Pestañas

martes, enero 27, 2009

Circular en la Bicicrítica.

Para los despistados de este blog, la Bicicrítica es una aglomeración espontánea de ciclistas en Madrid que se da todos los últimos jueves de cada mes a las 20:00 en Cibeles (jueves 29 toca!). La reunión junta a unas 700 bicicletas en invierno y a unas 1200 en verano. Vamos, que para ser Madrid, tiene un éxito bastante razonable.

Hace unos meses un tal Álvaro Venegas publicó un artículo en El Mundo hablando de la forma de circular de la aglomeración:
Hoy, camino de mi casa, me he encontrado con ellos en la plaza de Alonso Martínez y he decidido incorporarme. Para sorpresa mía, veo que no se respetan los semáforos, dando igual que haya peatones esperando para cruzar. Una vez comprobado que la marcha está muy lejos de lo que se me dijo, decido retirarme e irme a casa.
Este artículo suscitó cierta polémica en las listas y foros de ciclismo urbano de Madrid, ya que no es el primero que opina de esta forma: en la legislación se considera que las bicicletas (dentro de la ciudad) son un vehículo más y por tanto tiene que seguir las mismas normas que los coches. Este mismo argumento hace que mucha gente esté frontalmente en contra de los carriles bici, ya que muchos Ayuntamientos que están construyendo carriles bici obligan a las bicicletas a circular por ellos, prohibiendo entrar en la calzada. En muchas ocasiones los conductores de coches protestan mucho por la forma de circular de las bicicletas por su tendencia a saltarse la normas de circulación (especialmente en Barcelona, donde la masa de usuarios se ha disparado).

En cuanto a la forma de circular en la Bicicrítica, esta tiene el problema que supone separar el pelotón: los conductores de coches tienen la sana costumbre de intentar meterse en medio a la más mínima oportunidad, generando situaciones peligrosas. Ese hueco necesario para que el coche vea su oportunidad se genera sobre todo en los semáforos. Si unas bicicletas paran y otras no cuando el semáforo se pone en rojo, se separa el pelotón y el coche se mete ahí. Otra medida polémica para evitar esto es que ciclistas tapen las calles adyacentes mientras pasa el pelotón, bloqueando el paso de los coches que puedan querer meterse en el hueco, algo que tampoco suele estar bien visto.

Las normas de circulación dadas desde la página de la Bicicrítica dicen lo siguiente:
"Los semáforos son para la cabecera, el resto debe intentar no segregarse y pasar uniformemente en los cruces. Taponar calles adyacentes facilita esto. Todos debemos ayudar en los tapones y vigilar que el grupo se mantiene unido. En la medida de lo posible se deja pasar a los peatones".

Desgraciadamente, no esta claro si un pelotón de 1000 bicicletas debe seguir estas normas. El número de ciclistas probablemente sea suficiente como para no tener que hacer esto, aunque es cierto que si se quiere tener completa seguridad en el recorrido no hay que separar el pelotón.

Por otro lado, no existen normas en la Bicicrítica, porque es una aglomeración espontánea, no una manifestación o una concentración. Esta aglomeración, como ya sabréis muchos, se engloba dentro del movimiento Critical Mass. Todo lo dicho anteriormente, y por ejemplo, la estrategia de parar el acceso a los coches para proteger al pelotón, viene de la "cultura" del movimiento. Esta misma "cultura" supone que si se quiere organizar algo en la aglomeración, hay que hacerlo mediante el método de la xerocracia, esto es, distribuyendo panfletos fotocopiados entre los participantes, que cada cual puede seguir o no.

En cualquier caso, lo que se debe entender, es que las normas de circulación (o de convivencia en general) no son más que normas, pensadas para que todo sea lo más seguro posible. Esas normas no están pensadas para las bicicletas y mucho menos en Madrid, de forma que es totalmente legítimo no seguirlas al pie de la letra, más cuando no se hace daño a nadie. Las ciudades son de los ciudadanos, no de las normas, de las leyes o de los políticos. Se supone que debería ser la propia sociedad la que impone las normas y no al revés. Además, el pelotón de la Bicicrítica como que tarda 10 minutos en desaparecer, una duración mucho menor que la de un atasco de los habituales, así que tampoco es para tanto. Como gritan los bicicríticos: "si fueses en bici, ya estarías en casa".

Me gustaría terminar este post con un comentario a la noticia del principio que me gustó especialmente y con el que estoy de acuerdo al 100%.:
Lo que es irresponsable es no tener carriles para bicicleta porque el coche tiene prioridad a pesar de ser un sistema de transporte ineficiente. Me parece irresponsable que el modelo de crecimiento económico de un país esté basado en la venta de coches y casas.. Me parece irresponsable que encima la gente se crea que lo único que importa es tener un coche primero y aspirar a un coche más grande y más caro después. Me parece irresponsable que no se fomente la libertad y el derecho de los ciudadanos a escoger su manera de vivir la vida siempre y cuando no molesten a los demás. El coche es un medio de transporte peligroso, sucio y ruidoso. Sin embargo nos hemos acostumbrado a creer que es el único medio válido y casi nadie se plantea otra forma de vida mejor y de más calidad.

10 comentarios :

agu2v dijo...

Y la razón para mí más importante con respecto al seguir las normas de las bicis: si me salto alguna con mi bici, como máximo me estoy jugando mi vida; si alguien se la salta con su coche (como sucede demasiado a menudo), no está jugando solo con su vida, sino con la de los demás también.

juliacgs dijo...

Yo será que soy de las pro-carril bici, pero me parece lógico que solamente la cabecera de bici-crítica sea la que se detiene en los semáforos, porque en el fondo todas las bicis que acuden a la bicicrítica forman un todo, que se debería mover como tal.

Me fascina el buen humor general que despliegan los bicicríticos (yo muchas veces libero mala leche cuando voy en bici, porque la gente me resulta muy anti-cívica... Que tampoco sienta nada mal, lo de liberar malaostia, la verdad). Por ejemplo, de la última bicicrítica en la que estuve me llamaron la atención dos actitudes: La primera fue la de unas cuantas peatonas que se pusieron incluso más hostiles que los propios conductores de coches (que ya es decir) y gritaron a voz en cuello cosas del estilo de: "Mucha bici, mucha bici, pero a mí no me dejáis cruzar el paso de peatones" (que es lo que dice en el post eulez: la bicicrítica tarda en pasar como maximísimo diez minutillos. No te van a crecer las uñas, hija mía, por esperarte ese tiempo a que pasemos). Lo segundo que me cabreó-llamó la atención es lo kamikazes que son los patinadores que se unen a la bicicrítica. En la última en la que estuve, una chica que iba justo delante de mí en bici se pegó una señora galleta contra el suelo porque un loco en patines se la metió contra su bici (y la chica luego le dijo, "no pasa nada!" Soy yo, y le reviento la cabeza). Me sorprende que se metan zigzagueando entre las bicis a toda velocidad... Deberían ser un poco más cautos para evitar accidentes.

Si no llueve, ¡yo me apunto a la de este jueves!

Lazamazu dijo...

En cuanto a la forma de circular en la Bicicrítica, esta tiene el problema que supone separar el pelotón


No opino lo mismo. La bicicrítica empezó siendo unos pocos, 5 ó 10, y fue creciendo muy poco a poco, con un crecimiento que empezó a ser exponencial hace un año más o menos. Eso significa que con 1000 ciclistas se pueden hacer 10 bicicríticas de hace tan solo un par de años. Lo cual es una ventaja, no un problema. Esto supone que, parar en los semáforos, cumpliendo de paso con una cosa que se llama ley, ayuda a aumentar la presencia de las bicicletas en las calles. Por ejemplo, la bicicrítica que no respeta a los peatones tarda 10 minutos en pasar, lo que puede suponer que la vean, por decir una cifra, 10 personas. Una bicicrítica que respeta a los peatones tarda, 20 minutos y la ven 20 personas. Es decir, se estira, se hace más grande. La masa se convierte en una unión de individuos separados.
No sé, supongo que es cuestión de gustos: ser una masa o ser un individuo.

eulez dijo...

agu2v, efectivamente. Nadie sale perjudicado si te saltas las normas pensadas para los coches. En todo caso es tu responsabilidad.

juliacgs, no siempre la gente es tan cafre. En la del mes pasado la gente preguntaba y tenía bastante buen rollo. Tal vez fuese la Navidad y que estaban de fiesta o de turismo. Lo de los patinadores es para que se lo miren. De hecho, cuando le expliqué a una señora que esto era para revindicar las bicicletas en la ciudad, la señora me contestó: "Y entonces ¿los patinadores?" Y yo me quedé descolocado y le contesté que esos se nos unían para apoyar la causa.. o algo así, porque de verdad es que son peligrosos y lo único que parece que les importe es hacer cabriolas. Por suerte, en la última BC iban todos delante, donde molestan poco. También es cierto que cuando alguna de las patinadoras se pone a bailar con el Sound System es todo un placer para la vista. También es divertido cuando se agarran a la parte de detrás de la bici para que les subas las cuestas.

Lazamazu, veamos... es que el problema de separar el grupo es que se rompe el concepto de la "masa crítica". Supongo que ya sabes en que consiste, no lo voy a contar otra vez. Como dices, es una cuestión de gustos, pero que uno sea "masa" por una causa común no supone que se deje de ser individuo. Si vas a la BC te puedes parar DONDE QUIERAS. Nadie te va a decir nada, nadie te va a decir lo que tienes que hacer. Tu te paras y punto. Luego, sigues siendo un individuo, a pesar de formar parte de la masa.

En cuanto a lo de "cumplir de paso una cosa que se llama ley", como vengo repitiendo, no hay nada que cumplir. Parece que se cometa un crimen por juntar a 1000 bicicletas y comportarse como un pelotón durante 10 minutos. Esto, no es un crimen, parece que sea algo gravísimo. Vamos a comparar con los vecinos conductores ¿respetan los coches la "ley"? ¿acaso no aparcan donde no deben? ¿no se saltan semáforos? ¿no se dedican a tocar el pito como locos cuando no pueden hacerlo? ¿no se saltan los límites de velocidad? ¿no se saltan pasos de cebras? ¿no muere gente atropellada? ¿es que cumplen todos escrupulosamente las normas de circulación? ¡no las cumple nadie! Y resulta que las bicicletas tenemos que ser estrictamente cumplidoras de la "ley" cuando es un medio de transporte más débil (físicamente hablando), que no contamina, más sano y encima, ni la "ley" ni la ciudad de Madrid, está pensada para este medio de transporte.

Mira, es que no entiendo esto. Cuando los conductores cumplan con esa "ley" de la que hablas, entonces criticamos que 1000 bicicletas no se paren en los semáforos en rojo.

villarramblas dijo...

Yo también me encontré con bicicritica en mi camino a casa en Alonso Martínez, y por supuesto, no pude cruzar cuando el semáforo se puso en verde. Reproduzco la reflexión que envié a bicicrítica tras lo que vi:

"¿Masa crítica para lograr qué?"

Hola, este último jueves pude ver en Madrid por primera vez la "masa crítica", atravesando Alonso Martínez. Un número considerable de ciclistas subía hacia Alberto Aguilera, sin verse donde estaba la cabeza ni donde terminaba el pelotón, pero puedo jurar que había bastante gente.

Ahora bien, este nutrido grupo no circulaba en condiciones normales. En los cruces había policías cortando el tráfico a su paso, y la marcha ciclista circulaba sin tener en cuenta los semáforos. Esto provocaba algunos encuentros y enfados por parte de conductores, a los que algún ciclista increpaba exigiendo su derecho a circular por Madrid.

Sinceramente, este tipo de marchas tal y como están resultando (si esto es lo habitual), es bastante contraproducente con el objetivo de "no bloquear el tráfico, sino ser tráfico", que Bicicrítica tiene como lema. Y por partida doble:

1. Para el ciclista que viene a esta convocatoria, se le hace creer que la única manera de circular por Madrid es con ayuda policial, saltándose las normas y cortando el tráfico. ¿Qué aprende el ciclista novato para al día siguiente circular con bici entre el tráfico?

2. Para los que no participan de la marcha, pues provoca animadversión gratuita. Para que la bici se integre en la ciudad, debe de tener a los coches de su parte, no en su contra. Actitudes desafiantes hacia un conductor, bloqueos del tráfico, etc, sólo provocan un rechazo por parte de la población no ciclista, y desanima a potenciales usuarios de usar la bici, viendo que el único camino es la confrontación.

Por eso, humildemente me gustaría solicitar que las concentraciones de Masa Crítica pudieran demostrar que la bici es compatible con el tráfico en Madrid en condiciones normales, para hacer esta reivindicación creible.

Muchas gracias

eulez dijo...

Villaramblas, como en muchas discusiones, el problema de las distintas opiniones reside en los puntos de partida. El trafico en Madrid no es normal, ni tiene condiciones normales, ni está adaptado a nada que no sea el coche, ni las personas que conducen están acostumbradas a las bicicletas, etc, etc. Por eso se dice aquello de "carril bici ya". Aunque es cierto que, desde cierto punto de vista, esto es contradictorio con el lema "somos tráfico". Pero aquí no se trata de ser coherente, porque esto no es una manifestación, ni tiene un lema unificado. Cada uno va porqué quiere y por lo que quiere.

Como bien has dicho en el post de los "ciclistas dummies" tu mismo tienes que utilizar la bici para las cuestas abajo y las calles donde los coches van despacio. Eso no es normal. O no debería serlo. La Bicicrítica pretende concienciar y hacer visibles, una vez al mes al menos, a las bicicletas que hay en la ciudad. No creo que tengamos que tener ningún escrúpulo a la hora de "cortar" el tráfico (los coches lo hacen todos los días en los atascos) una vez al mes. Nadie se va a morir por eso, y si viene una ambulancia la masa bicrítica se aparta mucho mejor que los coches (en la última pasó al menos 2 veces). El tiempo de espera de un coche taponado puede ser de 10 minutos máximo. No es para tanto ni es tan grave. En los pasos de peatones se suele parar. A veces no, pero se suele.

Por cierto, eso de que crea malos rollos no es así (o no tanto, que siempre hay cafres). Si te apuntas a alguna de las bicicríticas veras como los coches nos saludan, los peatones nos aplauden, te sorprenderás explicándole a los transeúntes en qué consiste esa "aglomeración" y, es más, te llamará la atención que ellos te contesten "si es que tendríamos que ir todos en bici". Se trata de que algún día puedas subir las cuestas arribas de Madrid a 10 km/h y por la calzada sin que nadie te pite o te insulte. Tu mismo.

Anónimo dijo...

Por cierto, Eulez. No comparto lo de que como hay coches que se saltan las normas, las bicis también pueden hacerlo.

Uno de los mejores momentos de ir en bici es llegar a un paso de peatones con un coche detrás en calle de un carril, que por lo tanto no te puede adelantar y le notas impaciente.
Al llegar al paso de peatones, me detengo para dejar paso al peatón, que se queda sorprendido, porque le resulta increíble que esa comitiva le ceda el paso. La sonrisa que te dedica es impagable. El coche de detrás ha visto la situación y sabe que él también tendría parar sin estar yo delante, por lo que ya no se impacienta por ir tras una bici.

eulez dijo...

Anónimo (por favor, dejad un nombre),

Es que no tenemos porqué ir educando a nadie. Es cierto que lo hacemos, y que uno siente cierto placer mostrando a las claras aquellas situaciones en la que una "mierda" de cacharro como una bici es más rápido y eficiente que un coche en la ciudad. Pero es que no tenemos porqué ir poniendo impacientes a los coches. A mi eso me molesta. Me molesta que el tipo de detrás quiera tener que usar su motor de explosión sencillamente porque le ha costado 12000 € y en la ciudad nunca puede ponerse a más de 40 km/h cuando su motor puede ir a 200! No tendría que ponerse nervioso, tendría que entender que no no va a llegar antes por acelerar y que me tiene que respetar como un vehículo más.

El argumento de que los coches no cumplan las normas no sirve para justificar que las bicicletas hagan y deshagan, sirve para justificarse ante aquellos conductores que digan que las bicicletas no cumplen las normas de tráfico. El tipo de conducción y las costumbre de los conductores de Madrid ponen en peligro a peatones, motos y bicicletas, causando incluso muertos (atropellos de peatones a cientos) ¿Las bicicletas ponemos en peligro a alguien? No. Pues entonces menos quejas con lo de "es que no se paran en los semáforos" ¡Por favor! ¡Cuantos coches hacen eso todos los días a todas horas a 30 km/h poniendo en peligro a los peatones! ¡Y nadie les dice nada ni les pone una multa!

villarramblas dijo...

Perdón, anónimo era yo también (me confundí al seleccionar perfil).

Tengo que darte la razón en buena parte de tus argumentos. Sí que creo que por encima de la opinión de cada uno, la bicicrítica pretende demostrar la existencia y viabilidad de la bici en Madrid, y creo que todo el mundo que participa busca entre otras cosas ese fin.
Sigo pensando, en cambio, que cuanto más se asemeje ese acto a las condiciones reales del tráfico, más éxito tendrá, por cuanto más gente que participa verá viable circular en bici por la ciudad al día siguiente sin necesidad de un gran pelotón. No me gustaría que esto se quedara en un acto simbólico sin consecuencias.

Y me niego a justificar mis propias faltas con las faltas ajenas. Aunque suele ser un argumento recurrente en varios aspectos de la vida, véase política ("lo he hecho mal, pero usted lo ha hecho peor"), nunca me ha parecido un ejemplo a seguir. Así que si un coche me increpa por haberme saltado una norma de tráfico, creo que es mejor aceptar la crítica y la próxima vez respetar la norma que contratacar con el argumento del "y tú más", puesto que eso no me convierte en mejor ciclista.

Mañana me encontraré con la bicicrítica otro jueves más de camino a casa. Me fijaré y puede que me una un rato, para poder hablar con mayor conocimiento.

eulez dijo...

Villaramblas, tienes razón, pero omites que bicicletas y coches no se encuentran en igualdad de condiciones en ningún aspecto (al menos en Madrid).

Los coches pesan más, son más violentos, contaminan más, su conducción es agresiva, las infraestructuras están pensadas para ellos, son más rápidos, etc, etc. Y encima, muchos no cumplen las propias normas de circulación. Efectivamente, se trata de lo de "lo he hecho mal, pero usted lo ha hecho peor" con el agravante de que si una bicicleta hace mal algo, no pasa nada, salvo el daño propio, pero si un coche hace mal algo, puede matar a alguien. Aquí está justificado el argumento de "noslomismo", porque es que no lo es. Si lo fuese no estaríamos hablando de esto, si acaso estaríamos hablando de "la obligatoriedad del casco", y banalidades similares.

En el caso de la Bicicrítica, te aconsejo que te pases por allí y que circules con ellos, desde dentro, para que veas como los ciclistas se paran en los pasos de peatones. También es recomendable que te fijes en lo que pasa cuando un coche se mete dentro del pelotón de bicicletas. Llegarás a la conclusión de que habría sido mejor, tanto para el mismo como para el pelotón, que no se hubiese metido ahí, y que por eso se hacen los tapones en los cruces. También es cierto que hay alguno que hace el cafre por las aceras y otros que se dedican a hacer cabriolas y estupideces.

Una pena que yo no pueda ir este mes, porque estoy alergioso al máximo. Disfruta la aglomeración, si le das una oportunidad te lo pasarás bien. Estoy seguro que con el buen tiempo que hace se llegará a los 1000 ciclistas, algo que no deja de ser un espectáculo.