viernes, noviembre 28, 2008

Instalando Ubuntu 8.10.

Pues ya tenemos disponible la versión 8.10 de Ubuntu, dominada esta vez Intrepid Ibex (Íbice intrépido). A lo tonto, ya llevo unas cuantas versiones comentadas de instalación de Ubuntu. Al principio todo era un poco más complicado de instalar, pero cada vez es más fácil. Es tan sencillo instalar Ubuntu que ya hasta te avisa de los drivers que hay que instalar para la tarjeta gráfica. Prácticamente la única dificultad es asignar el home y el raíz a las particiones correspondientes. Todo el software que se pueda necesitar se puede instalar automáticamente siguiendo lo que dice la gente por Internet, por ejemplo esto.

Lo que si me gustaría comentar es algo acerca de los problemas con la pasada versión de Ubuntu (que comenté aquí). Empezando porque esta versión venía con la beta de Firefox 3, que se petaba a cada rato. Pero lo peor fue el fallo de seguridad en la generación de las claves en OpenSSH en Debian (gracias izzo por la información) que puso en peligro a millones de máquinas en Internet (más detalles aquí). Para el que no lo sepa, Ubuntu es una distribución que está basada en Debian, así que el problema se trasladó y supuso constantes actualizaciones del kernel de Ubuntu (el núcleo del sistema operativo, vaya). Tantas han sido las actualizaciones que, en la pantalla de arranque, si tienes la opción de arrancar Windows la última, al final ni se ve porque todos los nuevos kernels se iban añadiendo como nuevos sistemas operativos en la pantalla de arranque. Vamos, una chapuza (que ha sido corregida en esta versión, al menos lo del arranque).

En general, mucha gente se está quejando de la falta de estabilidad de Ubuntu (especialmente de la versión 8.04) y se está pasando directamente a Debian. En cualquier caso, yo sigo siendo fiel porque creo que Ubuntu mantiene un punto intermedio entre las ventajas de un sistema Linux y ciertas (solo ciertas, codecs y cosas así) facilidades que puede dar un Windows. Va a ser verdad lo que dice alguno de los comentaristas de este blog, es que en realidad soy poco linuxero. Y va a ser cierto porque de fundamentalista tengo poco.

lunes, noviembre 24, 2008

Ciclismo urbano madrileño para dummies (II)

Quedó pendiente del otro post un ejemplo de como moverse en Madrid en bicicleta de forma dummie, o sea, para gente real que tenga en cuenta el peligro que supone mezclarse con la mala baba de los conductores de coches madrileños. Con tal motivo he hecho un Google Map con unas cuantas rutas para ir desde Carabanchel (plaza de Oporto) hasta Ciudad Universitaria. Las rutas tienen fotos explicativas comentando los trayectos. La clave está en mezclar aceras-bici, aceras, calzada y parques para que todo sea lo más cómodo y seguro posible.



Ver mapa más grande

A la hora de saber por donde ir en Madrid es muy importante el factor "cuesta arriba", por aquello no de reventarse al avanzar cien metros. Evitar las cuestas es complicado, especialmente porque en el río Manzanares hay un valle y alrededor son todo cuestas. Por cierto, que nadie me venga a decir que en Madrid no hay cuestas o que no son un inconveniente y menos los que asistan a la Bicicrítica, que yo he visto como los asistentes a nuestra querida aglomeración espontánea se quedan reventados a la más mínima elevación del terreno. Y eso los de la Bicicrítica, que tienen costumbre de ir en bici, imaginad los demás como lo pasarían. Dicho esto, el gran problema de movilidad en estas rutas es el relacionado con la calle General Ricardos, especialmente en dirección de vuelta a Carabanchel, al ser cuesta arriba con una calzada plagada de coches intentando saltarse los semáforos (leyenda urbana: "si en General Ricardos te saltas un semáforo entonces los pillas todos en verde"). En esta calle sería muy útil un carril bici que conectase Marqués de Vadillo con Oporto, algo que no está en los planes del Ayuntamiento para esta legislatura, aunque sí para 2016.

Por otro lado, también me gustaría comentar el resultado de la encuesta acerca de como los lectores/visitantes de este blog emplean su bicicleta (resultados a la izquierda). Curiosamente, un buen tanto por ciento afirma que la emplea como modo de transporte, así como para cicloturistear o para ir a las Bicicríticas. Así que supongo que la mayoría de la gente que ha votado en esta encuesta procede de los foros de Pedalibre o de la Bicicrítica, porque desde luego esto no es muy representativo, ni siquiera de la gente que conozco que lee este blog. Por suerte, nadie nos ha llamado "jipis de mielda". Esto es raro, a pesar de que lo he dejado a huevo ¿dónde están los trolls? (vaya mierda de blog es este, que ni un puto troll tiene).

Bueno, pues como muchos de los lectores/visitantes vais a las Bicicríticas, a muchos no os tendré que recordar que este Jueves 27 de Noviembre tenemos Bicicrítica madrileña. Os lo recuerdo a los demás, a ver si os animáis, que es muy divertido. Como siempre, a las 20:00 en Cibeles con vuestras bicis junto con otros 1000 ciclistas que utilizan o quieren utilizar su bici como medio de transporte por la ciudad.

Actualización: Se supone que esta Bicicrítica va a ser de inspiración zombi.

miércoles, noviembre 19, 2008

Sigur Rós en Madrid

La semana pasada asistí al concierto en Madrid del grupo islandés Sigur Rós (sobre los que ya escribí). Desgraciadamente el concierto se celebró en la Sala Riviera, un cuchitril con palmeras delante del escenario, sin asientos (por descontado) y donde cobran 10€ por un mini de cerveza (no quiero pensar lo que debe costar una copa). Una extensa crónica del concierto, con vídeos, puede verse aquí. En este otro enlace podéis leer lo que ha dicho la gente de Last.fm del concierto. La foto de la izquierda es del líder la banda, Jónsi (hecha por Juan The Fly Factory) el cual, como veis, se distingue por tocar la guitarra con un arco.

A mi personalmente, el concierto me agradó. No puedo decir que me gustase o me apasionase. Sobre todo porque la sala creo que no encaja ni lo más mínimo con el estilo de Sigur Rós. La gente fuma mucho (muchísimo, no paran, joder) y había una niebla espesa de narices. A alguno de los asistentes le dio por gritar en los momentos más intimistas, según dicen, pidiendo calimocho. El grupo creo que sin los arreglos de cuerda de Amiina pierde bastante, porque tienen que volverse rockeros de repente. Y eso supone que se olviden de melodías y lirismos y se pongan a aporrear sus guitarras como si se fuese a acabar el mundo. Que sí, que muy post-apocalíptico y muy guay, pero cualquiera que haya escuchado un poco de rock y que no esté influenciado por el gafapastismo de la generación MX (subcultura mayoritaria entre el público asistente) sabe que eso está ya un poco trillado. Por poner un ejemplo, mirad lo que hacían los Pink Floyd hace 40 años. Lo repito porque es sorprendente ¡40 años! Incluso entre los fans ha habido ciertas críticas al excesivo "efectismo" de la banda. Sí, en eso también recuerdan a Pink Floyd.

En realidad, a Jónsi (aquí haciéndole un cunnilingus a su guitarra) tampoco le gustan este tipo de locales. Incluso ha llegado a decir que no le gusta venir a España porque la gente fuma mucho y hablan mientras ellos están tocando. Vamos, totalmente de acuerdo. Este grupo debería tocar en teatros o en auditorios (a ellos les gusta tocar en iglesias), con arreglos orquestales a ser posible. Pero bueno, no estuvo mal de todas formas. No quiero dejar la impresión de que este grupo no sea algo especial, porque lo son. Un par de ejemplos del excelente último disco son las canciones Festival y Ara Batur. "Embebo" la primera, escuchadla entera, que merece la pena:


Otra buena noticia, hablando de post-rock, parece ser que Mogwai va a venir a Madrid... lo malo, lo malo... es que van a tocar también en el cuchitril de la Riviera. A mi me gustaría ir, pero es que no se si merece la pena...

Actualización 1: El concierto de Mogwai será en Joy Eslava.
Actualización 2: Gallardón ha cerrado La Riviera por no tener permiso para ser discoteca.

domingo, noviembre 16, 2008

Campañas contraproducentes (II)

No se si os habréis percatado de las imágenes de esta jovencita que se pueden ver en carteles publicitarios en el Metro de Madrid:

Pues no sé porqué narices es, pero esta imagen me recuerda muchísimo a los dibujos de Milo Manara. Parece que la chica de arriba sea antes de estrenarse y esta de abajo la misma después de haberse estrenado (muchas veces y pidiendo más madera):


Lo preocupante es que lo de "antes de estrenarse" es literal, porque la primera muchacha es una representación de alguien con grandes capacidades en ese sentido... incluso de tener hijos sin haberse estrenado. Tanta es la admiración por tal figura que mucha gente se queda sin dormir reverenciándola... ¿tal vez porque esperan que se convierta en la segunda imagen en cualquier momento? No sé, ¿quién sabe?, que hay gente muy friqui suelta por el mundo...

jueves, noviembre 13, 2008

Ciclismo urbano madrileño for dummies (I)

Sí, para dummies. Circular en bici con los coches por Madrid es peligroso, por mucho que se respeten las normas de circulación (que los propios coches no cumplen). Dado que ni yo ni muchos otros tenemos intención de ser héroes o suicidas en pro de la causa ciclista y/o ecologista, y como tampoco queremos renunciar al derecho de movernos en bicicleta por la ciudad, ahí van algunos comentarios sobre como moverse por Madrid en bici para dummies, esto es, para gente que estamos en las antípodas respecto a estos de aquí.

A la hora de moverse con la bicicleta por la ciudad, lo primero es saber por donde. Tenemos cuatro opciones: por la calzada, por un carril-bici (en la calzada), por una acera-bici o por la acera. Una de las grandes polémicas entre los usuarios de las bicicletas, entendidas estas como medio de transporte, es si segregarse del tráfico o no. Es decir, si hacer carriles-bici, aceras-bici o circular en la calzada. Mucha gente es radical (absolutamente radical y no pienso enlazarles) con este tema y considera que las bicicletas tienen que ir con los coches por la calzada. Cualquiera estaría de acuerdo con esto si no fuese por dos factores:
  1. Las bicicletas van despacio y los coches van deprisa. Ergo, hay conflicto. Y en ese conflicto pierden las bicicletas por una tonelada.
  2. El punto anterior no sería un problema si se "pacificase" el tráfico de coches, si se redujese el número de coches, si estos respetasen mínimamente a las bicicletas o si hubiese un número suficiente de estas últimas. En Madrid no ocurre ninguna de las cuatro cosas.
Sobre circular por la acera, la normativa municipal de Madrid afirma que las bicicletas no pueden circular por la acera ("Salvo en las zonas habilitadas al efecto, se prohibe la circulación de bicicletas por las aceras y de más zonas peatonales"). Recientemente, Zaragoza y Pamplona han legislado para permitir que se circule por las aceras. Málaga también pero las bicicletas no pueden ir a más de 10 km/h.

Sin embargo, la normativa madrileña no se cumple. Muchos ciclistas urbanos empleamos las aceras, debido a la violenta conducción de los coches. Circular por la calzada allá donde los coches tienen espacio para acelerar es muy peligroso. Los "enlatados" madrileños, en general, conducen muy mal, tremendamente mal, horriblemente mal (que tengo el carné, eh?). Imaginad entonces lo que es ir en bicicleta con los coches histéricos al lado o detrás, pitándote, pensando que la calzada es suya y que estorbas. Una locura, especialmente allí donde se embalan (o podrían hacerlo de no ser por una bici tocapelotas), donde tienen que cambiar de dirección, carril, etc.

¿Y los carriles bici?. En Madrid solo hay aceras-bici, como la de General Ricardos y no carriles-bici de verdad. Estas vías (aceras-bici) son insuficientes, están pensadas para el deporte y no como una alternativa de movilidad, muchas veces se encuentran en mal estado y además no están conectadas entre si. Incluso con todos sus inconvenientes, se pueden usar y son útiles, pero son pocas y cobardes, nunca mejor dicho. Y, como digo, no hay nada parecido a los carriles bici de verdad, tales como este (visto aquí):



O este (visto aquí):



En resumen, en Madrid:
  • Calzada: conflictivo
  • Carriles-bici: no existen.
  • Aceras-bici: pocas y cobardes.
  • Aceras: no permitido.
Y sin embargo, sí que se puede circular en bici por Madrid (con limitaciones, pero se puede) ¿Cómo? Pues siguiendo el decálogo de ciclismo urbano para dummies de eulez que tiene como postulado superior y fundamental lo siguiente:
  1. La seguridad propia al circular en bicicleta por la ciudad prevalece sobre cualquier otra consideración.
En base a esta premisa se solventan varias cuestiones:
  • ¿Casco sí o casco no? Casco sí, no cuesta nada, aunque siempre debe ser una opción personal.
  • ¿Acera sí o no? Aunque no sea lo estrictamente correcto, acera sí cuando sea cómodo, rápido, seguro, no se moleste (demasiado) al peatón y no haya alternativa si se quiere cumplir la premisa fundamental. En este sentido, se aplica la normativa de Málaga por personal decreto porque el postulado fundamental está por encima de la normativa del Ayuntamiento y punto.
  • ¿Calzada sí o no? Pues siempre que sea segura, y no exista una acera espaciosa o un parque, sí. Segura es toda aquella situación en la cual el coche que viene por detrás o bien no puede adelantarnos o lo puede hacer con un margen de separación claro y suficiente. No son seguras en ningún caso aquellas situaciones donde haya demasiados coches en varios carriles, las rotondas, los cruces, o allí donde los enlatados se creen que están en un circuito de fórmula 1. Lo menos seguro son las cuestas arriba de varios carriles con un carril bus-taxi. Eso es una pesadilla.
De todas formas, si queréis consejos de ciclismo urbano de verdad serios, y legales, tenemos estos y estos. En otro post desarrollaré un poco más lo dicho aquí y pondré ejemplos de recorridos por Madrid.

lunes, noviembre 10, 2008

Lo mejor de IKEA

Muchos habréis visitado los establecimientos de muebles de la exitosa compañía sueca Ikea. Todos sabréis que Ikea es de lo más útil para comprar muebles a un precio asequible, a costa de la calidad y de tener que montarlos uno mismo, claro está. Sin embargo, lo mejor de Ikea no son sus muebles baratos, no son sus utensilios de cocina a precio de chino, ni su rollo ecológico... lo mejor de Ikea es (una reverencia, por favor) esto:



¿Y esto qué es lo que es? Señores, esto es una albóndiga sueca. Estas albóndigas se denominan Köttbullar, las "albóndigas de mamá", como las llaman en Suecia, donde son tremendamente populares, según parece. En Ikea las venden en paquetes bien gordos que van directamente al congelador:



Y su máxima ventaja es, que a diferencia de los muebles, se pueden tener listas en un santiamén. A pesar de estar congeladas, cinco minutos en el microondas a máxima potencia y están de muerte. Toda una maravilla para una generación que no sabe ni quiere cocinar. Pero, ya que estamos, lo suyo es cocinarlas un poco. Las freímos un poco (aceite de oliva, por descontado) y luego hacemos un sofrito con tomate triturado. Todo junto lo ponemos en una olla a cocer y nos queda un plato estupendo (remover de vez en cuando por si se quema, peazo vagos):


¡Ñam! Que ico, lesche.

miércoles, noviembre 05, 2008

Ave Obama.

Pocas veces en política, muy pocas veces, algo joven, nuevo e ilusionante, funciona tan radicalmente. Hoy debemos felicitar a los norteamericanos al igual que en tantas y tantas ocasiones les hemos criticado e insultado. Un país que hace 40 años no dejaba subir a los negros a los autobuses, que desprende un racismo exacerbado aún hoy, que está repleto de radicales religiosos y de analfabetos fascistas, que se encuentra técnicamente en guerra contra el "terror" (que para muchos es guerra contra los musulmanes y todo lo que tenga que ver con ellos), ha conseguido un cambio radical: ese país, ha elegido como Presidente "del mundo libre" a un tal Barack Hussein Obama Jr. Lo emocionante de la elección es esto, que han elegido a alguien imposible, alguien nuevo, sin experiencia de veinte años en la política de alto nivel, que no ha sido vicepresidente. Y encima negro. Bueno, mulato más bien. O "blanco con dos horas de sol", como dice Chomsky.

Todo el mundo está dejando claro que no hay que tirar cohetes. El mensaje de Obama no es "izquierdista" ni nada de eso, por mucho que haya sido activista en los suburbios de Chicago. Hay que recordar que Obama no es para tanto. Su mensaje es integrador, busca limar las diferencias entre norteamericanos. Y ya está. Desde luego, Obama es una persona inteligente, con muchas y buenas ideas. Y sobre todo, no es Bush, ni Palin. Eso es lo más importante, que se acabe el ciclo neoconservador de una vez, que dura desde Nixon, que se destierre de la faz de la Tierra a gentuza neocon como Cheney y Rumsfeld.

Es necesario un nuevo ciclo, una nueva filosofía en el gobierno del Imperio. Un nuevo Imperator que prime la colaboración con otros países a la imposición por la fuerza. Alguien que represente lo mejor de los EEUU, que es mucho y bueno. En definitiva, alguien que sea capaz de inspirar carteles tan magníficos como este (visto aquí):



¿Imagináis a Bush, a Nixon, a Reagan en un cartel tan chic, tan optimista, tan simpático? Va a ser que no. Por cierto, todo lo que ha pasado ya lo contó la excelente serie El Ala Oeste de la Casa Blanca, no mediante un candidato afroamericano, sino a través de un hispano llamado Matt Santos (los que queráis ver la serie, no miréis los enlaces). Sobre la campaña y las elecciones, lo cuenta muy bien (como siempre) el copépodo en directo desde los EEUU.

Felicidades a todos los norteamericanos, lo habéis conseguido. Ave Obama, las provincias te saludan. Disfrutad del día, que lo merece.

lunes, noviembre 03, 2008

Comparación odiosa.

Puse una encuesta en blog sobre la comparativa de la crisis actual y la de 1929. El resultado fue este:

Más o menos la encuesta está empatada entre los agoreros y los optimistas. Dos vertientes que se dan en cualquier discusión, especialmente en temas económicos.

Desde que puse el post "ochenta años después" (22 de septiembre), la cosita ha empeorado bastante: pánico en Wall Street, la peor semana de la historia para el IBEX, horrible segunda semana de octubre, etc. Las consecuencias políticas y de opinión son notables: se exige un nuevo orden financiero mundial, Saramago habla de crimen financiero contra la humanidad. Sin embargo, la verdadera crisis no es lo que está pasando ahora, sino lo que probablemente ocurra a partir de 2009. Aunque como en España somos unos adelantados en los conflictos internacionales, nuestros últimos datos ya hablan de recesión.

Vamos, que ya habréis leido todo tipo de historias sobre el tema, los medios prácticamente no hablan de otra cosa. Un par de artículos muy buenos y explicativos sobre la situación y sus futuras consecuencias son este y este. En el último enlace se dice lo siguiente:
"¿Es inevitable que el desplome de la Bolsa degenere en una depresión económica? No necesariamente. Burbujas que al explotar generan quiebras y pánico hemos tenido bastantes a lo largo de los dos últimos siglos. Pero, para lo que aquí nos interesa, lo importante es que no todas han tenido iguales efectos devastadores."
Las comparaciones con la crisis bursatil del 29 están en la boca de todo el mundo y puede que sean correctas pero eso no significa que vaya a haber consecuencias tan devastadoras. Un ejemplo de comparativa entre lo que está ocurriendo y 2009 es esta gráfica (visto en Kirai, a su vez visto aquí):



La similitud es descorazonadora. Pero esto no significa que las consecuencias sean las mismas. En 1987 hubo otra crisis bursatil, de la que nadie se acuerda (yo no tenía ni idea de que existía). En la siguiente gráfica se compara de nuevo con 1929 con gran parecido:



En resumen, que todo esto no tiene porque ser el fin del capitalismo. Aún así, la situación es novedosa por otros factores que todavía no han aparecido. En concreto, por la crisis energética. Este es un momento excelente para cambiar el sistema, para hacer un modelo económico más justo que utilice los recursos del planeta de manera eficiente. Aunque dado el nivel de los políticos actuales (aquí no hay ningún Roosevelt) y la dejadez de la gente en general, dudo que haya algún cambio para bien. Pero bueno, ya veremos que sale de todo esto. El año que viene promete.