Pestañas

sábado, abril 18, 2009

"Novelas gráficas" y cine

De inicio, pongo lo de "novelas gráficas" porque es algo que utiliza todo el mundo, pero es una chorrada. No son "novelas gráficas", son cómics. El noveno arte no necesita autoconsiderarse literatura para ser arte, que ya lo es por si mismo. En este post quiero comentar tres adaptaciones cinematográficas de tres (novelas gráficas) obras maestras del noveno arte: Persépolis, V de Vendetta y Watchmen. En todos los casos he leído el cómic correspondiente antes de ver la película. pero es posible que, a la hora de disfrutar del original y de la adaptación, en algún caso, sea mejor invertir el orden: primero la peli y luego el cómic. Ahora me explico.

Empiezo por Persépolis (2007) porque fue la primera de las tres películas que vi, y puede que sea la peor de todas ellas. Peor más que nada porque no aporta absolutamente nada, ya que suprime partes sustanciales del cómic. Además, es una película de animación, es decir, que ver la película es como leer el cómic en una pantalla grande y con mucho menos argumento. Aquí no os voy a decir que veáis la peli antes que el cómic, os recomiendo que directamente paséis de la peli y leáis el cómic que es fantástico. Tal vez el problema fue que la propia autora, Marjane Satrapi, formó parte del equipo de la película... y a veces que el autor esté ahí presente no es lo más adecuado para una adaptación a otro género. Lo mejor de la película: la escena de la canción del Ojo del Tigre.

Más interesante resulta cuando las adaptaciones del cómic se realizan en gente de carne y hueso. V de Vendetta (2005) fue hasta la fecha la mejor adaptación de un cómic de Alan Moore (que ha aborrecido de todas las adaptaciones que han hecho de su obra). El fallo de esta película es que pierde muchísimo del mensaje político (revolucionario y anarquista) del original. El problema reside en el final de la peli. Ese final es necesario para explicar alguna de las cosas que le ocurren al personaje de Natalie Portman, pero parece que el final del cómic era demasiado, para una película de Hollywood... Tenía que ser algo más happyending. Pero claro, al cambiar el final, hay líneas del argumento anterior que dejan de tener sentido. Y hasta aquí puedo contar sin ser un spoiler de tomo y lomo. En resumen, que muy buenas intenciones, muy buena puesta en escena, pero la película es una versión políticamente edulcorada del original (sin ser mala). Recomendación: dado que la película no esta mal, lo mejor es ver primero la peli, para luego leerse el cómic.

NO HABLÉIS DE MI PENEEEERRRY por fin, la película que todo el mundo se ha dedicado a destripar en Internet en los últimos meses. Se ha comentado hasta la aparición, tamaño y circuncidación del pene del Dr. Manhattan (también comentado por juliacgs). Dos apuntes sobre esto ante de seguir: primero, en el cómic "el pene" aparece como el del David de Miguel Ángel (pequeño y bien colocado, es lo más cómodo para alguien que va desnudo) y segundo, si a los varones heterosexuales nos llama tanto la atención la aparición de un pene en el cine es que eso refleja algún tipo de trauma o necesidad oculta (que tampoco es que sea lo de Rasputín, eh?) .

Bueno, dejando el tema de los órganos reproductores, mi opinión sobre Watchmen (2009) es que es una buena película y una mejor adaptación. Tan mejor adaptación es que mejora ciertas líneas argumentales del cómic, que en este chirriaban como una puerta mal engrasada. En concreto, hay varios momentos del cómic en los que uno se pregunta ¿pero por qué han hecho esto en vez de esto otro? Y resulta que en la película resuelven estas situaciones con cambios que mantienen el espíritu del original y que consiguen dejar de lado los problemas de coherencia en el guión original, que son más de uno, especialmente en el desenlace final (paro antes del spolierazo ¡zas! en toda la boca!). No me extrañaría que Alan Moore se cabrease por la adaptación, porque deja en evidencia los fallos de guión en su "obra maestra".

En definitiva, que la película está muy bien, que Rorschach acojona como él solo, que Malin Akerman (al menos en la peli) está para mojar pan, bollería industrial y lo que haga falta y que el Dr. Manhattan recibe el protagonismo que merece (especialmente su culo y su pene). Como pegas, en plan purista, ahí van algunas: no se explica de que está hecha la tela que cubre la cara de Rorschach, no se explica qué coño es Bubastis, se pierde un poco el punto fascistoide de los héroes encapuchados en la película (que en el cómic queda muy claro), la música no viene mucho a cuento (típica y tópica), el traje del Búho se parece demasiado a Batman y, lo peor de toda la peli, el maquillaje es malo hasta rabiar, especialmente la nariz de Nixon, que es un completo desastre (véase imagen de la derecha).

Es decir, que en este caso, creo que lo recomendable, por una vez en la vida en las adaptaciones cinematográficas, es seguir el orden correcto, primero leer el cómic y luego ver la película, ya que esta última mejora más de una cosa del original.

5 comentarios :

Copépodo dijo...

De Persépolis aún no sé nada, así que lo dejo de momento. En los otros dos ejemplos, vi la peli antes que el cómic y me pareció un acierto, porque, ignorante que soy, no conocía nada de los argumentos y me sorprendieron mucho. Cuando leí "V de Vendetta" (lo caro que me costó conseguir un ejemplar en inglés, rediós) me sorprendió mucho lo superficial que era la película, la cantidad de tramas secundarias que desaparecían y lo desfigurado del final. A pesar de todo, la película me sigue gustando. De Watchmen planeo también leerme el cómic, sobre todo después de las numerosas recomendaciones que me habéis dado.

Alan Moore mola.

Manuel dijo...

Ya puestos, mejor "tebeo" que "cómic", ¿no?

A mi "Persépolis" me encantó en el cine. Quizá porque no había leído el cómic antes (tampoco lo he hecho después).

La película simplemente tenía una cosa que decir y la comunicaba con efectividad dramática y argumental, incluso dentro del tono documentalesco. Para juzgar una historia habría que juzgarla por sí misma, no por comparación con otra por muy parecidas que sean, más aún cuando se expresan en formatos tan distintos.

'Sin City' lo leí en cómic hace muchísimos años. Cuando lo vi en el cine apenas me acordaba del argumento pero sí de la estética. Gracias a eso me evité comparaciones incomparables y disfruté de la película. ;-)

Algo parecido me pasó con 'V'.

eulez dijo...

Cope, lee Watchmen en cuanto puedas... Pero ya te digo, a mi hay cosas que no me convencen del argumento.

Manuel, pues sí. Pero "tebeo" es una denominación exclusivamente española y además tiene cierta connotación negativa. "Historieta" tal vez sería mejor, pero seguimos con la connotación. Creo que "cómic" es más neutro. Desde luego, "novela gráfica" es una chorrada.

Sobre Persépolis, yo creo que dice muchas más cosas y tiene muchos más detalles que solamente criticar al régimen iraní. Las experiencias de la protagonista al cambiar de lugar de residencia, otro país, la inadaptación, la adolescencia... todo eso tiene mucho valor y se pierde en la película.

Eh! Es verdad no he leído ni he visto la película de Sin City. Está pendiente!

Nickytau dijo...

He visto la peli de Watchmen y después he leído el cómic y la verdad, lo que más me llamo la atención es el cambio del final y no me peguéis, me gusta más el final cinematográfico jajaja lo veo más lógico.
A mi me gusta más el termino de novela gráfica porque tampoco utilizaría el termino para todos los cómics. Por ejemplo me estoy volviendo a leer los comics de lobezno en orden "cronológico" y aunque me encantan no lo podéis comparar con Maus, BlackHole o algunos de los del señor Alan Moore...
Aunque que se yo ¡¡¡ no se mucho de gran cosa :P

eulez dijo...

Nickytau, precisamente lo que digo en el post es que a mi también me gusta más el final de la peli de Watchmen que el del cómic. Sí, puede que lleves razón que no es lo mismo los cómics-seriales de la Marvel que cómics-cerrados como Maus. Pero siguen siendo cómics, y no novelas, ni literatura. Bah, supongo que es cuestión de como le llame todo el mundo y ya está...