo).

domingo, abril 27, 2008

Instalando Ubuntu 8.04 (Hardy Heron).

O lo que es lo mismo, la "Garza Resistente". Es la versión 8.04 del sistema operativo y puedes descargarse desde la página oficial. Ya he comentado anteriormente sobre la instalación de otras versiones de Ubuntu: la versión 7.04 y la 7.10. Para ver una lista de las mejoras de esta versión podéis consultar este enlace, yo me voy a centrar en los (mínimos) problemillas de instalación.

El proceso es el mismo que en otras versiones. Lo suyo es tener una partición para el sistema operativo y otra para los archivos personales (el "/home"). Si se tiene montado así el disco duro el proceso de instalación de Ubuntu desde cero es rapidísimo. Lo mejor para evitar problemas es formatear la partición donde estaba la antigua versión y dejar igual el "home". De esta manera, mantendremos la configuración personalizada de todos nuestros programas. Se instala Ubuntu introduciendo el CD al arrancar el ordenador y se espera a que termine.

El primer y único problema que he encontrado en la instalación es el reconocimiento de la tarjeta gráfica de NVIDIA. El problema es del de siempre con el software libre: si se distribuye como tal, no puede utilizar código propietario (que sea de empresas). Esto es lo que pasa con los drivers de NVIDIA. En las anteriores versiones teníamos una aplicación llamada Automatix, que solucionaba estos problemillas. Desgraciadamente, ya no hay Automatix2 para Hardy, con lo que hay que buscarse las castañas. A mi me ha funcionado muy bien, para instalar la tarjeta gráfica, el programa Envy.

Para todo lo demás, Mastercaa.... estoooo, nooo. Para todo lo demás, lo único que hay que hacer es ponerse a descargar cosas directamente desde el gestor de paquetes de Ubuntu y desde el "Añadir/Eliminar Programas". El propio Ubuntu de lo baja, te lo instala y te hace un café mientras espera si quieres. Una gozada, y luego dicen que Linux es difícil.

A la hora de bajar los programas, Ubuntu se conecta a sitios donde sabe que hay software. Ahora mismo, los sitios desde donde bajar programas son los oficiales, pero hay un montón de gente que hace programas para Ubuntu no oficiales y que muchas veces es recomendable instalar. Uno de los problemas de haberse instalado demasiado pronto una versión nueva de Ubuntu es que esos lugares (como este) todavía no tienen el software adaptado para la nueva versión. Por ejemplo, yo utilizo un programa de control remoto llamado FreeNX, pero no he podido instalarlo a través de Ubuntu por lo que acabo de decir. Para instalarlo hay que bajarse el paquete "deb" de aquí, y luego hacer esto. Otra aplicación muy útil es el Acrobat Reader, para instalarlo pueden utilizarse estos comandos de aquí.

En resumen, que tan fácil y tan chulo como siempre. Yo recomiendo a todo el mundo Ubuntu una y mil veces y el que lo prueba se lo suele quedar. Y con más razón ahora, con los problemas que está teniendo Microsoft con Windows Vista y con lo que parece ser la muerte de Windows. Ah! Hasta Enjuto Mojamuto se lo ha instalado, ya no tiene que preocuparse más por el virus I Love You (ni por ningún otro), ni por el antivirus Panda (ni por ningún otro: no hay peor virus que un antivirus).

miércoles, abril 23, 2008

¿Quién es Rafa Corega?

¡Oh Dios! Resulta que Rafa Corega, el cantante apolítico de derechas, el del himno de España, es en realidad ¡oh Dios!, uno de estos dos ¡el del cordderoo! "¡me lo comoooo!"



Más videos de Faemino y Cansado aquí.

domingo, abril 20, 2008

Las generaciones en España (I)

Ay, esta España nuestra. Este país ha vivido muchos cambios en los últimos 30 años. Esto es algo bueno, meritorio: salir de una dictadura fascista, la última de Europa, para convertirse en un país europeo, con una economía que crece (aunque no para todos, ya sabéis) e incluso envidiados actualmente por ciertos sectores de la izquierda europea (por ejemplo, por los italianos). El problema es que en España vive la misma gente que vivía hace 30 años, 50 años, 80 años. Es decir, por muchos cambios que haga la "sociedad", la misma "gente" sigue estando ahí. Y todos nosotros tenemos que convivir en los trabajos -sobre todo en los trabajos- y en el día a día en general. Me gustaría hacer en este blog una pequeña clasificación de las distintas generaciones de españoles que actualmente conviven -más bien, malviven- en esta nuestra sociedad.

Empiezo de los más jóvenes a los más viejos, en este post solo voy a tratar a las dos primeras, dejo a los mayores para más adelante.

La generación M o generación Y, nacidos entre 1982 y 1998, entre los 10 y los 26 años. Es la primera generación europea española, absolutamente indistinguible de otros jóvenes europeos que han vivido siempre en democracia. El denominador M viene de Multimedia, entre otras cosas, es la primera generación que ha crecido con Internet. Por ejemplo, la mayor parte de los blogueros son de esta generación. Yo no pertenezco a esta generación, yo soy de los últimos de la siguiente. A veces noto mucho la diferencia generacional con gente a la que no saco más de 4 años. Tal vez su característica fundamental sea que, en comparación con las demás generaciones, parecen mucho más adaptados para algunas cosas y muchísimo más infantiles para otras. Esta por ver por donde salen, de momento la mayoría vive obsesionada con sus móviles (multimedia) y sus messengers (todo con m...). Está por ver por donde salen cuando sean un poco mayores.

La generación X, nacidos en los años 70. Yo la definiría entre los 27 y los 38 aproximadamente. Es decir los nacidos entre 1970 y 1981. Es la generación del grunge, de los años 90, de la caída del Muro, del derrumbe de los ideales, la generación sin rumbo sin objetivo ni cometido, de ahí su nombre de X, de incógnita. Los criados con Barrio Sésamo, la Bruja Avería, con los dibujos animados, la última generación que salía de casa de pequeños a jugar, los últimos que tenemos unos padres que eran eso y no unos abuelos. A diferencia de la generación M ya se sabe cual es el futuro de esta generación: ninguno. Y si lo tiene es muy inferior a las que fueron sus expectativas. Es una generación desperdiciada, al menos en España. Ha sido una de las generaciones mejor formadas de la historia del país, criada para ser el futuro prometedor de una España democrática y moderna. Con unos padres que no pudieron estudiar, que no tuvieron tantas oportunidades y libertad, estos consiguieron que sus hijos fuesen universitarios en una gran parte. Sin embargo, el futuro resultó hostil, de trabajos precarios y de mileurismo, de titulados desaprovechados.

La generación X ha tenido más facilidad para estudiar o formarse en lo que quisiera, pero luego no lo ha tenido tan fácil para poder independizarse. El principal problema de esta generación son las expectativas. Esta generación quería vivir como las anteriores generaciones, pero con más libertad, y se encontró con que entre tanto el mundo había cambiado. Esta es una generación conservadora, que pretende tener el nivel de vida de sus padres en una sociedad que no se lo permite. Y no se adapta, y tampoco protesta. Solo ahora, a través de concepto de mileurismo que también engloba a parte de la generación M, empieza a darse cuenta de lo que le ha tocado vivir. Especialmente difícil lo han tenido los del babyboom, los primeros de la generación, nacidos entre 1970 y 1975, que han tenido que competir entre sí por lo que había y, por supuesto, no ha habido la misma suerte para todos. Por poner un ejemplo de lo que más conozco, ahora mismo hay un atasco tremendo entre la gente nacida en torno a 1970 por conseguir un puesto de profesor titular en la universidad. La competitividad es tal alta que solo pueden acceder a estos puestos la élite, los Ramones y Cajal, gente con 40 publicaciones y con varios lustros de experiencia postdoctoral.

Esta claro que estas dos generaciones no se separan de forma brusca. Existe un continuo entre ambas y algunas personas comparten características de una y de otra, especialmente la gente que actualmente tienen entre 24 y los 30. La diferencia entre la generación M y la X se nota más en las personas de menos de 24 y de más de 30. En el rango intermedio hay una mayor uniformidad especialmente debido al mileurismo, que es un factor de definición generacional alternativo.

jueves, abril 17, 2008

Cuando cumples los 30...




Aunque en mi caso, los abdominales no me han abandonado nunca, porque nunca los he tenido. Soy un viejuno. Los de Muchachada Nui tienen momentos de auténtica genialidad...

miércoles, abril 16, 2008

Instalando acceso a Eduroam.

Ya hablé en otro post de Eduroam, una red internacional Wifi para universidades. A pesar de lo bien que suena, no resulta sencilla de instalar, al menos en comparación con otros servicios de este estilo en los que te aparece el usuario en el propio navegador, pones tu usuario y clave y listo. Comento ahora un poco sobre como instalar el acceso a la red en XP y en Ubuntu:
  • En Windows WP:
    • Si tienes una red para WIFI Intel hay instrucciones, como la de la UNED que dice hay que instalar IntelPro Set, etc. Esto es un rollo ya que hay que deshabilitar la gestión de Windows de las redes inalámbricas y eso suele dar problemas. Es mejor hacer lo que dicen en la universidad de Zaragoza. El problema lo he tenido cuando me dice que ponga WPA y TKIP. No me salía WPA en las opciones. Lo que he hecho es irme a la página de Intel: primero, hay que buscar cual es mi Wireless con la herramienta que dicen y luego instalar el driver que corresponda. Después de reiniciar ya estaba todo allí, el WPA y el TKIP y al final he podido acceder a la red sin problemas.
  • En Ubuntu:
    • Para Gutsy esta tirao. Para Feisty, la historia cambia bastante y básicamente es poco menos que imposible. Puede intentarse esto de aquí, pero es un poco complicado y a mi no me funciona. Vamos, que esto es razón suficiente para actualizar a Gutsy o para esperar a la nueva versión, Hardy Heron, que sale ya, el 24 de abril.

lunes, abril 14, 2008

¡Viva la República!

Hoy, 14 de abril, 77 es el aniversario de la proclamación de la II República Española (la República es Aries!). La Sexta emitió ayer un documental de historia-ficción acerca de que hubiese ocurrido si la República hubiese ganado la guerra civil ¿qué pensáis vosotros? ¿creeis que vivimos ya en una "República invisible"? A mi me gusta mucho esta imagen de los políticos de la derecha bajo la bandera republicana y el himno de Riego. Esa es mi idea de la República, en contraposición con la que tienen los actuales militantes republicanos, algo que ya critiqué el año pasado. También me ha gustado eso de que el Madrid ya no fuese "Real"...




Salud y República, hombre ya.





Actualización: Ya tenemos el documental de La Sexta en Youtube.

martes, abril 08, 2008

Espe me quita el sofocón.

Pues eso, que al César lo que es del César. La Comunidad de Madrid acaba de aprobar que las bicicletas puedan subirse al Metro entre semana (antes solo se podían los findes). Eso sí, el horario es limitado de 10 a 12:30 y a partir de las 21 hasta el cierre. Igual que he criticado la actuación de la Comunidad de Madrid en el tema de las ayudas al alquiler o de la gestión hospitalaria, hay que reconocer que esta cosita la han hecho bien. Claro, ni comparación en importancia con los otros dos temas, pero es que en este post me he propuesto ser más positivo.

Como en todo, hay críticas: que el Metro no esta adaptado a nada que no tenga dos patas y pueda andar, que el horario es muy limitado y no es todo el día... lo que se quiera, pero yo ahora puedo ir al curro tranquilamente en bicicleta (unos 18 km ida y vuelta). El trayecto de ida es casi todo cuesta-abajo. Luego, para volver a casa, me voy tranquilamente hasta Príncipe Pío y pillo allí el Metro para que me suba la cuesta. Y es que uno de los problemas de las bicis en Madrid son las cuestas. Mirad el mapa hipsométrico de la ciudad que pongo abajo, y atención al desnivel en torno al río Manzanares (color más clarito). Todo lo que sea cruzar el río, supone una subidilla (o bajada) considerable.



El problema ahora mismo con las cuestas no es tanto la dificultad de subirlas, sino la imposibilidad de esquivarlas. Muchas veces hay que elegir el recorrido menos peligroso y con una acera más grande y eso limita la elección del trayecto que cuesta menos esfuerzo recorrer. En definitiva, que ahora cuando voy en bici al curro, salgo tarde y el Metro me sube tan ricamente la cuesta y así evito el sofocón (la noticia en Menéame).

lunes, abril 07, 2008

De locos...

Lo del Atlético es de locura... jamás en mi vida había visto un circo semejante en un partido de fútbol: 2-0 y expulsión en 5 minutos, 2-2 en otros cinco... Al final, juego, set y partido (6-3). Lo mejor es verlo:


sábado, abril 05, 2008

¿Pero esto qué es?

¿Me tengo que preocupar porque una sección del Ejército de los USA haya intentado entrar en mi ordenador?

queesesto

Buenooo, espero que se trate de uno de esos robots que se dedican a rastrear Internet y su agujeros... espero.

miércoles, abril 02, 2008

Eutanasia.

Me voy a poner serio. Hay pocos temas realmente importantes sobre los que escribir, hablar o debatir. Sí, hay cosas importantes, pero muchas de estas cosas son circunstanciales: pueden pasarnos o no, dependen de lugar, de la sociedad. Pueden ser injustas, pero no le pasan a todo el mundo. La única cosa que nos va a pasar a todos es que nos vamos a morir. No hay mayor realidad en el ser humano y probablemente el hecho de morir sea definitorio. Somos la única especie con la conciencia de su existencia. Más bien, con la conciencia de que su existencia tiene un final -¿existe la existencia si esta no acaba?. Dado que el hecho de morir es trascendente para el ser humano, y dado que las sociedades occidentales tenemos un nivel de vida aceptable, el mejor que ha tenido nunca la especie ¿cómo tratamos el hecho de morir? Pues bien, lo tratamos mal. Tenemos los medios, la infraestructura y la tecnología para ser capaces de que las personas puedan tener una muerte digna. Actualmente, ¿tenemos una muerte digna? La respuesta es definitiva: no.

En la Comunidad de Madrid hemos tenido uno de los ejemplos más sangrantes que se recuerdan con el Caso Lamela. El efecto Lamela ha supuesto que a muchas personas que deberían haber fallecido con cuidados paliativos, sin dolor, no se les haya aplicado el tratamiento, por miedo de los médicos a las represalias de la Comunidad de Madrid. Pero es que la situación en el conjunto de España es terrible, como dicen en el anterior enlace:
[...] cada año mueren en España 100.000 enfermos de cáncer, de los que 60.000 necesitan cuidados paliativos. Otros 250.000 mueren por enfermedades crónicas y degenerativas, de los cuales, por lo menos un 30% necesitan también este tipo de cuidados, aunque si aplicáramos los criterios más amplios de la OMS, el porcentaje podría llegar al 60%. Eso significa que entre 150.000 y 200.000 enfermos necesitan en España la atención de un equipo de paliativos. Pero, ¿cuántos los reciben realmente? Apenas unos 60.000. Y estar entre los afortunados que pueden morir sin rabiar depende de algo tan aleatorio como que su comunidad autónoma haya hecho o no los deberes.
Ante esta situación, en donde las administraciones no cumplen ni siquiera la anquilosada legislación vigente, se dan todo tipo de situaciones. Un relato especialmente conmovedor es el de la muerte de Josefina, la madre del periodista e historiador Jorge Martínez Reverte. Hace nada hemos tenido el caso en Francia de Chantal Sébire, que sufría un tumor que le ocasionaba grandes dolores y le deformaba la cara. Al final, después de que se le negara una muerte digna legal, se la han encontrado muerta en su casa.

En estos dos casos es donde aparece una diferencia fundamental con respecto a lo que ha ocurrido en la Comunidad de Madrid. Los casos de Josefina y de Chantal son los de unas personas que, siendo conscientes de su situación y sus deseos, no quieren llegar hasta cierto punto de su enfermedad y quieren irse antes de que llegue lo peor. Esto es eutanasia. Lo de la CAM es peor, mucho peor, porque los cuidados paliativos no son eutanasia. Y no se están administrando. La gente ha estado muriendo en agonía.

Como siempre, la crueldad de la administración tiene sus grados. Lo de la CAM, el sector duro del PP y los medios afines (en donde se ha tachado a los médicos de asesinos) llega a unos niveles que son inexplicables salvo que introduzcamos el factor religioso de por medio. Como ejemplo del factor católico tenemos las hipócritas declaraciones del arzobispo de Pamplona diciendo que "Cristo murió sin cuidados paliativos". Otra posibilidad es la pretensión de desprestigiar todo lo posible la sanidad pública por parte de la derecha. Poco a poco, durante años, sin que se note, el PP va cambiando el sistema; por ejemplo, ya nos han colocado los hospitales con gestión privada. Si siguen en el poder es cuestión de tiempo que ocurra lo inevitable. Lo del PSOE también es de libro porque no quiere oir ni hablar de eutanasia, ni de nada que se le parezca. Sin embargo, la radicalidad del PP, hace que no sea lo mismo. No es lo mismo no querer progresar ni cumplir lo prometido (el debate sobre la eutanasia estaba en el programa electoral del PSOE) que comportarse como una jauría de inquisidores medievales neocons (vaya imagen!). En realidad, no se que será peor moralmente, al fin y al cabo el PP es lo que es, si los que les votan se creen que son otra cosa no es problema suyo; pero el PSOE se nutre de un voto que apoyaría la legislación de la eutanasia en los casos de enfermos terminales sin dudarlo un momento. En este sentido, Juan José Millás se pregunta acerca de las facultades mentales del Estado.

En resumen, la situación legal de la eutanasia en España y en Europa la explican muy bien en este artículo de Público. Básicamente, en España se considera homicidio ayudar a morir a alguien, aunque en el caso de la ayuda al suicidio se considera un atenuante que haya una enfermedad incurable de por medio. La eutanasia pasiva es legal, se puede dejar morir a un paciente al cual se le esté prolongando la vida de forma artificial. Para dejar claro este tema, la asociación DMD (Derecho a Morir Dignamente) proporciona un modelo de testamento vital que es válido en varias comunidades autónomas Esta asociación manda a sus socios de más de tres meses de antigüedad un libro con instrucciones para fabricar de un útil cóctel a partir de fármacos que se pueden conseguir fácilmente en las farmacias. Para ver la actuación de la asociación, es muy recomendable leer este artículo sobre la muerte de Madeleine Z: "Quiero dejar de no vivir".