Pestañas

jueves, septiembre 03, 2009

The Wall... de Cisjordania.


En 1979, Pink Floyd publicó uno de sus álbumes más famosos: "The Wall", o "El Muro" como lo llamamos siempre en España. Este disco supuso una cierta ruptura con el resto de la tendencia de la banda, que había pasado del rock psicodélico de finales de los 60, al rock progresivo a mediados de los 70, para "terminar" en una opera rock, como resultó ser "The Wall". Que conste que esto no es una crítica, porque "The Wall" es una opera de rock progresivo, con una temática determinada, una música excelente, y unas letras fabulosas. Uno de esos discos que cualquiera debería escuchar, porque es una maravilla que pueden disfrutar incluso aquellos que no sean devotos adoradores del rock progresivo o de Pink Floyd. Pero claro, este estilo, ligeramente distinto y tal vez más comercial, recibió muchas críticas de los puristas floydianos de la época.


Decía lo de que Pink Floyd "terminó" en una opera rock, porque "The Wall" supuso el definitivo ascenso como líder de la banda de Roger Waters y eso motivó el final del grupo. Waters compuso prácticamente toda la música y escribió todas las letras del álbum, volcando todos sus miedos y traumas en la que sería su obra maestra. El proceso de grabación y los problemas que tuvo entonces con el ya fallecido Richard Wright, supusieron la descomposición de Pink Floyd. Descomposición que todavía aguantaría una gira mundial, una película y otro disco ("The Final Cut", 1982) que no consistía más que en las sobras de "The Wall". Después vino la salida de Waters de Pink Floyd, los juicios y los dos discos (uno horrible y otro bueno pero distinto) sin Waters.

Sobre el disco en sí, este no trata sobre el Muro de Berlín, como algunos siempre han creído. De hecho, no trata en absoluto sobre el Muro de Berlín, al menos de forma literal. Trata acerca de las barreras, físicas o emocionales, que las personas empleamos para separarnos y, supuestamente, protegernos de los demás, debido al miedo a que nos hagan daño. Algo que el autor quiere dejar bien claro que levantar barreras es contraproducente, porque esa separación solo crea más trauma y más soledad. Por eso dice al (casi) final del disco que tiremos los muros abajo.

Con el tiempo, Roger Waters empezó a ser conocido como el autor de "The Wall", independientemente de Pink Floyd, especialmente después del multitudinario concierto de Berlín, celebrado después de la caída del Muro en 1989. Poco a poco, su fama ha ido ganando peso, gracias a las giras mundiales que todavía sigue dando. Una de las últimas fue en Israel, y fue allí donde, un día antes, del concierto, funcionarios de la ONU le llevaron a ver el Muro que Israel había construido en Cisjordania. Waters, impresionado, llamó la atención a los israelíes en su concierto, después de tocar "Another brick in the Wall", diciéndoles que el mundo pide a esta generación de israelíes que tiren "los muros" abajo (?). Es gracioso ver como alguno de los asistentes no estaba de acuerdo con lo que decía Waters (ver final de este vídeo), incluso un lumbreras llega a afirmar, en un inglés aún peor que el mío (que ya es decir), que si se tirase el muro la gente de Israel moriría. No se entiende que narices hacía esta gente viendo a Waters (¿no han leído sus letras?). Bueno, lo de los israelíes y su radicalidad es que da para mucho, ya lo sabemos todos, no voy a entrar en eso ahora otra vez.

Waters aceptó ser el narrador de un vídeo de la ONU de 15 minutos acerca del muro de Cisjordania. El documental, titulado "Walled Horizons", ya está colgado en youtube, pongo aquí la segunda parte del mismo, que es algo más vistosa que la primera. En algún momento suena la melodía final de "Is There Anybody Out There?":




Como se muestra en el vídeo, la situación es tremenda. El muro de Cisjordania parece estar pensado, no para proteger a los israelíes de los terroristas, como afirman las autoridades sin tapujos, sino para dejar claro cuales son los territorios que Israel quiere dejar a los palestinos en caso de la creación, en algún momento, por parte de estos de un estado independiente. Por descontado, les da igual las situaciones de injusticia, de separación de familias o de falta de acceso a servicios básicos que puedan tener los palestinos. Hay que dejar claro también que el Tribunal Internacional de Justicia de La Haya declaró ilegal esta construcción en 2004. A Israel todo esto lo de igual, por supuesto.

Y para finalizar, a mí me gusta esta foto del muro de Cisjordania (más fotos aquí)

4 comentarios :

Quico dijo...

"El muro de Cisjordania parece estar pensado, no para proteger a los israelíes de los terroristas, como afirman las autoridades sin tapujos, sino para dejar claro cuales son los territorios que Israel quiere dejar a los palestinos en caso de la creación, en algún momento, por parte de estos de un estado independiente" Amén, la situación es lamentable.

En cuanto a Pink Floyd the Wall, es una MARAVILLA, todo el mundo tendría que escucharlo entero al menos una vez en la vida...

ricardo dijo...

Estupenda entrada, Eulez. Musicalmente, El Muro no es, ni por asomo, mi álbum preferido de Pink Floyd ya que, antes de él, creo que están "Dark Side of the Moon", "Wish you Were Here" , incluso, "Animals".

En cuanto a lo del Muro de Cisjordania, parece que los humanos no tenemos mucha imaginación en resolver nuestros problemas. Es así de triste.

misscalamity dijo...

Me tocas la fibra. Me fui de Madrid a Barcelona, ida y vuelta en el día (bueno, con el puente aéreo y pasta gansa no es difícil), sólo para ver a Roger Waters en el espectáculo "Dark Side of the Moon". Te diré que no soy de lágrima fácil y allí lloré de emoción como un bebé.

Me gusta "The Wall" (qué digo me gusta, ¡me chifla!), pero estoy con Ricardo. Soy más de la época psicodélica de Pink Floyd. "The Piper at the Gates of a Down", por ejemplo, me parece sublime. Igual con "Atom Heart Mother" un disco que, si te dicen el año en el que fue producido, ni te lo crees. Por supuesto mi favorito es "Dark Side of the Moon". Mira, me lo voy a pinchar ahora, a ver si me anima un poquitín.

En cuanto a los muros, pues qué quieres que te diga. Los físicos son "fácilmente" franqueables. Son los psicológicos los que no hay manera de tumbar. Sorprende que con tanta ONU, tanto organismo internacional, tanta ONG y tanta gente comprometida pase lo que pasa en Cisjordania (y en otras partes del mundo menos comentadas en los medios de comunicación con muros altos y fuertes, de los psicológicos), hayan logrado construir ese muro. A mí me da vergüenza ajena, de verdad.

Pero también pienso una cosa: son ellos, los políticos, la gente que tiene poder, los que se dan palmaditas en la espalda cuando salen de las cámaras de gobierno después de haber ofrecido a los ciudadanos un espectáculo deplorable de discusiones y disensión, los que tienen la resolución en la mano. Pero no quieren. Perderían ¿votos? En el fondo necesitan el conflicto social para seguir manteniendo su estatus de poder.

¡Vaya chapa, la virgen! Venía a hablar de Pink Floyd. Lo juro. ¡Si hasta mi perro se llama Floyd! ¿Qué más puedo decir?

Besotes.
Cal.

eulez dijo...

Quico, sí, yo creo que es un disco más o menos accesible. Incluso gente que no conoce a PF y no le gustaría, conocen lo de "We don't need no education" (atención a la doble negación, que en inglés es una afirmación, que el Waters tiene mu mala leche). La canción Comfortably Numb también es muy conocida, especialmente ese solo de guitarra de Gilmour que, como tu dijiste en el feisbuk, es considerado por muchos como el mejor de la historia del rock.

Ricardo, de acuerdo contigo, mi disco favorito de PF es "Wish you were here", con diferencia. Estaban inspiradísimos en aquel album, el "Shine on you..." es maravilloso. Se nota mucho la influencia de Richard Wrigth en PF, sobre todo cuando no está (como en The Wall) la banda pierde "sinfonismo".

Sobre lo del muro de Cisjordania, es que es curioso lo de los israelíes y lo parecido de sus estrategias a lo que hicieron los nazis con los judíos (el maltratado, maltrata). Sigo diciendo que ya que tienen la bomba atómica, y en línea con lo que están haciendo, que la lancen contra los territorios palestinos y así acaban antes. Todos van a sufrir menos y total, a ellos se la suda lo que les vayan a decir desde la ONU... Bueno, dejando las ironías aparte, es de esperar que la administración Obama se muestre algo más "razonable" en cuanto a la permisividad de EEUU con los abusos de Israel sobre Palestina y se intente solucionar esto presionando un poco a Israel, que es donde yo creo que está el problema principal. Es posible que ahora los palestinos acepten cualquier cosa. El problema de los terroristas (palestinos) se arreglaría una vez que la situación tercermundista de Palestina empiece a solucionarse.

Cal, gracias por comentar, de chapa nada, agradezco los comentarios y si son, como el tuyo, largos y con contenido (que tenga que ver con el post correspondiente, se entiende) mucho mejor. Te voy a hacer una contestación aún más larga, para que veas.

Yo también fui a Barcelona a ver a Waters, hace como que 8 años o así (los conciertos de "In The Flesh"). Siempre cuento que, durante el concierto, daba la impresión de que nadie conocía a Waters (no hubo lleno ni nada). Cuando durante "Mother", se canta lo de "Mother, should I trust the government?", en los conciertos de PF la gente suele chillar "NOOOOO!!!", que es lo apropiado. Pero en este concierto, Waters se quedo como esperando una respuesta del público y nadie decía nada, así que el menda gritó con la mierdecilla aflautada esta de voz que tengo lo del "Nooo". Y parece que fui el único. Waters puso cara de "Vaya, al menos hay alguien que se entera", y siguió con lo suyo. No me lo invento, eh? Que lo confirme Julia, que iba conmigo muy a su pesar.

El Atom Heart Mother" (conocido en España como "el disco de la vaca") es flipante, como tu dices, es un disco absolutamente adelantado a su época, uno no se puede creer que sea de 1970. Es rock sinfónico literalmente, o más bien una sinfonía rock, en este caso.

Y sobre lo de los políticos, ya se sabe lo que pasa, en este caso, con una situación tan radicalizada es complicado ver la culpa o no que tienen los políticos. Desde luego, lo del muro este es culpa de los políticos. El documental está bastante bien para comprobar sus argumentos.

Ah! Que conste que a mi también me pasa eso de que escuchar a PF me "alegra" (lo bello, alegra), pero también es verdad que tal vez no sean lo mejor para animarse, no?