Pestañas

miércoles, febrero 11, 2009

Spotify.

Nos dicen que borremos toda la música del disco duro porque todo está en Spotify. Este es un programa que, una vez instalado, permite escuchar una cantidad enorme de música. Para utilizarlo no hay más que hacerse la cuenta aquí (no en la página que sale en Google). La instalación en Linux es sencilla, sólo hay que instalar con Wine y todo funciona a la perfección. También podemos seguir alguno de los trucos que se dicen aquí para buscar música. Por ejemplo, para buscar música decente de Mike Oldfield, solo hay que buscar en el rango temporal adecuado y escribir en la búsqueda:

year:1970-1992 artist:"Mike Oldfield"

Y así se genera una lista automáticamente y un enlace que se puede compartir. Esto no funciona directamente en Linux, aunque supongo que sí en Windows y Mac. Para utilizar estos enlaces en Linux hay que hacer lo que dicen en el FAQ de Spotify. Hay un montón de listas de temas por ahí, este enlace resume algunos sitios con estas colecciones. Otras listas interesantes son las que recomienda Escolar. Ah! Además, se puede hacer Srobbling en Last.fm:

spotify_last.fm

Defectos: el programa tiene publicidad sonora. Cada cierto número de temas sale una vozarrona que nos dice que nos hagamos una cuenta de pago para eliminar la publicidad y para tener más música disponible. Además, parece que Spotify puede tener problemas con las discográficas y de momento ya no se encuentra música de, por ejemplo, Pink Floyd, Led Zeppelin o The Beatles. Si continúan los cortes, este programa tendrá poco futuro (sin Pink Floyd, desde luego mi uso va a ser mucho más limitado).

Curiosamente, esta aplicación viene por parte de las discográficas (se están adaptandooo?). Parece que el posible negocio esta en la suscripción mensual. La pregunta es la habitual ¿estas colecciones online evitarán en el futuro que tengamos música "real" almacenada? Si en un futuro no muy lejano, los reproductores de mp3 se conectan vía 3G a Internet (véase el iPhone) ¿qué sentido tendrá almacenar la música? Es como lo que ocurre ahora mismo con el correo electrónico y Gmail, descargarse los correos solo sirve como copia de seguridad, porque es mucho más cómodo tenerlo todo online ya que se puede acceder desde cualquier ordenador ¿será igual para la música en un futuro cercano? ¿dejarán las discográficas que esto ocurra? ¿lo están haciendo ya? Entonces, ¿por qué otros insiten tanto en criminalizar las descargas? ¡Adáptense, dinosaurios!


8 comentarios :

Lazamazu dijo...

Mientras los discos duros sigan creciendo en almacenamiento, guardar la música no supone mayor inconveniente. Yo utilizo thelastripper (en windows) y funciona bien. Te permite bajar la música que eligas de lastfm y tiene varias opciones. No sé si en wine funcionará, debería porque supongo que lo único que hace es procesar el flujo tcpip y extraer la información de lastfm.
Hablando de dinosaurios y adaptaciones, con estos servicios de música que reproducen música similar a la escogida, he empezado a decantarme por grupos que no conocía como "audio lotion", "blue six" o "mo' horizons". Sí, es música cuasi comercial, pero es fresca y tiene calidad. Pink Floyd creo que ya sale en el libro de educación para la ciudadanía :-) (es broma)

eulez dijo...

No toda la música "comercial" tiene que ser mala. Alguna de las listas de escolar que pongo por ahí en el post son de música "comercial" y la verdad es que están muy bien. Algunas canciones son bastante originales.

En cuanto a lo de PF en Educación para la Ciudadanía, me extrañaría un poco. Especialmente por aquello del "we don't need no education" y eso de que dejen a los niños solos y sois todos parte del sistema, etc, etc. Aunque bien es cierto que seguramente todos los que están inspirando estas reformas educativas (véase la filosofía de la Logse) han mamado el "The Wall" de PF. Y muchos otros eran jipis. Tiene hüevos la cosa, vaya.

Jorge dijo...

Es un gusto tenerle de vuelta, Sr. Eulez, espero que disfrutara de Plasencia y no se le hiciera muy cuesta arriba la desconexión de la red… Ahora en serio, algún día tendré que utilizar esas cosas para la música, echo de menos mi iPod que quedó perdido en España.

eulez dijo...

Que no, que no, de vuelta nada, que sigo en Plasencia, hasta la semana que viene. Que es que hoy he librado y me han prestado una conexión. De vuelta nada, los próximos 4 días sigo en el vació que hay allí, donde no hay Intelneee. Intelneeeee...

agu2v dijo...

Bueno, no sabía q el spotify este estaba apoyado por los cocos. En fin, está pasando lo q tenía q pasar: todos podemos obtener lo q qeremos si le damos al ingenio en la dirección adecuada.

Tú ya leíste mi reflexión respecto al tema, y desde entonces cada vez estoy más convencido q con la música no se impondrá ni un sistema ni otro: los dos juntos. Ni se puede relegar la música a ser escuchada exclusivamente online (no tendría archivos para meterlos en el reproductor de mp3, no podría escucharla en sitios sin conexión (falta mucho para q podamos disponer de una conexión wireless gratuita universal; y eso sería solo en las ciudades), como en la playa, de viaje, o en el pueblo de la abuela; ni se puede desechar un programa tan (como parece ser, aún no lo he probado) bueno: es el mejor modo de escuchar nueva música antes de descargártela ;).

Aunq claro, mientras las discográficas sigan en plan fartusco con sus dichosos derechos, esto seguirá sin tirar palante.

Nokenicus dijo...

Hola, pasando a saludar y tambien para invitarte a que pases y veas mi blog a ver si encuentras algo de tu agrado y si te gusta intercambiemos enlaces, una suerte de fucionar dendritas o algo asi diria yo,je.
Saludos y hasta la proxima.

Franwerst dijo...

Lo de tener sólo música completamente online es como tener dinero en el banco... seguramente sea lo más conveniente y cómodo, lo más eficiente y menos costoso. Pero siempre y cuando el acceso esté garantizado: si el banco cierra (quiebra) te quedas sin dinero y si la empresa cierra (o se le funde el servidor) te quedas sin música (o sin gmail, o sin lo que sea).

Creo que lo mejor son las redes p2p para almacenar cosas, porque no todo el mundo tiene que tener todo en su propio disco y hay una alta probabilidad de obtener lo que se quiera escuchar. Lo malo es que las cosas "raras" no siempre son muy accesibles, pero supongo que eso es normal.

Claro que no parece ser esto lo que se fomenta.. a lo mejor, como dices, el spotify este es sólo un intento por parte de las discográficas de que la gente deje de tener almacenada música... los bancos también estarían contentos si únicamente se utilizara dinero electrónico sobre el cual tienen control absoluto... :)

eulez dijo...

Fran, sí, lo de que todo sea online tiene sus peligros. Nadie duda de las virtudes de poder conectarse a tus cosas en cualquier lugar, por ejemplo con gmail.. pero claro, cuando gmail peta, hay una crisis mundial...

Ya, bueno, pero se agradece el intento de las discográficas por modernizarse un poco... la comparativa con los bancos está bien, salvo que estos no tienen el problema de que cualquiera pueda compartir y reproducir digitalmente los billetes (?) al gusto... como molaría eso, por cierto.