Pestañas

viernes, julio 17, 2009

Vida mojigata de una adolescente

Tal vez uno de los aspectos más censurables de nuestra sociedad sea la presión que se realiza sobre la mujer. Nuestro modo de vida actual impone sobre la mujer una serie supuestas "obligaciones" profesionales, sociales, de relación, familiares, etc, que solo puede cumplir si encaja en el perfil de superwoman. De lo contrario, espera la crisis de los treinta, también conocida como quesetepasaelarroz y la locura y desquiciamiento posterior.

Y es que la presión empieza desde jovencitas. En concreto a través de la televisión, y más en concreto aún a través de Disney y sus series para adolescentes. Un buen ejemplo es "Vida secreta de una adolescente" (The Secret Life of the American Teenager) que ahora emite Cuatro los lunes por la noche. La serie no tiene desperdicio alguno y se puede desglosar mirando un poco a los protagonistas:


Cuarta desde la izquierda: la protagonista, una niña bien adolescente (una especie de Juno, pero en sosaza) que se queda embarazada del malote de turno (tercero desde la izquierda). El embarazo en cuestión aparece tras un coito improvisado en un campamento del que ella no se da ni cuenta (!). Claro, porque ella es una niña buena que no hace ni disfruta de esas cosas lascivas diodenales. Una de sus amigas, cuando se entera de que está embarazada (de no mucho tiempo) le dice "hay otras soluciones" a lo que la niña esta responde "¡Estás loca! ¡No digas eso ni en broma!". Ahí queda eso, ni lo nombran. El tema del aborto, supongo, no se vuelve a tocar en la serie.

El quinto desde la izquierda es el típico adolescente inteligente y vivo, a la par que virgen, que se enamora de la embarazada, cuya existencia reside en hacer contraposición al malote (véase el mensaje: "chicas, hay chicos majos con los que casaros, aunque solo os atraigan los malotes"). La chica a la derecha del todo es la "putita" del instituto la cual, en realidad, solo se zumba al malote y además quiere que se quede a dormir (véase el mensaje: "hasta las putas tienen sentimientos"). Los dos de la izquierda son novios "católicos de anillo de castidad", ella es hija de dos muy fervientes católicos que solo se acostaron una vez casados y quieren que su hija haga lo mismo. Ella, por supuesto, es una buena hija y está de acuerdo con el ideario sexual de sus progenitores. El novio, sin embargo, como es un varón adolescente salido, pues tiene alguna dudilla, pero al final a quien quiere es a su beatita (el mensaje final es: "siempre triunfa la virtud y el arrepentimiento").

Podría seguir todo el día con esta historia, pero lo voy a dejar aquí, que me aburro de escribir sobre esta bazofia. Un par de apuntes más: los mejores amigos del chico vivo e inteligente son una pareja (chico y chica, claro) de chino-americanos (mensaje: "se tolera la diversidad racial, pero cada uno por su lado"). En cuanto a las edades de las personas mayores se siguen batiendo marcas. Por ejemplo, el consejero del instituto del chico vivo e inteligente parece más joven que el aconsejado. Los padres son jovencísimos, por descontado. Y siempre se dicen "te quiero" cuando se despiden de sus hijos (aaaagh, que repelús)

Por poner un ejemplo de los argumentos y manipulaciones de la serie, espero que los lectores me permitan un pequeño spoiler: en el final de la segunda temporada muere el padre de la beatita y esta se siente culpable porque se ha follado a su novio a pesar de que su padre la había criado para que fuese casta y pura (!). Es decir, los productores y guionistas de la serie son inteligentes. Saben que los chavales (en concreto, las chicas) de verdad follan. Así que, en la serie los personajes lo hacen también, pero a continuación se introducen argumentos variopintos para que se sientan culpables de todas esas cosas diodenales que han hecho. Mensaje central de la serie: si no te quieres sentir culpable hasta morir, mejor no folles.

En resumen, la televisión norteamericana (especialmente Disney) sigue creando una serie de productos destinados a la represión sexual, especialmente de las adolescentes. Se introducen constantemente, de forma subversiva, las ideas de abstinencia y fidelidad (abstinente) en los adolescentes. Se admiten las equivocaciones (sexuales ¡todo está centrado en el sexo!), pero estas siempre llevan a la culpa y al arrepentimiento. Solo falta el cura, que les lave los pecados ante Dios. Los roles son deprimentes: familias uniformes, estilos de vida estancos y predecibles, separación racial, cásate, ten hijos, folla para reproducirte pero no para darte un gusto, etc. Nada de educación sexual, nada de uso de preservativos, nada de nada de todo eso. Puro republicanismo norteamericano en su más mojigata y reaccionaria versión, pero intentando meter el mensaje por la puerta de atrás, intentando calar en los adolescentes. Con éxito, por cierto.

Dejo para otro día hablar de otros éxitos de la televisión tales como Gossip Girl (la misma mierda para veinteañeras) o de Anatomía de Grey (otra mierda pero para treinteañeras). Si fuese mujer tiraría la televisión por la ventana. Por cierto ¿dónde están las feministas a todo esto? ¿Al Ministerio de Igualdad y Aído no les importa? ¿O es que a ellas en realidad también les va el rollo "donde está mi príncipe azul que tengo treinta tacos y se me pasa del arroz" de Anatomía de Grey?

19 comentarios :

Miss Calamity dijo...

Uy, me encanta este tema. Soy mujer. Muy treintañera. Sin hijos. Etc, etc, etc... Ah, y casi no veo la tele, así que esta serie (que es como Sensación de Vivir, por lo que leo) no la he visto jamás. Gossip Girl la vi un día y casi vomito. Y Anatomía de Grey no la he visto jamás.

Antes, cuando me preguntaban ¿tú qué quieres ser de mayor? Yo respondía sin dudar ni un segundo hombre (es que ahora ya no me lo preguntan; ahora la peña hace más hincapié en eso de ¿cuándo vas a tener hijos? a lo que yo respondo tengo un perro, una gata, dos loros y a mi madre así que no necesito más hijos).

Bueno, que sólo venía a darte las gracias. Me he liado un poquillo. Me has servido de musa/o. Escribiré algo al respecto de las superwomen actuales. ¡Muchas gracias, Eulez!

Cal.

Miss Calamity dijo...

Yo again.

A estas series, si les añades un cura, tienes una telenovela venezolana al yaqui way of life. Espera, que vomito: ¡buarg!

vespinoza dijo...

Lo que más me sorprende de estas series es que sus protagonistas femeninas tienen como principal aspiración CASARSE, (como Dios manda of course)

Dirk Angry dijo...

¿Por qué te sorprende? Si el tema principal de estas series es "las mujeres son malas malas malas menos las que se casan y dedican su vida a servir a su marido y tener muchos niños" o bien "las mujeres serán unas desgraciadas a no ser que ídem".

Por cierto ya que se habla de estos fenómenos de la "cultura de masas", es interesante esto: http://io9.com/5096310/twilights-hidden-morality-plays
Los libros de crepúsculo, un fenómeno que está leyendo ahora mismo un gran porcentaje de los preadolescentes del mundo desarrollado. El artículo está en tono de humor, pero habla de algunas cosas que son de reirse por no llorar

eulez dijo...

Cal, ¡resiste! No veas Anatomia de Grey! Es más, ¡escupe en la cara a quien la vea! ¡Que sientan el rechazo en sus carnes!

vespinoza, casarse, tener hijos, una casa y tres coches. La modernidad es que ahora las jovencitas quieren eso, pero después de haber estudiado una carrera (es decir, un grado estúpido en alguna universidad estúpida) ¡que gran avance! Genial en la escena de la serie esta que comento en la que la beatita le dice a su novio que ella quiere casarse después de haber terminado la carrera... y que claro, no pueden follar antes de eso...

Dirk, no es que me sorprenda, si ejemplos de todo esto hay a patadas, se trata de hablar sobre ello, nada más. Además, a lo mejor nosotros lo vemos muy claro, pero muchos adolescentes no pillan los mensajes reaccionarios que contienen estas series. Lo de Crepúsculo también tiene miga, que conste que he visto la peli (con mucho esfuerzo por no dormirme.. eh, bueno me dormí un rato). Pero también es cierto que introduciendo un factor fantástico de los vampiros y todo eso la cosa de diluye un poco. Además, la tensión sexual es bastante fuerte... quiero decir ¡hay tensión sexual! Tensión que no va a ningún lado, vale, pero es que Kristen Stewart parece que va a violar al vampiro en cualquier momento. En comparación con las series de la Disney eso es algo muy lascivo. Aunque el resultado final sea el mismo. Por cierto ¿habéis visto la escena de sexo eliminada de Crepúsculo?

Espineli dijo...

Esta es la típica serie que me pone los pelos cómo escarpias XD y lo peor es que así las hay a puñaos...

Dirk Angry dijo...

Pero has leido el artículo entero? Es que habla del último libro (no sé cuántos son pero la peli es sólo el primero), y lo lleva a un nivel muchísimo más extremo. Y los libros estos, no sé cómo va la cosa en españa, pero en USA los están devorando TODOS los niños. No me acuerdo si era de todos los libros que se venden allí, o sólo de los que se venden por amazon, pero eran EL 70% DE TODOS LOS LIBROS QUE SE VENDIERON el año pasado (aunque sea sólo por amazon, probablemente sea representativo, y sigue siendo una barbaridad), y al final no se anda con tantas sutilezas como en la película. El artículo vale la pena aunque sólo sea por reirse un rato, pero...
¿Es que nadie piensa en los niños?

videodromo dijo...

¡Dios la viste! ¡Qué valor tienes! te acabas de convertir en mi héroe. Es tremendo lo de Cuatro, menos mal que iban a ser una cadena alternativa, programan cada mierda de cuidado.

copepodo dijo...

Con mucho retraso, que me quedé con ganas de comentarte aquí. ¡Menuda bazofia! ¿Sabes a qué me recuerda? Hace un año o así estrenaron una película que se llamaba "Shortbus" y que tenía aires de bombazo libertino: todos los protagonistas follaban como locos, con independencia de sus sexos y tal, todo como muy desenfadado y chachiguay... y al final resulta que el mensaje de la película (porque lo tiene) es de lo más mojigato y se resume en quepara ser feliz hay que ser fiel. No es que tenga nada en contra de la fidelidad, claro que no, pero es que descubrir queal final los alardes de la película se quedan en nada es como de risa. Por supuesto Walt Disney tiene muchísimo más peligro, y como dice Alfie, cómo ha cambiado de imagen "Cuatro" que al principio iba de caena cultureta y de calidad. En fin...

eulez dijo...

Espineli, como escarpias, ya ves. Pues yo me tragué cuatro episodios del tirón, eh?

Dirk, sip, ya veo que la doctrina antiabortista (¡spoiler!, uf, muy tarde!) también anda por Crepúsculo. "¿Es que nadie piensa en los niños?" Síiii... claro que hay mucha gente que piensa y se preocupa por los niños... ese es precisamente el problema. Leave those kids alone!

Videodromo, lo de Cuatro es increíble. Ahora resulta que han cancelado Dexter. Pusieron Mad Men a las 2 de la mañana. Ahora parece que anuncian True Blood (hablando de vampiros que sí que follan.. y mucho, bien y con gusto, por cierto), pero pasará lo mismo, verán que no tienen un 10% de share y la quitarán. De alternativa no tiene nada. Son la misma mierda.

Cope, había oido hablar de Shortbus por lo radical de sus escenas de sexo. Ya veo que todo era escarcha. Pero bueno, eso también son rollos para mayores, puaf, como que nos da lo mismo. Pero es que los adolescentes son esponjas, se lo tragan todo y eso ahí queda, por alguna parte les queda el mensaje...

Por cierto, me he alegrado mucho de que Cuatro se hundiese en el estreno de las desventuras de la sosaza y su panda, si señor. Parece que el único que se tragó la serie fui yo.

copepodo dijo...

Jajaja, imagínate, el único televidente de "vida de una mojigata" eras tú.

Oye, me ha encantado cómo describes la serie, me parto con lo de que se queda embarazada sin darse cuenta, sin pasárselo bien y sin saber qué está pasando.

Ronin dijo...

Bueno, lo del embarazo sin pasárselo bien y sin saber qué está pasando ya pasó hace 2000 años, con una paloma de por medio, así que no es tan raro...

A mí lo que me hace más gracia de estas series es que van de "así son TODOS los adolescentes" o "así son TODAS las treintañeras", como si fueran un fiel reflejo de la realidad. Si fuera así, se verían los detectores de metales de la entrada, o algún alumno con pintas de metalero.

Menos mal que en este país sí que hacemos series de adolescentes que los reflejan bien: Física o Química, Al Salir de Clase, Compañeros... (nótese la ironía)

Chance dijo...

Tu comentario a la serie es simplista. Te has quedado en la superficie y en un comentario esteriotipado e ideológico.

eulez dijo...

cope, sí, parece que el único que vio la serie fui yo. Yo y Chance, que comenta más adelante. Claro, no somos suficientes para que la mantengan en antena.

Ronin, otro cuento moralista, verdad? Me asustaste con lo de las series españolas de adolescentes, suerte que pones lo de la ironía, que me lo creo. Seguro que Chance lo piensa así.

Sobre el comentario de Chance ¡achtung! lo de "simplista-estereotipado" lo dice una ¡profesora! ¡cuidado! En su blog tiene en el perfil el careto de Sarah Jessica Parker subtitulado con la preclara frase:

«Fashion is not a luxury, it´s a right.»

GUA! Que nivelazo, que preocupación por las cosas importantes de la vida y la sociedad, que falta de estereotipos y que profundidad de contenido (irónico, que quede claro). Sobre lo ideológico, supongo que en realidad hay muuucha ideología detrás de una frase así. Probablemente la ideología de una estúpida sociedad capitalista basada en el consumo absurdo de productos inútiles. Miedo me da que gente que entre de lleno en un modelo de consumismo de semejante calibre así enseñe nada a los chavales.

Chance dijo...

Lo que te dije: estás ideologizado y me lees desde ahí. No has entendido nada y me has ofendido porque no me conoces.
En primer lugar, es ficción. Y como toda ficción siempre hay cosas exageradas o deformadas y que cada uno entienda.
Creo te has saltado un montón de cosas de la serie que sí son importantes: asumir la responsabilidad (es todo lo que le dice la madre a Amy); en ningún caso la chica "beata" como tú la llamas se acaba sintiendo culpable por haber follado, al revés, la madre le hace ver que no es así y que esa culpabilidad es absurda.
Sí, estoy viendo la serie; y como yo miles de espectadores que vamos más allá.
Con respecto a lo que dices de la frase de SJP te comento: has vuelto a quedarte en la superficie. "La moda no es un lujo, es un derecho." Todas tenemos derecho a sentirnos guapas y no por ello gastarnos una pasta en ropa.
Me gustaría que no volvieras a faltarme al respeto; por mi parte yo no lo voy a hacer más. Y con respecto a mi profesión; creo que una vez más me has prejuzgado. Yo soy una profesora que me preocupo por mis alumnos y a quien le gusta lo que hace y que desea que aprendan.

eulez dijo...

Querida Chance, si te dedicas a escribir chorradillas de una frase en un sitio que no es el tuyo te arriesgas a que se te ponga a caldo. Ten en cuenta que tu fuiste la primera que faltó al respeto aquí. Para decir lo que has dicho tienes que argumentar ¿así es como tratas con tus alumnos normalmente? Primero denostas sin argumentar (en la casa de otro, no en la tuya) y luego echas en cara que se te insulta cuando se te contesta. Uf.

Dices sobre la serie que "En primer lugar, es ficción. Y como toda ficción siempre hay cosas exageradas o deformadas y que cada uno entienda". Efectivamente, esto es cierto, especialmente "y lo de que cada uno entienda", por tanto, no te lo tomes tan en serio y como algo personal lo que se diga en un blog sobre una determinada serie, si resulta que dices que es ficción. Si quieres llevar la contraria, llévala, pero argumenta con sujeto, verbo y predicado y sin insultar. De lo contrario, se te contesta en tus mismos términos. La otra posibilidad era borrar tus mensajes, pero prefería divertirme contigo un poco.

En cualquier caso, deberías pensar en lo que se dice en este post, porque parece que no te das cuenta de lo fina que es la moralina que lleva implícita la serie ¿qué me dices sobre lo del aborto? Ni se lo plantean y en el momento en que alguna de las dice algo sobre eso, la "beatita" casi les escupe en la cara. Más real es el rollo de Juno, supuesta inspiración para esta serie, en donde la chica llega a ir a la clínica abortista, pero le da repelús y no aborta. ¿O es que estás en contra del aborto? ¿Mmmmm?

El problema de estas series es que son un punto de referencia para los adolescentes que las absorben como esponjas. Si existe esa moralina, malo. Véase las series de los Jonas Brothers y sus votos de castidad. ¿No es esto censurable? ¿No es preocupante que esta moralina pseudo-católica y retrógrada se meta en las series de adolescentes? Preocupante es también que a los adolescentes les gusten las mismas series que a sus profesores.

Por cierto, Sarah Jessica Parker apesta con su rollo "quiero a mi príncipe azul pero soy una mujer liberada y moderna". Léete el post de la superwoman y llora. Eso del derecho a la moda apesta también ¿crees que habría que inclurilo en la Declaración de los Derechos Humanos? ¡ropa de moda barata para las mujeres de Somalia YA! ¡No tienen para beber pero que se vean guapas!

Y que conste que Sexo en Nueva York, cuando no sale SJP (puaggg), me parece una serie divertida.

juliacgs dijo...

¡¡¡Oigggggg!!! ¡¡¡Todasssss tenemos derecho a sentirnosssss guapasssssss!!!

Mira, de verdad. Qué vergüenza pertenecer a un género (de arpías, si se me permite) que encumbra a Sarah Jessica Parker como súmmum de belleza y gurú espiritual.

Esto es lo que hemos hablado ya largo y tendido por aquí: todassss tenemossss derecho a sentirnosss guapassss pero las técnicas ginecológicas actuales no han avanzado desde que Shere Hite se hizo sexóloga en los años ochenta. Importa más que tengamos buen pote que ponernos en la cara (que no está nada mal un buen pote bien puesto, ojo), o kilazos de bótox para las que rocen la edad de su adoradísima Sarah Jessica, pero eso sí, cuando vas al ginecólogo, te encuentras con que el desarrollo técnico/médico/farmacológico sigue estando en la edad de piedra.

Y eso, entre otras muchas cosas.

El día que las feministas de pro descubran que EN REALIDAD las mujeres son IGUAL de tontas que los hombres (y eso es precisamente en lo que radica la igualdad de géneros) se van a pegar un tiro.

Chance dijo...

Querido Eulez: sí, la verdad es que no argumente para nada mi afirmación primera. Estaba viendo la serie y no estaba para nada de acuerdo en lo que decías.

Si aceptas mis disculpas por no argumentar te lo agradeceré. Me pillaste en un día contrariado y lo pagué contigo. Así que, lo siento.

Pero la verdad es que me ha dolido mucho que ataques mi profesión porque es lo que más amo en la vida y que me tachen de superficial tampoco, ya que no lo soy en absoluto.

Con respecto a Sarah Jessica Parker y Sexo en Nueva York soy fan absoluta. Es una serie que me ayudó a ver muchas cosas. Con respecto al artículo que me dices que lea; no sé, no tiene nada que ver con lo que yo digo... Pero vamos sí, estoy de acuerdo: ser una superwoman y perder independencia económica... No sé, es un tema complicado que tiene matices. En mi caso, no creo que lo haga; porque me gusta mucho mi profesión, y segundo me ha costado mucho llegar donde estoy. No concibo mi vida, hoy por hoy, sin trabajar. Y sobre los derechos humanos, estoy de acuerdo contigo también. Que repartan ropa en Somalia y donde sea. Y si puedo ayudar, aunque sea con un eurillo lo hago. Pero no sé, no mezclo cosas. Una cosa es lo que dice Sarah Jessica Parker, que aplico a mí, y otra cosa es la pobreza.

Franwerst dijo...

Lo preocupante no es que haya de estas series, sino que sean el único tipo de serie dirigida al público adolescente... pero bueno, también es que nos estamos yendo al extremo, que estamos hablando de Disney, el paradigma de geometría dif... digooo... el paradigma de ideología ultraconservadora.
Como decía alguien por ahí, esta serie a la que no tengo el gusto de conocer parece recordar a la basura de Beverly Hills 90210. Vamos que llevamos tragando esto desde hace décadas. A lo mejor lo que tenemos que hacer es bajarnos de internet alguna serie francesa, taiwanesa o egipcia. O apuntar la parabólica a Ganímedes a ver si allí echan algo que valga la pena (o al menos con ideas distintas).