martes, diciembre 01, 2009

Actualizando... a Windows 7 y a Ubuntu 9.10

¡Horror! Hay que ser un auténtico masoca para pretender actualizar a la vez desde Windows XP a Windows 7 y desde Ubuntu 8.10 a la versión 9.10 (a.k.a Karmic Koala). Muchos considerarán además una herejía hablar en el mismo post de Windows (el diablo) y de una distro de Linux (la salvación), pero recordemos que, mal que nos pese, casi todo el mundo utiliza Windows (de los yihadistas del Mac mejor no hablo). En fin, quería ver como era el famoso W7 y ya de paso pues actualizo lo del Ubuntu, que llevaba dos versiones de retraso por mi última negativa a actualizar.

Paso ahora a explicar poco a poco como ha sido la cosa de instalar todo esto. Primero, tengo que decir que esto no han sido instalaciones de cero, el ordenador lo tenía montado con dos particiones, una para Ubuntu y otra para Windows. El arranque de una a otra se hace mediante grub, con lo que primero hay que modificar el Windows y luego el Ubuntu, para que este modifique el arranque e incluya al Windows. Antes de empezar tenemos que tener grabado en un cd esa maravillosa herramienta que es Super Grub Disk, que nos permitirá recuperar el arranque una vez instalado en nuevo Windows.

Sobre Windows 7, lo primero es tener esto (por ejemplo) y mirarse esto otro. La imagen del dvd puede montarse desde WXP con Daemon Tools (sin necesidad de gastar un DVD virgen) Lo siguiente es intentar actualizar al montar la imagen del W7. Nos dirá (seguramente) que no se puede porque el idioma no es el mismo. Por mucho que he intentado cambiar el idioma del WXP al inglés, no ha habido forma, así que pasando, porque tampoco esta claro que se pueda hacer. Es posible hacer una copia de seguridad con Windows Easy Transfer de nuestras cosillas del Windows antiguo que luego se puede emplear una vez instalado W7. A mi esto no me funcionó porque el ordenador se petaba antes de terminar de hacer el archivo (que será de varios gigas de tamaño). En cualquier caso, guardad las cosas importantes (de ahí la utilidad de tener nuestros archivos personales en otra partición) y guardad también los datos de la carpeta Documents & Settings. Windows 7 guardará de todas formas datos antiguos en una carpeta llamada Windows.old.

Una vez que empieza la instalación, todo va muy rápido, no hay que introducir nada. El ordenador se reinicia varias veces (se pierde el grub, de manera que arranca siempre en Windows) y al final tenemos nuestro nuevo Windows disponible. Instalar antes de nada un antivirus y un firewall. Como siempre, algo fallará, seguramente el sonido o la impresora. Buscad cómo se hace para actualizar el sistema operativo y actualizarlo. Después del proceso, W7 tendrá aún más drivers disponibles y seguramente todo funcione solo. De lo contrario buscad los drivers de lo que no funcione para Windows 7.

Una vez terminada la instalación, tendremos el problema de instalar todos los programas otra vez (se habrán guardado las configuraciones de estos, pero los programas hay que instalarlos). Así que, hala, con paciencia y con tiempo. W7 parece bastante rápido y es muy mono en cuanto a su diseño. Es claramente una versión muy mejorada de la patata que era Windows Vista. Eso sí, después de meterle un poco de caña me encontré con unos cuantos pantallazos azules característicos. De eso parece que no nos libra nadie. He encontrado algún problema más, por ejemplo que no se puede jugar al FIFA 10 en W7, aunque sí se podía jugar perfectamente en el WXP. El modo de compatibilidad no funciona, ni bajar la calidad, ni mejorar el rendimiento de la tarjeta gráfica, ni desinstalar y volver a instalar... Por suerte, el PES 2010 funciona sin problemas, aunque va un poco lento (probablemente debido a que mi procesador es antiguo).

Volviendo a la actualización del Ubuntu, ahora hay que recuperar el grub. Para eso arrancamos el ordenador con el cd donde esté grabado el Super Grub Disk. Navegando entre los menús, hay por ahí una opción para recuperar el grub y ya lo tenemos ahí de nuevo. Arrancamos nuestro Ubuntu y le damos a actualizar la distribución (de 8.10 a 9.04, primero y luego de 9.04 a 9.10) desde el Gestor de Paquetes Synaptic. Para cuando haya terminado, le damos a reiniciar y a tomar por culo porque sale un clásico "Out of Range" en la pantalla, o sea, un pantallazo negro. Puto koala cabrón. Mírale, si tiene cara de hijoputa. Si ya decían por ahí que esta versión daba problemas.

Don't panic! Vamos por partes. Primer problema: al actualizar la distribución, el grub no se actualiza solo, marcando la versión anterior del kernel (2.6.27) en vez de a la nueva (2.6.31). Lo primero que hay que hacer es arreglar esto. Para eso nos vamos a "modo seguro" (segunda opción en grub) y desde allí entramos como root en el sistema operativo. Entonces, editamos el arranque escribiendo:

nano /boot/grub/menu.lst

Y cambiamos las primeras líneas para que queden, por ejemplo, de esta forma (con nano se graba haciendo Ctrl+O y se sale con Ctrl+X):

title Ubuntu, kernel 2.6.31-14-generic
root (hd0,5)
kernel /boot/vmlinuz-2.6.31-14-generic root=UUID=324f13fb-29f2-4888-91ca-1382316c3e8f ro
initrd /boot/initrd.img-2.6.31-14-generic
quiet

title Ubuntu, kernel 2.6.31-14-generic (recovery mode)
root (hd0,5)
kernel /boot/vmlinuz-2.6.31-14-generic root=UUID=324f13fb-29f2-4888-91ca-1382316c3e8f ro single
initrd /boot/initrd.img-2.6.31-14-generic

Vale, arreglado esto, el segundo problema viene en lo de la pantalla. El "Out of range" sale porque hay un problema con la tarjeta gráfica. En mi caso es una Nvidia y para eso hay tres posibles soluciones:
  1. Utilizar envyng. Es lo más sencillo, pero a mi me daba todo tipo de errores (que si los headers del kernel, que si el python, que si paquetes rotos...)
  2. Bajarse el driver para linux de nvidia e intentar instalarlo directamente. A mi esto me daba aún más errores (que si el gcc-4.3, que si el kernel de no se que leches...)
  3. Hacer lo que dicen aquí, a través de repositorios.
El último método es el que me funcionó. Arrancamos en modo seguro otra vez. Hacemos lo que dice en ese enlace. Si luego escribimos: nvidia-detector, el comando responde: none. Da igual, no desesperar todavía, escribimos ahora:

nvidia-xconfig

Esto nos escribe el archivo /etc/X11/xorg.conf de la forma adecuada para que podamos usar la configuración del driver. Y luego iniciamos el modo gráfico con startx... y tachán, ahí tenemos nuestro entorno gráfico. Ya solo queda reiniciar y todo funciona y se inicia correctamente.

Esto ahora lo digo así de resumidito, pero me ha costado un dolor y medio dar con la solución para el pantallazo negro. Internet está lleno de gente preguntando por el mismo problema, y seguramente no haya una solución única para todos los ordenadores. Lo que he dicho aquí a lo mejor me vale a mi, pero no a otros. Es más, el problema del pantallazo se resuelve, pero estos drivers de Nvidia que se instalan son la versión 190 y no los 185, que parece que son los que esta versión de Ubuntu utiliza por defecto. Como resultado resulta hay un montón de paquetes de software que no son compatibles con este driver y no se instalan, por ejemplo, muchos de kde (Kile, amarok, k3b). Pero, en la última actualización de la distro (del sábado pasado), parece que se arreglan todos estos problemas, porque después de instalar el nuevo kernel y demás ya es posible instalar todos estos paquetes.

En fin, un par de apuntes extras sobre Karmic para terminar: las 16 novedades más relevantes que incluye esta versión (aparte de pantallazos negros e incompatibilidades) y cosas que hacer después de instalarlo (aparte de cagarse en el puto koala). Recordar que una buena solución a los problemas con Ubuntu es esperar a ver si las actualizaciones los arreglan, como ha sido el aquí el caso.

5 comentarios :

dosvariables dijo...

lo dicho, q me via esperar a la siguiente a ver si es más facilito :P.. q yo estoy hasta los huevos de windows, pero no sé si soportaría tan estoicamente como tú ese dolor y medio

copepodo dijo...

Me sorprende la mala fama que tiene la versión del Koala de los cojones. Mi portátil se está ganando una merecida jubilación y ya estoy pensando en el sustituto. Estaría bien que tuviese el W7 y poder meterle luego normalmente el Ubuntu 9.10, supongo (no sé si es mucho suponer) que si el portátil no da muchos problemas con ubuntu, esta versión no tendría que dar tampoco problemas puesto que se instala de cero, ¿me equivoco? (quiero decir, que tus instrucciones son para cuando se actualiza desde una versión anterior, ¿no?) Si esta versión es tan mala quizá sea mejor esperar a la 10.4, no sé, lo que tengo claro es que lo habría pasado francamente mal de haber estado en tu pellejo.

Aún recuerdo cuando hace unos meses me cargué sin querer el ubuntu del ordenador del trabajo y me pasé dos días llorando por las esquinas hasta que pude instalar el 9.04, conectarme a internet y verlo todo con una configuración aceptable. Me rendí con lo del sonido. El ubuntu mola cuando funciona, pero cuando se jode es terrible (ya, y el Güíndous también, cierto)

eulez dijo...

A ambos dos, os digo lo mismo. Yo me instalaría la versión anterior de Ubuntu, la 9.04 y me esperaría a ver que dicen de Ubuntu 10 dentro de unos meses. Porque incluso intentando instalar de cero (sin actualizar) con el Live CD del puto koala salía lo del pantallazo negro.

Aunque, claro, todo esto depende de la tarjeta gráfica y todo eso, y a lo mejor en vuestros equipos no tenéis problema.

Franwerst dijo...

Yo la verdad es que llevaba sufriendo un buen tiempo con el ordenador de sobremesa (Dell Inspiron 530) porque ya había pasado por la Fedora 10, Fedora 11, Ubuntu 8.10, Ubuntu 9.04... y algunas cosas no conseguí que funcionaran. Parece que la cosa mejora con el puto koala.
De todas formas culpa mía porque hice lo que nunca se debe hacer cuando se quiere funcionar exclusivamente con Linux (joer, parezco nuevo): hacerme primero con el hardware y luego ir a mirar cómo funciona éste con linux. Queridos linuxeros, es al revés... primero miramos qué anda bien con linux y luego elegimos :)

Debo tener la configuración más jodida y con el hardware más puto posible (arquitectura x86_64, tarjeta gráfica ATI radeon para la cual los drivers no me han funcionado nada bien, adaptador USB para wifi Cisco Linksys, e impresora CANON LBP3000). En particular el Adaptador de Wifi USB sólo empezó a funcionar (no aún perfectamente) en Ubuntu 9.10, y aún me estoy peleando desde hace meses con poder utilizar la maldita hija de puta impresora, principal causa de todos mis movimientos migratorios linuxeros (actualmente la uso desde una máquina virtual con Windows). Por supuesto los drivers de esta impresora son totalmente cerrados y específicos para windows. Actualicé al koala hace un par de semanas así que a ver si ahora tengo más suerte con la impresora, porque si no le voy a pegar un hachazo o la venderé y me compraré una que funcione bien con el linux.

Me alegro de que hayas echado a andar la Nvidia.. la verdad es que dicen por ahí que tiene sus triquiñuelas.

eulez dijo...

Fran, efectiviwonder. Yo me iba a pillar un Wifi USB para el ordenata nuevo del curro, pero al final me acordé de lo mal que van esos cacharros en el Linux y pensé mejor en un PCI, que va sin problemas. Lo de las tarjetas gráficas es un poco cabronada. Sobre lo de elegir el equipo según el linux, no se yo. Porque en el Ubuntu las cosas funcionan en una versión sí y en otra no. Véase lo que ha pasado aquí con la pantalla, me parece que eso pasó con la versión 7 o así.