Pestañas

lunes, febrero 16, 2009

Ya he vuelto de Plasencia.


De vuelta y con excursión a Cáceres incluida. En este enlace podéis ver un pase de diapositivas de las fotos que he colgado, para el que le interese. Dado que este blog no puede contar, por definición, ciertos detalles sobre la vida y el trabajo real, sólo quería comentar un par de cosillas. Entre ellas lo del hotel en el que me he alojado y mi sorpresa al ver que, a pesar de anunciar de que disponían de conexión Wifi, esta era de pago. Y con pago me refiero a 6.5 € la hora. Y no la hora de conexión, sino la hora real. O sea, que te conectabas y al cabo de una hora se acababa la conexión. Da la impresión de que eso de Internet es algo que se considera un lujo en el hotel (de 4 estrellas). Y, sin embargo, disponían de otro lujo, mucho más llamativo:


¿Un teléfono? ¿Qué tiene eso de llamativo? Pues su localización:


No se, será que yo soy muy paleto y no tengo costumbre de ver teléfonos al lado del sitio donde se caga... primero porque no me imagino contestando o haciendo una llamada durante semejante actividad... y segundo porque alguien que pueda tener interés en hacer semejante cosa ya dispondrá de un móvil de última generación para realizar tal cometido. Digo yo.

Hablando de cagar, en los baños de la Renfe he encontrado la siguiente pizquilla de sabiduría popular, que pongo aquí debido a que la mierda (especialmente si es azul) es una de la imágenes características de este blog:

Transcripción: "que mierda de vida es ser pobre pero que pobre es ser mierda en esta vida. Moraleja: Manda mierda"

Cambiando de tema, los placentinos tienen la suerte de estar situados en la ribera del río Jerte y muy cerca de su valle, que no pude visitar pero que seguro que es digno de una excursión. En las fotos del álbum hay varias fotos del paseo que hay en Plasencia al lado del río, fotos de la Catedral y algunas fotos de Cáceres.

Ah! Otra curiosidad que enlaza con uno de los temas recurrentes de este blog:


Efectivamente, parece que hubo un intento de hacer carriles bici, propuesta que no llegó a ningún sitio. Esto es algo de esperar, empezando porque a los jóvenes de la ciudad lo que les gusta es salir disparados con sus motos y cuatrimotores, continuando porque el tráfico de la ciudad es desmedido e incluso temerario (curioso teniendo en cuenta el tamaño de Plasencia, que se puede recorrer a pie en diez minutos) y acabando porque el suelo empedrado de la ciudad es incomodísimo para circular en bicicleta. Parece ser que incluso se hizo un servicio de préstamos de bicicletas que al final tuvo que suspenderse porque nadie lo utilizaba. Eso sí, hay un montón de bicis "domingueras" (casco, mallas, maillots fluorescentes, bicis de montaña, etc) en los fines de semana en el paseo por el Jerte.

En resumen, que sin nada más que merezca la pena o que se pueda contar, ya estoy de vuelta en los madriles. Lo malo es que no puedo usar mi bicicleta por aquello del parón invernal por la alergía de invierno. Una pena.

4 comentarios :

juliacgs dijo...

¡Ya te lo dije! ¡Tú no puedes pisar el valle del Jerte a riesgo de morir por un ataque de asma alergiosa de caballo!

Pues sí, a mí también me gustó el paseíto a la orilla del río, pero reconozco que me sobraron unas horas en Plasencia: demasiado pequeña y con poco interés.

Otra cosa (por ponerle un punto más positivo a mi comentario): ¡Si vais a Plasencia, id a comer al bar el Parking! ¡Hamburguesas king-size y bocadillos riquísimos y a muy buen precio! (hala, ya he puesto yo mi granito publicitario, hombre ya).

eulez dijo...

Sip, todo lo que hay que ver se puede ver en 2 horas. En Cáceres pasa lo mismo...

Ah! También recomendables los "españolitos" y toda la comida en general del "Español", en la Plaza Mayor. Eso sí, el sitio está petado en todo momento y suerte tienes si te atienden bien. Si vas con alguien conocido del lugar, mejor. Pero si hay que elegir mejor "el Parking" ¡que hamburguesa! ¡ni las Big Daddy de Las Vegas oiga!

videodromo dijo...

JAJAJAJAJAJA, me parto, de veras, me mondo tooo. Yo tengo un colega que por razones obviass no diré su nombre pero un día hablando por teléfono decubrí hacia el tercio final de la llamda que estaba cahgando y hablando conmigo, en mi vida me he sentido más, más, más.....
Qué grande la sabiduría popular, que pedazo de frase, vamos apra enmarcarla. Sin dudarlo.
En fin, que veo qeu viajecito a Plasencia ha dado juego, nosotros tenemos uno en la cartera a Toledo.

Copépodo dijo...

Lo del teléfono en el WC siempre me he creído que era por si te da un jamacuco o te caes en la bañera. Yo he visto hoteles en los que hay una especie de cordón que se pierde en un agujero de la pared, en plan, "si tienes problemas, tira de la cuerda".

El carril bici es de lo más rural.

La catedral, que la he visto en las fotos de Picassa, todo un descubrimiento.