Pestañas

jueves, febrero 19, 2009

Los puentes de Kaliningrado.

Uno de los planes del nuevo Imperator ha sido ofrecer (aunque todavía no oficialmente), un acuerdo a Rusia para reducir las armas nucleares de ambos de 5000 cabezas a 1000. Esta es una medida absolutamente lógica, como supongo todo el mundo estará de acuerdo, ya que el control y gestión de todo ese material de destrucción debe ser carísimo y es peligroso de por sí. Durante la Guerra Fría supongo que alguien podría argumentar que estas cabezas tenían algún sentido de existencia, por aquello de los equilibrios de poder y la paz derivada de la posibilidad de la destrucción total mutua... pero ahora, como no sirvan para destruir algún meteorito que se acerque al planeta, no se que sentido puede tener.

En cualquier caso, parece que el problema para Rusia es el escudo antimisiles que (todavía) EEUU quiere instalar en los países del Este. Rusia se ha sentido molesta por este movimiento y anunció que iba a colocar misiles tácticos en Kaliningrado, un territorio ruso en la frontera de Polonia. Resulta que mientras existía la Unión Soviética, Kaliningrado permanecía dentro de su territorio, pero cuando esta cayó, se quedó aislada (ver imagen de la izquierda). Rusia no ha querido renunciar a este enclave porque es el único puerto ruso con salida al Mar Báltico que está libre de hielo todo el año.

Cuando leí todo esto me quedé sorprendido, pero mi sorpresa fue mayúscula sobre todo cuando leí que Kaliningrado no es ni más ni menos que el nombre moderno de Königsberg, rebautizada por la Unión Soviética en honor a Kalinin. ¿Y qué cojones pasa con Königsberg? Pues ni más ni menos que es la ciudad origen del problema de los puentes de Königsberg, uno de los problemas más famosos de las matemáticas (también en Microsiervos). El problema, que supongo muchos conoceréis, consistía en como dar un paseo por la orilla del río Pregel empezando por una cualquiera de las cuatro partes de tierra firme, cruzando cada puente una sola vez y volviendo al punto de partida:


El problema fue resuelto ni más ni menos que por Euler en 1736 dando origen a la teoría de grafos. Como en alguna ocasión he comentado, este blog y mi nombre del avatar está inspirado en el nombre del famoso matemático. La historia (la retomo porque hay muchos lectores nuevos) viene de que cuando, en la carrera de Física, hace ya unos cuantos años, me preguntaron por un nombre para darme de alta una cuenta de correo electrónico y a mi cabeza solo venía la palabra "Euler", debida a la obsesiva y casi maniaca costumbre de los profesores de la citada carrera con meternos tantas matemáticas en nuestras inocentes e ignorantes cabezotas como fuese posible. Como no iba a decir "Euler" (pretenciosidad de muy mal gusto) y como no podía quitar eso de mi cabeza, le puse la terminación visigoda que tantos compartimos en nuestros apellidos y listo. De ahí, surgió "eulez". Lo de que eulez sea una mierda azul japonesa no tiene nada que ver y viene de Arale y el Dr. Slump, serie de Akira Toriyama, jamás emitida en Madrid, por cierto.

Como último apunte, no me puedo resistir a colocar aquí la considerada por muchos ecuación más bella de la historia de las matemáticas, la identidad de Euler, cuya contemplación es deslumbrante:

Casi ná, oiga.

8 comentarios :

Copépodo dijo...

Todo un descubrimiento, aunque en mi caso no por lo de los puentes (aunque el problema me resulta familiar no sabía cuál era la ciudad), sino porque es el famoso lugar de nacimiento de Kant (que yo hacía muy, muy lejos de su ubicación real pero no diré nada para no demostrar mi ignorancia). Kant salió de Königsberg una vez en toda su vida, decía mi profe de filosofía, y tampoco es que fuese muy lejos...

¿Contemplación de ecuaciones? Esto de la ciencia te deja grillado...

eulez dijo...

Cope, pues no sabía que Kant era de allí. Sobre la contemplación de ecuaciones, pues es algo típico cuando una ecuación muy concisa resume, concentra o relaciona multitud de conceptos. La identidad de Euler es un peazo ejemplo de eso.

juliacgs dijo...

Hombre, pues aparte de Euler, los que no supieran de donde venía tu nombre-de-guerra podrían haber pensado que era porque te habías enamorado perdidamente de una señora de la limpieza de las de la contrata que limpiaba la facultad (de físicas), que eran los de Eulen.

Es mejor historia lo del matemático (basileo, para más señas).

Muy interesante lo de la historia de Königsberg/Kaliningrado.

Franwerst dijo...

Ahh... ese mequetrefe de Euler no es más que un aficionadillo comparado con el excelentísimo Karl Friedrich Gauss, padre de tantos y tantos teoremas matemáticos. Aunque reconozco que la ecuación que pones tiene su cosa, oiga... Ayy... cómo echamos de menos los astrofísicos algo de rigor... :)

eulez dijo...

Fenomenólogos, que sois unos fenomenólogos!

Franwerst dijo...

Ajum lo que me ha dicho....

David Jiménez dijo...

por favor... revise bien su fórmula escrita en el blog, que ciertamente difiere del valor correcto.

exp(j*pi)=-j

Sería desafortunado contemplar tal fórmula y advertir su magnificencia... aunque si bien, la ecuación de Euler es deslumbrante, la que ud propone (y advirtiendo que es un error) es un completo fracaso.

eulez dijo...

David Jimenez, por favor, consulte un libro o estudie matemáticas antes de ir por internet haciendo el ridículo. Para empezar y aprender algo, puede pinchar en el enlace de la wikipedia.