Pestañas

viernes, marzo 06, 2009

Sobre la Ley de la Ciencia.

El Ministerio de Ciencia y Tecnología está redactando la que va a ser la nueva Ley de la Ciencia, que actualiza la anterior, de 1986. Durante los últimos 30 años una de las mayores quejas acerca del (supuesto) sistema científico español ha sido la situación de precariedad de los más jóvenes investigadores y la inexistencia de una carrera científica. La nueva Ley está en fase de borrador que puede leerse aquí (¡se puede comentar!). Un análisis detallado es el que hace Roke comentando punto por punto el borrador.

Por mencionar un poco lo más llamativo (lo de la carrera científica), en el borrador de la Ley, en el siempre conflictivo aspecto de los Recursos Humanos, se dicen cosas como las siguientes:
Las etapas de formación, previas a la carrera profesional del personal investigador, son dos: una predoctoral y otra posdoctoral. La primera incluye a los graduados universitarios en el periodo de realización de la tesis doctoral y la segunda, a los doctores que realicen tareas orientadas al perfeccionamiento y especialización de su labor investigadora."
"Así el personal predoctoral en formación podrá ser contratado mediante un contrato de trabajo en prácticas[...] El personal en formación posdoctoral, podrá ser contratado mediante un contrato de trabajo en prácticas, como en el caso anterior, pero este contrato sólo podrá celebrarse con personas que tengan el título de doctor"
Es decir, 4 años (si todo va bien) para hacer la tesis y luego 3 años de posdoctorado contratado en prácticas. Tal vez lo mejor del plan sea que se plantea la contratación indefinida, una vez terminado ese "periodo de formación":
[...]será sometida a una evaluación intermedia en el tercer año, realizada por un órgano externo al agente empleador. La superación satisfactoria de esta evaluación determinará el paso al grado siguiente, el de consolidación, mediante un contrato de trabajo que será por tiempo indefinido.
En resumen, la carrera científica consistiría en 4 años para hacer el doctorado más 3 de postdoc y luego una evaluación para conseguir el contrato indefinido. Problemas: desde Precarios se ha criticado mucho la consideración "en formación", especialmente la etapa de después de terminar la tesis.



Es criticable incluso, aunque aceptado, que la tesis sea una etapa en formación, porque al fin y al cabo el trabajo que se hace es (suele ser) publicado en revistas científicas. Es decir, es un trabajo profesional, científico, realizado gracias a la formación en el grado/máster o licenciatura. Bien es cierto que el director de tesis revisa y dirige el trabajo (normalmente), por lo que se puede considerar que el doctorando se encuentra entonces "en formación". Lo que no tiene ningún sentido es que, pasada esta etapa, se siga considerando al doctor como "en formación". El trabajo del científico siempre va a ser en formación, porque siempre tiene que estar actualizando sus conocimientos. Parece que esto es algo que no se entiende bien desde el Ministerio, aunque parece que hay sectores del Gobierno que comparten esta misma opinión y están en contra del contrato en prácticas para doctores. Eso lleva a la conclusión de que no queda claro quién narices está redactando esta Ley.

En cualquier caso, resulta notable comprobar que, en principio, parecen eliminarse las becas de investigación. Los contratos, aunque sean en prácticas, son contratos, desterrándose esa tercermundista costumbre de las "becas de investigación". Mejor aún es el plan para la contratación indefinida. Una persona que termine el grado con 22 años podría ser indefinida con 29, algo prácticamente impensable en la situación actual. Aún así, no está de más que se proteste para la mejora de estos planes, ya que es posible que esta Ley no se vuelva a tocar en los próximos 20 años, conviene ser ambicioso en su redacción, no sea que se quede anticuada dentro de 5.

8 comentarios :

Copépodo dijo...

No he leído la ley en profundidad aún, pero parece que tiene pasos importantes. Precarios tiene que seguir protestando, claro, como método de presión. Es como cuando apareció el estatuto del becario: trajo algunas novedades muy buenas (el 2+2), pero supongo que en parte por mantener la presión, al final parece que puede conseguirse el 0+4 para todos. Algo se avanza, lo que sigue haciendo falta es dinero, inversión, y no poca...

eulez dijo...

Ya, lo que es un poco sangrante es que sigan hablando de "formación" cuando ya eres doctor. Ya es sangrante antes del doctorado, pero hacerlo después, es que no tiene perdón de Dios. No se si es desconocimiento, falta de interés o que es la única forma de justificar contratos (ahora contratos) que sean lo más precarios posible.

eulez dijo...

Han meneado este post ¡a votar!

Franwerst dijo...

Yo creo que están tratando de abaratar los costes lo más posible, como pasa en cualquier otro trabajo alejado de la Universidad (vamos, en la empresa privada).

Los contratos en prácticas simplemente son una cosa que no debería existir. A toda persona que empieza en una actividad se le supone un período de formación y de adaptación, pero no creo que esto sea motivo para pagarle menos. Seguro que al presidente o a cualquiera de los ministros de cualquier gobierno no le pagan la mitad del sueldo durante los primeros seis meses de su mandato, por mucho que no tengan experiencia en sus cargos. Sin embargo a un informático o a un dependiente sí, y no veo muy bien cuál es la diferencia... bueno, miento, informáticos y dependientes hay muchos, y es muuucho más barato pagarles menos sueldo en su(s) primer(os) contrato(s) porque sí.

Como dice Eulez, un doctorando está aprendiendo, pero gran parte del período doctoral trabaja tanto o más que un investigador doctor. Y cuando digo trabaja, digo "rinde", o sea, publica en revistas científicas, da charlas en congresos, etc.

Me parece que es un atraso contratar en prácticas a un doctorando (o a cualquier otra persona) y una aberración mayúscula que el estado contrate en prácticas a un doctor. Pero es lo de siempre, parece que no nos cabe en la mollera a los españoles que la investigación es el futuro (bueno, ya el presente) y que un sistema precario de investigación es casi peor que no tener nada, y que lo único que causa a los investigadores es desazón, ganas de abandonar su profesión (desperdiciando todo lo que se invirtió en su formacion previa) o de huir al extranjero a producir para otros. Y en cualquiera de estos escenarios, no sé cómo puede ser la investigación de un país competitiva a nivel internacional.

eulez dijo...

Toma ya Fran! No se puede decir mejor!

juliacgs dijo...

Joer, yo también me he quedado impresionada con tu comentario, Fran. Se nota que esto os toca la fibra sensible...

Anónimo dijo...

Hola Eulez, aquí he visto una noticia interesante:
http://www.elconfidencial.com/cache/2009/03/14/tribuna_77_gobierno_promueve_picaresca_contratacion_profesorado_universitario.html

Quizá el artículo vaya en línea con lo de unir universidad y empresa, en algún sentido me parece bueno, aunque también es cierto que puede dar lugar a abusos.
Luis

eulez dijo...

Hola Luis,

El artículo que comentas viene a decir que mucha gente se pone en las publicaciones de otros a cambio de que los otros entren en las publicaciones de los unos, por aquello de las acreditaciones de la ANECA. Esto no es algo raro, lo de los artículos, también pasa en los EEUU, que se pone como ejemplo en el artículo. Si algo bueno tiene la ANECA es que pone unos límites mínimos al profesorado universitario, aunque si bien es cierto que no existe una manera de darle un puesto a alguien ajeno a la universidad (aunque su experiencia y conocimientos le sean valiosos a esta). Pero eso no es solo problema de la ANECA, es de todo el sistema y de ls universidad. En mi universidad a menudo comentamos que si un premio Nobel quisiese venir a enseñar lo llevaba crudo, más que nada porque no hay ninguna figura en la que se le pudiera meter. Es todo demasiado rígido.