Pestañas

martes, abril 07, 2009

Clase perdedora (y obrera/asalariada!)

Muy interesante este artículo de El País sobre el estado de la educación en España: La clase perdedora. Dice cosas como la siguiente:
"Ningún otro país europeo presenta porcentajes tan altos de población en la enseñanza privada, que genera un gasto superior por alumno. En España, la escuela es clasista en lugar de ser una institución multiclasista donde cristalice el concepto de ciudadanía".
El artículo viene a decir que los hijos de padres con formación superior tienen menor porcentaje de fracaso escolar y que, además, matriculan a sus hijos en escuelas privadas; mientras que los "pobres", en principio sin mucho interés por la formación educativa de sus hijos, los introducen en escuelas públicas. El artículo es bastante interesante en el sentido de que refleja una realidad que es nueva, de los últimos 15 años, porque esto no era así cuando yo estaba en el instituto. Mi centro era claramente de clase media trabajadora y no recuerdo las diferencias sociales de las que se habla ahora. En parte puede que la inmigración haya influido, pero no creo que este haya sido el detonante. De alguna forma, el cambio generacional, que coincidió con la aplicación de la LOGSE, produjo una revolución social en las aulas, en muchos casos con un aumento del número de gente problemática por clase. En resumen, la nueva situación ha llevado a que muchos padres saquen a sus hijos de los centros públicos.

Algo muy parecido ha ocurrido con la Sanidad Pública, al menos en Madrid. Si se quiere un mínimo de atención, no hay más remedio que contratar un seguro privado, aunque sea para que te atiendan en plazos razonables. Aunque esto en Madrid, también depende del barrio. Por ejemplo, en barrios con alta ocupación de inmigrantes, los centros de atención están desbordados. Si se pide cita al médico de cabecera te la pueden dar para dentro de 8 días (como para tener algo grave).

Vuelvo a repetir lo mismo de siempre, que me repito más que el ajo, pero es que todo esto viene como consecuencia de la pérdida del concepto de clase obrera. Jamás teníamos que haber dejado que la Educación y la Sanidad Pública cayesen en este estado de desprestigio. El problema no es que haya inmigrantes o que haya mucho maki y mucha choni, el problema es que no se ha detectado el cambio y el sistema no se ha adaptado a él. En vez de protestar, con todas nuestras fuerzas, para que las administraciones se adaptasen a la nueva situación, nos hemos dejado llevar, saliéndonos del sistema público. Todo porque muchos españolitos se sienten distintos de los demás, quieren ser mejores, más ricos, más cultos, más propietarios. El interés del españolito no está en ser todas esas cosas, porque sí, está en serlo más que el resto, para poder mirar por encima del hombro. Y por descontado, los hijos son otra propiedad, otra cosa de la que presumir. Da igual que sean felices o estén contentos, lo único importante es ir al vecino para poder lanzarle los supuestos méritos de nuestra prole a la cabeza. Igual que todo lo demás. Todo un chollo para la derecha, claro, que se encuentra ganando las elecciones de forma aplastante en barrios que siempre han sido obreros. Ver para creer.

Mientras tantos, miles de jóvenes siguen empeñados en protestar contra la reforma universitaria de Bolonia. No se qué es peor, si protestar movidos por la estupidez supina o gastar los esfuerzos reivindicativos por algo qué ni es el problema ni se merece tanta atención...

6 comentarios :

juliacgs dijo...

A mí esto me deja de piedra. No que la gente proteste contra Bolonia (me parece bien que protesten si verdaderamente saben de lo que hablan -seguro que Bolonia en este bendito país nuestro se va a implantar por los pies-, pero he oído ya a unos cuantos en la tele diciendo poco menos que se van de manifestación pa no ir a clase y porque Bolonia es caca)... Uno de los argumentos que más manejan estos anti-bolonia desinformados es que va a suponer la privatización a pasos agigantados del sistema universitario español. Algunos además te cuentan indignados lo caro y elitista que va a ser recibir formación universitaria con Bolonia...

Curiosamente, esas quejas sobre privatizaciones parece que nadie las hace sobre el sistema educativo primario y secundario o sobre la sanidad y, macho, esas ya son un hecho, al menos en la Comunidad de Madrid. Da igual con quien te encuentres (usuarios, profesionales, o gente que pasaba por allí...) todos tienen algo que comentarte sobre los abusos de lo privado.

Y lo gracioso es que la derecha (o los tontolhigos que lo quieren todo privado) no se da cuenta de que que todo esté privatizado no hace que los servicios que los que disfrutan los que pagan sean mejores, sino todo lo contrario: los servicios de pago se vuelven estándar y los público se convierten en "mierda pa pobres"... Y si no, que se lo pregunten a cualquiera que haya pasado por un hospital en EEUU, a ver qué te dicen.

Franwerst dijo...

Joder, es que se está metiendo en la sociedad a marchas forzadas la idea de que lo privado es bueno y eficiente y lo público es malo y poco eficiente.... nada más lejos de la realidad, como la mayoría de las generalizaciones.

Aunque suene fundamentalista yo estoy bastante orgulloso de mi formación en la escuela pública. Aunque nunca le dí mayor importancia al asunto (porque me parece lo más natural) en realidad sí que la merece, sobre todo cuando se ve que en otros lados la escuela pública es una mierda y no queda más remedio que pagar la privada para tener una formación decente. Una lástima muy grande que en España también esté pasando lo mismo, ya pagaremos la factura... (nunca mejor dicho).

El Checo dijo...

Me acabo de empapar toda la página frontal de tu blog, pero te dejo comentario en esta entrada porque es la que me parece más interesante... y, francamente, con la que más de acuerdo estoy.

Está claro que nos van a dar por el culo como sigamos así: efectivamente, el sentimiento de piña que tenía la Clase Obrera (no sé ni si seguir llamándola así) se ha perdido, y ahora estamos asistiendo a un marica el último que da miedo. Cada uno se esfuerza en trepar a costa del resto, y en poder ganar pasta para fardar a nivel material.
Ya no sólo hay una educación limitada, como la que tuvieron muchas de las personas de la generación de nuestros padres (por no mencionar a la de nuestros abuelos), sino que ahora hay una limitación mental, de miras y de ideales que es lo que realmente está consiguiendo que las políticas de privatización sigan adelante sin que nadie les ponga freno.

El día menos pensado, privatizarán el Estado en sí, y habrá que pagar por votar. Como si lo viera.


En fin... da gusto ver que hay gente que piensa, y que además de pensar grita que lo hace;).
Seguiré vigilándote.

eulez dijo...

juliacgs, es que lo de la "mierda pa pobres" ya lo tenemos. No hay más que ir a un Centro de Salud de algún barrio obrero, de esos que votan masivamente al PP, para verlo.

Fran, somos la última generación que ha conseguido tener estudios superiores (en Madrid, al menos) solo a traves de la educación pública. A los chavales de ahora, de padres universitarios (o sea, que es más que probable que vayan a la uni), estos les meten en colegios privados o, como mucho, concertados. Es para sentirse orgulloso.

El Checo, gracias. Hombre, este es el post mas sesudo a lo mejor, véase los pocos comentarios que tiene ;) Lo de la "limitación mental" yo lo llamaría "subnormalidad" o "gilipollez". Espe sigue sacando mayoría absoluta en Madrid. Para entender eso no hay más remedio que pensar que más de la mitad de los madrileños son gilipollas. Que te quiten servicios públicos básicos y que te guste... eso es de gilipollas.

Y sí, este blog es una vía de desahogo, una forma de gritar lo que no me gusta. Una especie de terapia, supongo. Como dijo la comentarista Ruth en su momento (todavía segunda comentarista histórica del blog aunque ya no comente, no se si lo leerá): "este blog es sobre como es el mundo y sobre como nos gustaría que fuera". Ah! Échale un ojo al post del fin de la clase obrera, que te va a gustar.

El Checo dijo...

Off-topic, pero es que no sé si te llegaría notificación de contestarte en mi blog: la peli, a mí, me pareció la hostia. No "la hostia" como en "Joder, el Padrino II es LA HOSTIA", sino como en "Leches, X-Men es la hostia". Muy al nivel de las dos primeras (no recuerdo haber visto la tercera, la verdad, pero porque me lío entre las tres. Tampoco recuerdo que me pareciese mala ninguna, así que tenlo en cuenta), desde el punto de vista de un no-friki de los tíos en mallas.
En resumen, te diría que fueses a verla. A mí me pareció divertida, dinámica (salvo algún momento un poco chapa), y perfecta para un palomiterismo.
Eso sí... si no te mola, lo más que podré hacer será invitarte a una caña si algún día nos cruzamos;).

eulez dijo...

Jajaja, pero hombre, esto es off-topic total, podías haberme contestado en tu blog.