jueves, enero 14, 2010

La responsabilidad de los científicos en el éxito de las pseudociencias

Tenía pendiente recuperar y desarrollar un comentario que hice en un post del Golem Blog sobre el creacionismo. Al final, la entrada resultante me ha quedado tan larga que he tenido que dividirla en secciones. Espero que no aburra en exceso a aquellos lectores que se animen a leérsela entera. Supongo que ya sabéis todos en qué consiste el tema de las pseudociencias, en concreto su subtipo más existoso, el creacionismo. Más o menos podríamos decir que el creacionismo es el intento de ciertos sectores ultrareligiosos para justificar la influencia de Dios en la creación a través del diseño inteligente de las especies (y del Universo en general, aunque el ataque se centra normalmente contra la teoría darwinista). El argumento principal de esta gente es "si la teoría de la evolución es una teoría, el diseño inteligente también lo es y merece ser enseñado igualmente".

No voy a entrar en más detalles sobre el creacionismo. Muchos critican lo que hace esta gente, cualquiera que tenga una neurona delante de otra se dará cuenta rápidamente de que esto no tiene sentido salvo dentro del propio dogma de fe (donde tiene sentido cualquier cosa que uno quiera creer). Mi posición en esta entrada es la de mirarnos un poco el ombligo y criticar cómo es posible que en una sociedad esencialmente tecnificada y desarrollada como la actual puedan tener tanto éxito las pseudociencias y cómo es posible que los instigadores de semejantes patrañas gocen de un respaldo considerable. Y la responsabilidad hay que enfocarla directamente hacia el mundo científico y educativo. Por cierto, hay varias entradas por ahí similares a lo que voy a contar. La diferencia principal es que este texto trata acerca de como afecta la divulgación y la realización de ciertas actividades científicas en la aceptación por parte de la gente de los dogmatismos y los argumentos de autoridad.

Las supercuerdas, los multiversos y los dogmas.

El proceso de la producción científica no es tan claro como lo pintan. Existen multitud de dudas en su desarrollo. La actividad de los científicos es social, de manera que presenta los mismos problemas que cualquier otra actividad humana: corruptelas, estafas (un tercio de los científicos chinos han reconocido haber manipulado datos), amiguismos, etc. La gran diferencia entre esta actividad y cualquier otra radica en la referencia (en principio) externa, que es la propia Naturaleza. La ciencia se refiere a esta, intenta explicarla. Al final, si alguien manipula o se equivoca, se termina por descubrir, ya que hay un referente externo con el que comparar. Es decir, tarde o temprano alguien comprueba si las cosas que dicen otros funcionan o no.

Es más, muchas teorías o desarrollos científicos podría decirse que tratan con cierta laxitud los criterios más básicos del método científico. Véase, como primer ejemplo, lo que ocurre en Física con la teoría de supercuerdas, un intento de unificación de las fuerzas fundamentales de la Naturaleza. Esta teoría, harto complicada y matemáticamente muy desarrollada (aunque incompleta) no ha proporcionado ni una evidencia experimental a pesar de los 40 años de esfuerzos de los mejores cerebros del mundo. ¿Es eso ciencia? ¿Cumple esa disciplina el método científico? ¿Es acaso una teoría falsable? Uno de los grandes hitos de la teoría de cuerdas es obtener las ecuaciones de la Relatividad General de la gravedad a partir de supuestos cuánticos (a partir de la física de lo muy pequeño). Y en base a eso se cree que las teorías de supercuerdas (sí, hay más de una, no solamente no solucionan el problema de la unificación sino que crean otro igual o peor) pueden llegar a explicarlo todo.

Cuando se le pregunta a uno de los físicos más inteligentes del mundo, Edward Witten, acerca de la falta de evidencia experimental de la teoría de cuerdas, este suele responder:
"La teoría de cuerdas tiene la notable propiedad de predecir la gravedad." [El Universo Elegante, Cap. 9].
No se si hace falta explicarlo, pero la gravedad ya estaba ahí antes que la teoría, antes que los hombres, antes que el planeta en el que vivimos. En cualquier caso, existen teorías más sencillas para "predecir" la gravedad (la Relatividad General). Predecir algo ya explicado no es un mérito, salvo que la teoría en cuestión prediga algo nuevo y que eso se pueda observar experimentalmente, algo que no ocurre en este caso. De lo contrario, la teoría no es nada más (y nada menos) que Matemáticas (si acaso). La visión que tienen estos científicos de lo que hacen me resulta aberrante y muy dañina. Se colocan por encima de todo, es como si ellos le estuviesen diciendo a la Naturaleza como comportarse, en vez de ser al revés.






Por poner otro ejemplo, Eduard Punset es muy dado a irse a los EEUU a hablar con cosmólogos y demás físicos teóricos. En una de esas entrevistas pudo encontrar a unos físicos que afirmaban, sin rubor alguno, que existen múltiples universos. Por descontado, estos científicos no afirman, ni mucho menos, que los resultados de sus estudios son solo una posibilidad, que hace falta evidencia experimental para asegurar que ese modelo del universo tiene algo de sentido. Hablan de ello como si fuese cierto: que existen múltiples universos porque ellos lo dicen. Sin lugar a dudas, sin ninguna prueba externa salvo sus matemáticas y su física teórica. Recordemos que la Física no está "terminada" (eso es lo que intentan hacer los de las supercuerdas) y, aunque lo estuviese, muchas cosas de las que pudiese predecir una teoría pueden muy bien no darse en el universo (véase los agujeros de gusano).

Es decir, estos científicos, tanto los de las supercuerdas como los de los multiversos, se olvidan de los conceptos más básicos de la falsabilidad, de la refutación, olvidan los experimentos, olvidan la observación. Muchas veces estos argumentan que su física está mucho más avanzada que la tecnología actualmente disponible, de forma que los resultados de sus teorías todavía no pueden comprobarse experimentalmente. A lo cual podría responderse que, entonces, sería mejor que dejasen de lado sus teorías, recuperasen el método científico y estudiasen problemas que pudiesen comprobarse en un laboratorio o mediante observaciones, que todavía no hay cura para el cáncer (por decir algo). Pero vaya, todo esto no sería un problema (toda producción "científica" es valiosa porque nunca se sabe de donde va a venir un descubrimiento importante) si estos físicos teóricos se diesen cuenta de las consecuencias que tiene sobre la sociedad el colocar sus teorías por encima de todas esas minucias experimentales.

Al olvidarse la comprobación con el único referente que tenemos, estos científicos olvidan el método científico. Y eso lleva a la defensa de la teoría de cada uno, que por muy elaborada y matemática que sea, no dejará de ser una teoría que nada tiene que ver con nada real. La consecuencia es que defender teorías de esa manera lleva directamente a defender un dogma de fe, basado en la propia producción. Es su vida, su trabajo (en competición con otras teorías), su prestigio y lo defienden y lo publicitan de la mejor forma que pueden. Con esto no digo que estos científicos estén mintiendo o que estén manipulando la información. Lo que digo es que desconocen o ignoran una base importante de lo que es su actividad. Alguien puede investigar en la cosa más surrealista del mundo, sin que ello deje de tener valor, pero tiene que dejar claro, especialmente cuando divulga su trabajo, cual es el alcance y la realidad de lo que hace. Porque a lo mejor lleva a equívocos graves.

Que las creencias, la fe, las imposiciones sociales, el prestigio, los aspectos culturales y sociales están presentes en el desarrollo científico, es algo totalmente normal. De hecho, en la historia de la ciencia ha habido multitud de casos en donde los dogmas o las imposiciones sociales han llevado a equivocaciones brutales, especialmente al no aceptar los nuevos avances. Pero, como ya he dicho antes, es de esperar que con el tiempo, si es necesario incluso a través de cambios generacionales, los paradigmas terminen por cambiar, haciendo avanzar la ciencia, a pesar de todos los problemas. Al final, tal vez muy al final, lo normal es que haya tantas pruebas (experimentales) de una teoría que prácticamente se pueda considerar que esta es muy aproximadamente cierta. Y son los experimentos y la observación lo que dice si algo vale o no vale. El referente.

La enseñanza del dogma

Pues bien, a todos nos enseñaron de pequeños (y no tan pequeños) que la gravedad era eso de los campos de alcance infinito que decía Newton, que las neuronas no podían reproducirse jamás, que la evolución solo era posible por la supervivencia del más fuerte, etc, etc. Y todo eso se nos enseñaba como doctrinas, era así y punto. Es más, si hacías una pregunta al profesor que fuese más allá de lo que estrictamente ponía en el libro este seguramente no sabría contestarte y te remitiría a lo que dijese el texto. Si luego adquieres una formación científica te das cuentas de que el avance científico no es una verdad estanca, y sin embargo (en principio) se genera conocimiento que puede verificarse (más o menos) mediante el experimento. Entonces aparecen los artículos, las predicciones, el debate, etc, y con el tiempo se llega a un consenso acerca de como son y funcionan las cosas avalado por los resultados y los experimentos. Desgraciadamente, ese proceso se pierde en el resultado, y lo descubierto se termina por escribir finalmente en los libros de texto de la forma más escueta posible, para pasar entonces a enseñarse como doctrina.

Decía Arthur C. Clarke que "cualquier tecnología suficientemente avanzada es indistinguible de la magia" ¿Y que es la magia sino el resultado de un truco oculto (con explicación lógica) que no se conoce y no se entiende? ¿Qué diferencia existe entre un avance científico y la magia si no se explica donde está el truco? ¿Qué diferencia hay entre creer en la magia y en los fenómenos sobrenaturales? ¿Qué diferencia hay, desde la perspectiva de una persona sin formación científica, entre la teoría de la evolución y la teoría del diseño inteligente si no se explica como se llega a ambas y cómo se comparan con experimentos o con observaciones? Si no se explica el "truco", no hay diferencia entre ciencia y magia, como no la hay entre magia y religión, como no la hay entre estas y la fe. La diferencia entonces solo radica en la autoridad que se le conceda al que la enseña. A quién se cree y a quién no.

Método científico vs. método creacionista. En la escuela siempre es como en el segundo caso.

El problema de base es que en los colegios, en los institutos, en casi cualquier parte del mundo, la ciencia se enseña como doctrina, cuando no lo es. La actividad científica es muy rica entendida como actividad social, y eso no se explica en ninguna parte. La gente ya no solo es que presente grandes carencias en conocimientos científicos básicos, es que no sabe cómo se llega a estos. Por tanto, las personas terminan por no ser capaces de poner en contexto, criticar o dar valor a lo que siempre se enseña como un dogma. Y aquí es donde se aprovechan los creacionistas. Por un lado, tienen el camino abonado porque la ciencia se enseña dogmáticamente (en eso son expertos) y por otro, ven como los científicos discuten y que incluso se contradicen. Los creacionistas, al observar que los científicos adoctrinan, que tienen creencias, terminar por pensar que lo que ellos dicen es igual de válido. Es decir: "si ellos tienen sus creencias, yo tengo las mías = si ellos tienen sus teorías, yo tengo las mías". Y no les falta razón, desde el punto de vista externo de un no especialista y siempre que se omita el proceso por el cual se llega y se comprueban los resultados científicos.

Pero lo peor del asunto no es que la práctica científica no se explique en el sistema educativo. Lo peor es lo que he argumentado en la primera parte de todo esto, que muchos científicos (incluso los de muy alto nivel) ignoran o desconocen la influencia que pueden tener sus creencias, sus "escuelas de pensamiento" o sus intereses (proyectos de investigación) en el resultado de su actividad profesional. Si eso es así ¿cómo van a enseñar a nadie que lo que ellos hacen es distinto de un dogma de fe? Desde fuera, sin más explicaciones, lo que ellos hacen es un dogma de fe igual que lo que pueda decir una religión. Si alguien dice: "existen 15 dimensiones" o "hay múltiples universos" ¿qué diferencia existe (desde el punto de vista del no experto) entre esas afirmaciones y otras tales como "el mundo se creó en 7 días" o "la mujer procede de la costilla de un hombre"? Son verdades enunciadas como dogmas en cualquier caso, todas ellas. Y lo que es peor, repito, es que los que afirman semejantes afirmaciones se las creen, sin necesidad de una prueba externa. Sin embargo, si los científicos añadiesen "según nuestras teorías... existen 15 dimensiones", todo cambia, porque se está explicando cómo se llega a ese resultado, no se está dogmatizando y se sobreentiende que es una teoría en desarrollo. La correcta utilización del lenguaje, de la forma de expresarse, es aquí esencial, porque el rival es sibilino.

Hay multitud de casos similares en la física teórica a los dos que he comentado en el primer punto, seguro que en otras disciplinas también pasa. Por poner otro ejemplo, véase esta noticia: "El Universo es una memoria holográfica gigante" ¡Pero si no hay ninguna prueba de que semejante rallada mental sea cierta! En este caso, a lo mejor el problema no es del autor de la teoría (no lo se) sino de la forma de divulgarla, como si fuese totalmente cierto ¿qué diferencia existe entre esa noticia, leída sin más por un no experto, y otra que diga "Dios creó el mundo en siete días"? ¡Ninguna! Creer en una u otra depende de un simple argumento de autoridad. Todo cambiaría se la noticia se titulase: "El Universo podría ser una memoria holográfica gigante". El daño que está haciendo la divulgación equivocada de los resultados científicos es brutal. Y eso está relacionado directamente, en mi opinión, con la renovada aceptación popular de las pseudociencias y los dogmatismos. A todos los niveles.

Es decir, hay que explicar menos los resultados de la ciencia y exponer más claramente cómo se llega a ellos, cual es su alcance y en que estado de desarrollo se encuentran. Explicar el proceso y eliminar el dogmatismo es importante. Si la gente no entiende cómo hacen los científicos para saber la edad de los fósiles ¿cómo van a creer que el mundo tiene más de 3000 años?

Para terminar, y tal y como cuentan desde Microsiervos, ahí va una frase que resume todo lo dicho aquí:
"No enseñamos ciencia desde la experiencia. La enseñamos desde un libro, justo como la religión. No me extraña que estemos perdiendo."

54 comentarios :

juliacgs dijo...

¡Jorl! ¡¡¡Que post más largo!!! Luego me lo leo... Por cierto, el Sheldom mola mazo.

Milhaud dijo...

De todo lo que escribes (que cierto era que iba a ser mucho), me quedo con la parte en la que hablas sobre la física teórica y la falta de pruebas.

Cierto es que se necesitan pruebas para refutar las teorías que se van formulando con el paso de los años, pero también es cierto que a muchas teorías les llevó siglos ser refutadas habiéndose tomado como erróneas durante años, y lo contrario, teorías que se tomaron como correctas durante siglos, a la hora de refutarlas se demostró que eran más falsas que la moneda con cara de Homer Simpson.

En cualquier caso, gran artículo. Muy denso, pero repleto de interés.

eulez dijo...

juliacgs, Sheldon es un teoreta asqueroso. Pero muy divertido. Hay mucho como él en el mundo real. Sin ser divertidos.

Milhaud... te tengo que tirar un poco de la oreja, se nota que no has leído todo lo que pone ahí. Digo que el problema no es tanto que la física teórica haga teoría (que es lo suyo) como que los que la hacen se crean que es absolutamente cierta sin necesidad de refutación experimental. Muchos se creen que lo que hacen es cierto, que es una explicación de la naturaleza. Y así se lo dicen y así lo venden y así lo divulgan. Y eso crea mucha confusión en el lector medio y en la gente acerca de que es científico y que no.

DarkSapiens dijo...

No he llegado a leer media entrada (lo siento, examen mañana ._.) pero quería apuntar que la notable propiedad de la teoría de cuerdas no es el simple hecho de que prediga la gravedad, sino que lo haga a partir de la física de partículas. Esto es lo importante ;)

Saludos, y ahora luego continuaré leyendo!

eulez dijo...

DarkSapiens, sigue leyendo, sigue leyendo. Porque eso que dices no tiene ninguna importancia si la teoría entra en barrena y se vuelve más complicada que lo que pretende resolver. No tiene importancia si no se explica nada más. No tiene importancia si lo que se explica no tiene nada que ver con nada que se pueda medir. Y sobre todo eso (que al fin y al cabo es física teórica), no tiene importancia si al que trabaja en eso, le da absolutamente igual y se cree de verdad que lo que hace explica el universo (y la gravedad, tiene pelotas).

Por cierto, hay otras teorías cuánticas de la gravedad aparte de las superleches.

6p00d8345369a369e2 dijo...

Muy interesante, eulez. Estoy totalmente de acuerdo en la primera parte que expones. En las facultades es probable que no se enseñe bien los fundamentos de la ciencia, su filosofía, la epistemología, y todo lo que ello implica.

De hecho, me parece más grave la mala ciencia que expones en la primera parte del artículo que la segunda parte que relaciona la mala ciencia con la pseudociencia. La mala ciencia es un cáncer que puede extender y terminar con la ciencia, porque es un proceso de degeneración interno, mientras que el neocreacionismo es un problema más o menos "externo" y limitado a algunas facetas de la ciencia. De hecho, he leído varias opiniones que afirman que ya estamos en una época de vacas flacas si lo comparamos con épocas anteriores. La cantidad de grandes científicos y de inmensos avances entre los siglos XVIII, XIX y primera mitad del XX son fantásticos. Desde entonces, continuamos con un progreso tecnológico sin parangón, pero ¿y en el plano científico? Buenas aportaciones en la biología, pero no hay avances de salto cualitativo en otros terrenos (no comparables con el de las citadas épocas).

Irreductible dijo...

Muy buen el post. Yo, personalmente, voy a centrar este comentario sólo en la Teoría de cuerdas, un tema que me encanta y al que le dediqué un podcast ;)

El problema real de la Teoría de cuerdas se reduce a su falta de falsabilidad. De ahí el resto de sus inconvenientes.

Si no puedes probar una teoría científica, en qué se diferencia de una creencia? por muy elegantes que sean sus postulados.

Como bien dices, en muchos documentales y libros (Green es un claro ejemplo de ello) se ha alabado en exceso las ventajas que tiene (que las tiene, como por ejemplo ser un intento válido de aunar las 4 fuerzas y como intento hay que valorarlo) pero en ese afán de divulgar la ciencia y hacerla más accesible, se están olvidando las desventajas que tiene... y que son bastantes.

Quizá es un error común en la divulgación actual. Dejarse llevar por lo llamativo y olvidar un poco el verdadero y riguroso camino científico.

Un saludico :)

6p00d8345369a369e2 dijo...

Irreductible: En este caso no es un problema de lo llamativo, sino de separar qué es hipótesis y qué conocimiento. Pero vaya, llevándolo al terreno de la divulgación, también me preocupa la cantidad de notas de prensa científicas que tienen la palabra "podría" en el titular: si es ciencia seria, no es "podría" sino "es".

--
Víctor "6p00d8345369a369e2" Ruiz ;-)

DarkSapiens dijo...

Técnicamente la ciencia nunca puede decir "es", sino "esta explicación es consistente y mejor que las anteriores. Se acepta como válida hasta que aparezca una mejor o se demuestre que es errónea". De ahí los "podría"…

eulez dijo...

Bueno, dos eminencias XD comentando en este blog.

vrruiz, es que no creo que los avances reales sean importantes para lo que digo, tampoco creo que haya realmente un proceso de degeneración en la ciencia. No creo que eso afecte a los fundamentalismos religiosos, a toda esa gente que dice que el matrimonio homosexual va a acabar con el mundo, a los que creen que Dios creó el mundo en siete días, etc, etc. Son miles de millones.

La lucha contra todo eso tiene que venir por parte de la razón, del conocimiento demostrable y sobre todo, del pensamiento crítico. Da igual que no hayamos avanzado mucho en los últimos años (por cierto, la biología molecular y la nanotecnología lo mismo nos dan sorpresas en unos años), hay un exceso de información. No se explica bien. Los científicos intentan vender demasiado lo que hacen para conseguir más financiación. Y al final no hay diferencia entre el dogma "científico" y el dogma "religioso". Son dogmas al fin y al cabo porque no se explica como se llegan a las cosas. Y la gente (la gente!) confunde una cosa con otra. Eso no ayuda contra los fundamentalismos, contra las ideas preconcebidas. Más bien todo lo contrario.

Irreductible, ahí estamos. Eso es exactamente lo que digo. Además, muchas veces no es tan importante el conocimiento en si, como enseñar cómo se hace para llegar a él. Es un ejercicio de pensamiento crítico. La buena ciencia es el mejor ejemplo de eso.

Dark y vrruiz, aquí el lenguaje es importante. La afirmación "es" puede utilizarse si existe una prueba experimental (aunque no haya explicación teórica clara) para un determinado fenómeno. Si está ahí, está ahí, no todo el conocimiento científico tiene teorías matemáticas al estilo de Relatividad General. Ahí están la Química, la Biología, etc. En estas disciplinas el conocimiento empírico va por delante. El "podría" debería indicarse en el caso de que estemos ante algo especulativo en relación con el mundo exterior. Y debería indicarse especialmente cuando pueda llevar a confusión con cosas reales (por ejemplo lo de "el universo ES una memoria holográfica gigante" ¡mal!)

Milhaud dijo...

Eulez, eso es precisamente lo que te quería decir. Hay teorías que para poder avanzar hay que tomarlas como 'dogmas de fe' pese a que sólo sean teorías como ya se ha hecho en el pasado.

Con el tiempo la teoría se refutará o se demostrará que no es acertada del todo, y en el caso de que sea lo primero se habrá podido progresar de un modo imposible si sólo se hubiera tomado como algo estrictamente teórico.

(y sí, me lo leí enterito, lo que pasa que a veces no me expreso todo lo bien que me gustaría :S)

eulez dijo...

Pues no, Milhaud. Me parece una completa equivocación en todos los sentidos aceptar que una teoría científica pueda ser, temporalmente o no, considerada un "dogma de fe".

Nunca debería hacerse así y nunca debe considerarse que pueda ser así. Y en caso de que, como en la enseñanza, haya que omitir detalles, siempre habría que justificarlo. Pero nunca debe aceptarse una teoría científica como un dogma de fe. Ni siquiera con pruebas experimentales. Eso para los creacionistas.

Milhaud dijo...

Desde mi punto de vista, es simplemente un atajo tomado durante un tiempo indefinido en el que se tarde en demostrar esa teoría (o tirar por tierra).

Si cada vez que queremos avanzar un poco más tenemos que esperar a todas nuestras bases estén demostradas... avanzaríamos mucho más lento de lo que lo hemos hecho estas últimas décadas, o al menos esa es mi forma de ver las cosas.

Eso sí, siempre hay una diferencia muy grande entre todo aquello que está demostrado con pruebas empíricas, y todo aquello que no

eulez dijo...

¿Ves? Aquí está exactamente el problema. Milhaud, una cosa es que una teoría esté aceptada o se piense que es correcta a esperas de mayores pruebas y otra, muy distinta, es que se trate "dogma de fe". Eso no se puede hacer en nigún caso, ni siquiera, como decía Dark Sapiens, aunque esté "demostrada" empíricamente. (la teoría siempre podrá ser mejor)!

Vamos a poner un ejemplo típico: la teoría del Big Bang. Es decir, libro de texto: "el Universo se creó en una gran explosión". Hala, dogma de fe. Hay multitud de pruebas de eso (experimentales, observacionales, etc), sin embargo hay detalles que no están claros (en la audiencia hay algún astrofísico, que lo cuente él). La teoría puede mejorarse y de hecho se mejora. Es posible que hasta el universo sea una serie de Big Bangs consecutivos, etc, o hasta que no haya Big Bang. Vamos, que no está tan claro como lo pintan, aunque es la mejor teoría de formación del Universo con respecto a las observaciones hasta el momento (desgraciadamente no se enseña así, sino coo "dogma de fe" de los buenos).

El problema es que ese proceso de mejora, de avance, de pensamiento crítico, de necesidad de observaciones, NO se explica. Todo se enseña como "dogmas de fe" y NADA es un dogma de fe, en ningún momento. Al enseñarse como tal, se favorecen las prácticas dogmáticas, manipuladoras, alienadas y como quieras verlo porque ni siquiera una práctica crítica, como es la ciencia, consigue enseñarlo.

No se si ahora queda más claro.

dosvariables dijo...

Tremendo eulez. Y sabes q no te lo digo para adularte. El problema de fondo es el mismo de siempre, y el mismo q en todo slos ámbitos de nuestra vida: la flojera mental. Qeremos q nos den las cosas masticadas para no tener q pensar mucho. Nos habituamos a eso desde peqeñitos pq es mucho más cómodo. Contra eso, solo la apertura de miras puede servir, y esa hay q educarla desde lo más pronto posible.

Al final todo es cuestión de márketing. De saber venderte. De creerte tú mismo todo lo q dices para así convencer a los demás. Y los demás, al ver a alguien tan seguro de sí mismo, no se plantean q pueda no ser verdad, a no ser q tengan un espíritu muy crítico.

MiGUi dijo...

Eulez el post está muy bien pero estás culpando a un trabajo científico de la perversión de este que hace la gente de fuera del medio académico.

La física teórica tiene como finalidad llegar a verificar las teorías experimentalmente, pero no siempre se puede esperar y hay que tirar millas y ver lo que ocurre.

No pasa nada. Todos los días se cierran puertas y a veces, pese a ello, se aprende mucho.

No veo lógico que achaques la responsabilidad a la ciencia de la perversión que hacen de ella algunos.

No hay dogma de fe en la teoría. Porque el planteamiento es más bien matemático. Se postulan unos axiomas y se trabaja sobre ello. Posteriormente se intenta verificar la consistencia interna con lo que ya se conoce y finalmente se intenta ver si lo que se dice coincide o no con la naturaleza.

No digas que no se cumple el método científico porque es rotundamente falso. La verificabilidad de una teoría (de sus predicciones) es fundamental. Pero en ningún paso se exige una cuenta de datos al cabo de X tiempo. Algunas llevan más tiempo que otras verificarlas y eso no le quita el status de ciencia.

La culpa de pervertir esa terminología y crear mitos a su alrededor no es de los científicos, sino de gente como Punset, que no entiende de la misa la mitad y divaga en vez de divulgar.

eulez dijo...

dosvariables, gracias. Totalmente de acuerdo con lo que dices. El "marqueting" en ciencia (como en casi todo en esta vida) es imprescindible. Vayan ustedes a un congreso científico y verán que aquello se parece sospechosamente a una feria de vendedores. Todo el mundo vendiendo lo que hace y, ay de aquel que diga "no lo se", ay de aquel que tenga una duda en lo que hace... Como le decía Skinner a Lisa en un capítulo de Los Simpsons: "todo buen científico debe tener algo de feriante"...

MiGui, ni mucho menos. ¿Has leído el "Universo Elegante"? Allí verás como Witten y demás creen a juntillas lo que hacen y sus resultados. No piensan que lo que hacen son simples resultados de sus teorías, los consideran verdades reales que explican el Universo. Y así lo transmiten. Repito que hay otras teorías de la gravitación cuántica que, tal vez, no se han desarrollado suficientemente debido a la "popularidad" de la teoría de cuerdas.

Dices, "No digas que no se cumple el método científico porque es rotundamente falso". Falso tu (jaja, barroco tu, ejem). Parece que este tocando un tema tabú con tanto "no" por tu parte (cuatro frases seguidas empizan por "No"). Hay suficientes opiniones y escritos (serios) que consideran a la Teoría de Cuerdas (incluso yo no llego a tanto) como pseudociencia. Hay multitud, deberías saberlo, échale un ojo a la referencias de la Wikipedia, por decir algo. Te recuerdo que llevan 40 años con el temita y aquello no es falsable, ni de casualidad. Y probablemente no lo sea. ¿No será que hay que dejarlo ya e intentar otra cosa? ¿No crees que están huyendo hacia adelante obsesionados con la unificación de las fuerzas, obsesionados todos con ser el nuevo Einstein?

Sobre lo de Punset, pues vale, de acuerdo. Pero los físicos esos siguen hablando de multiversos como si tal cosa existiese.

Kunzahe dijo...

Muy interesante tu reflexión. El problema que veo es que vale, conseguimos que los científicos divulguen sus trabajos de la forma que mencionas. En ese caso ¿crees que tendrían un lugar donde divulgarlo?

Los libros divulgativos no tienen éxito (y los que lo tienen son casi los que más pecan de lo que dices), los blogs científicos sólo los leen científicos (en su mayoría), y en los medios de comunicación, si no armas ruido diciendo que has descubierto que hay tropecientos universos diferentes, no te prestan atención (lo que comentaba dosvariables del marketing).

Además, la gente no tiene una buena recepción a que le expliquen las cosas, al menos en mi experiencia personal. Si en vez de dar el dato, intento explicar cómo se llega a él, la mayor parte de la gente se aburre o te dice que vaya al grano. A la gente le dices que el LHC no va a destruir el mundo y se quedan contentas. Si tratas de explicarles por qué no se lo va a destruir, se aburren y dejan de escucharte (y al final tienes que recurrir a "eso pasa más a lo bestia en la naturaleza y aquí estamos). Aunque supongo que en esto entra en juego el factor educativo, ya que desde pequeños nos enseñan las cosas con ese método.

Por otra parte, yo siempre me he planteado una pregunta, y a la luz de lo que comentas en la entrada, creo que adquiere aún más relevancia ¿por qué la gente tiende a las pseudociencias antes que a la ciencia? prefieren pensar que las lámparas de sal del Himalaya purifican el aire porque neutralizan los dañinos iones positivos y aumentan los negativos a saber lo que realmente es un ión, y qué significa que sean positivos o negativos.

eulez dijo...

Kunzahe, gracias por comentar. Tienes razón en lo que dices, pero no por eso hay que dejar de intentarlo. Lo mínimo es que el científico no caiga en radicalismos y que no se crea en la disposición de la verdad absoluta, por mucho que repita una y otra vez que su teoría es la mejor del mundo mundial. Yo creo que con eso vale. Y en la divulgación, intentar ser correctos acerca de qué es algo comprobado en los experimentos y las observaciones y qué no. Es que no queda otra, se está perdiendo mucho de lo que es la ciencia por no explicar como se hacen las cosas.

La preferencia por las pseudociencias de la gente es principalmente por no haber desarrollado suficientemente el pensamiento crítico, en parte, creo, por culpa de la manía en la educación de enseñarlo todo para que lo repitamos como papagayos. Es lo que tu dices, la gente quiere soluciones directas, sin complicarse. Y en esta vida hay muy pocas cosas que merezcan la pena que no tengan algún tipo de complicación.

juliacgs dijo...

Por fin me lo he leído todo, incluidos comentarios... Y bueno, es lo que siempre decimos (por cierto, me alegra ver que mi "influencia" se nota en el post, con todo lo de la importancia del lenguaje, etc.).

Yo me quedo con la frase: "Muchas veces estos argumentan que su física está mucho más avanzada que la tecnología actualmente disponible, de forma que los resultados de sus teorías todavía no pueden comprobarse experimentalmente." En fin, no es difícil imaginarse al típico artista mediocre diciendo eso de: "¡¡¡Soy un incomprendido!!! ¡Dentro de un siglo, la gente reconocerá que yo era genial!"... Por suerte o por desgracia para los adeptos a la teoría de cuerdas, su categoría de científicos hace precisamente que deban tratar de demostrar sus hipótesis... Porque si no, nada los separa de un vendedor de crecepelo mágico (por muy apellido judío que tengan, oiga)...

Y ahora que releo lo que he escrito, entiendo por qué cierta persona tenía miedo de dejarnos sueltos por el MIT, en las cercanías de una reunión de teóricos cuerdiles... ¡Fuera a ser que don eulez les preguntara: "pero chiquillos, ¿de verdad seguís haciéndoos pajas mentales? ¡arreando todos al acelerador de partículas a comprobar datitos, pero ya!"! ;-))

Chuparuedis dijo...

Estoy totalmente de acuerdo contigo Eulez, he llegado a tener unas discusiones brutales con amigos y socios (cuyo nivel científico era de COU como máximo), seguidores de gente como Punset y absolutamente creyentes de las mas variopintas teorías. Soy un "descreído" confeso y pretendían hacerme comulgar con ruedas de molino y me encabronaban hasta límites increibles. Trataba de explicar mi postura desde mi experiencia en el laboratorio y era peor porque no entendían nada. Hace bastantes años que me dedico a mi otra profesión (ilustración, pintura, diseño gráfico...) y he realizado borrón de disco duro, quedándome solo con los conocimientos de Química que me son útiles en el día a día y ya ni me molesto, mi postura no ha cambiado es la de vale "acepto barco como animal de compañía" y eso les molestaba porque "sus creencias" estaban realizadas por gente "mas inteligente que yo". Es cierto, que me seducen muchas de esas teorías por su elegancia pero no tengo capacidad de decidir si son verdad o no y por tanto creérmelas, las teorías sin demostrar las trato como tales, ni me caliento la cabeza prefiero dedicar mi esfuerzo intelectual a problemas mas cercanos.
Esto me recuerda a un profesor mio cuando se ponía a explicar "técnicas avanzadas" de análisis químico NMR, masas, rayos X,... preguntaba siempre si había en el laboratorio algún teórico. La respuesta evidentemente era que no y continuaba...
"Bueno, ahora que no nos escuchan vamos a hacer un acto de fe y decir que si que nos creemos lo que dicen, tomamos lo que sabemos que funciona y vamos a lo que realmente interesa, como podemos abordar técnicamente la multitud de problemas que se nos presentan...,"

Como suelo decir cuando se me escapa alguna parrafada "tecno-química" dejado a la "audiencia" patindispuesta y con los ojos saliendo de las órbitas y a mi mismo alucinado por ser capaz de acordarme de tales palabrotas que creía haber olvidado, "si, tengo un pasado oscuro, en un tiempo fui químico, fui becario y hasta tuve "la suerte" de acabar trabajando como tal...".

Betawriter dijo...

Gran post, Eulez. Estoy de acuerdo en que la ciencia la hemos matados nostros mismos. Yo mismo miro a mi entorno de investigación y me dan ganas de llorar. Ya lo has visto en algunos posts míos que has comentado.

Conozco de cerca el tema y te aseguro que, en una buena parte de los casos, se hace de todo menos ciencia. Se trata de un dogma, una visión, que quien comparte se queda y, quien exige una explicación, se va.

Si a eso unes la cantidad de investigadores se mueven por los sexenios de investigación y el prestigio personal, y a los que se la trae al pairo los proyectos y la ciencia, la cosa es para pegarse un tiro. Lo peor es que tratan de convencer al mundo de lo contrario. Sigo preguntándome cómo una persona en sus cincuenta largos puede vivir con semejante patraña. Es la droga más dura que conozco.

Como bien dices, se trata de mantener toda esta mentira en marcha y que la gente no la conozca. Deslumbrar con palabrería y efectividad, resultados y aplicabilidad cero.

Como siempre he dicho y ya he leído varias veces por ahí, nadie jamás se ha sentado en un despacho y se ha puesto a "hacer ciencia", y ése es el método más habitual. Así nos va.

Saludos.

eulez dijo...

juliacgs, cierto lo del lenguaje. Como ya hemos mencionando alguna vez, a veces el utilizar determinados términos en lugar de otros hace que nos automanipulemos. Si alguien dice "el universo es una holografía" y lo repite muchas veces, lo mismo se lo acaba creyendo. Esto pasa en ciencia y en todas partes.

Chuparuedis, nos pones un ejemplo práctico de gente con un problema en formación científica (educación) y encima que llevan a pies juntillas el argumento de autoridad. Porque les ha dado por ver a Punset, pero podrían pasarse los domingos por los templos y les parecería igual. Sustituyes lo de "gente más inteligente" por "gente más buena/moral" y ya está.

Betawriter, para el que no lo sepa, lo de los sexenios es una cosa que cobran (algunos) profesores de las universidades por actividad científica realizada. Se necesitan unos pocos artículos cada 6 años para conseguir un sexenio. Al obtenerlo pagan cientoypico € todos los meses extras en el sueldo. Mucha gente solo hace la investigación mínima necesaria para obtener sexenios. A muchos otros hasta eso les da igual.

Betawriter dijo...

"Hacen la investigación mínima suficiente" es un eufemismo en muchos casos. Cuando un becario del grupo de investigación publica un artículo de impacto (JCR), aunque lo haya escrito en solitario o a solas con su tutor de tesis, se apuntan todos los profesores del grupo, a veces casi sin conocer al propio becario.

dosvariables dijo...

Después de leerme la mayoría de los comentarios, a lo q he lelgado es a q simplemente, creada la ley, creada la trampa. O sea, cuando creas un sistema, sea educativo, sea de investigación, sea de publicación... se acaba pervirtiendo y acaban saliendo mejor parados los q aprenden cómo aprovecharse de él.

En el sistema educativo es muy evidente: nace con el objetivo primario de enseñarnos el funcionamiento de las cosas, pero al final la gente acaba dándose cuenta de q si te aprendes de memoria las 3 cosas más importantes apruebas el examen, q es a lo q ha qedado reducido todo el sistema. Con la investigación y las publicaciones pasa lo mismo. Al final es el q hace más ruido al q publican y el q se lleva las subvenciones; pues normal q todos los científicos q aspiran a vivir de ello acaben pervirtiendo sus propias conclusiones y datos, pq dependen de esos resultados. Y así podríamos seguir con todo.

La solución? Bueno, se podría cambiar el sistema, pero acabaría habiendo qien encontrara el modo de aprovecharse de él igualmente. Lo cual no qiere decir q haya q hacerlo. Pero la clave creo yo q estaría en montar un modelo de investigación/publicación q se autorrevisara a sí mismo cada x y fuera puliéndose. Pero para eso hace falta mucha voluntad de los sectores, y sabemos q de eso no andamos sobrados.

dosvariables dijo...

"Lo cual no qiere decir q no haya q hacerlo." qería decir

eulez dijo...

Betawriter y agu2v, nos desviamos un poco del tema, que no pretende ser una crítica la investigación española. Es cierto que España tiene muchos problemas por la falta de una verdadera carrera investigadora, por el exceso de funcionariado y por la falta de costumbre de las generaciones mayores por investigar. Hace falta urgentemente un cambio generacional.

Pero esto no pasa en toda España y no pasa en todo el mundo. Hay sitios donde la ciencia funciona bien, aunque siempre con el problema de publicar cuanto más mejor (publish or perish) y con los artículos capados por las revistas (hace falta una subscripción para acceder a los artículos de otros científicos).

Todo esto es tema de otros post, pero ya digo, al final (tal vez muy al final) los resultados científicos son los que son y son válidos en su gran mayoría, por muchas historias que haya de por medio. Siempre que no nos pensemos que son una religión, claro.

Dr. Litos dijo...

Vaya, llego tarde para discutir este post que dicho sea de paso me ha parecido interesantísimo...

Sólo apuntaré que, ciertamente, los problemas de terminología son en un principio los que van haciendo la pelota más y más grande; si algo se llama "teoría" y no "ley", es precisamente porque no está demostrada al 100%, por tanto convertirla en dogma es una insensatez. Ahora bien, que los que trabajan en determinado campo "asuman" como cierta una teoría para tener algo en firme sobre lo que trabajar, es radicalmente distinto. Por supuesto, de cara al público general se debería ser mucho más cauto y menos sensacionalista, para evitar esas locuras que luego los medios se sacan de la manga y la gente se cree a pies juntillas. Porque el papel de los descubrimientos científicos en la sociedad es curioso: la gran masa no se suele interesar demasiado, muchos opinan que el dinero que se gasta en investigación es inútil, pero basta que se hable de alguna teoría "revolucionaria" y la gente la cree, sin entenderla ni preguntar acerca de ella, es algo paradójico.

Un científico que hable en un programa de televisión, por mucho que le mole sentirse el salvador de la humanidad, jamás debería olvidarse de puntualizar "creemos que..." "al parecer el mecanismo sería..." "nuestros resultados sugieren..." e incluso citar otros trabajos opuestos al suyo.

No sé mucho (nada) sobre la investigación en física, pero en mi campo los "dogmas de fe" no son pocos, y muchas veces uno se da cuenta de que está trabado intentando explicar un proceso celular que no parece tener sentido porque se asumen cantidad de cosas que se dan por hechas, y muy pronto (cada vez más rápido) se aportan nuevos datos que cambian nuestra visión de la célula y del comportamiento de las moléculas que la pueblan, con lo que espero que los dogmas cada vez duren menos tiempo.

Ale, ya he dicho algo, que el cacho de post se merecía unas palabras hombre. Muy bueno eulez.

DarkSapiens dijo...

Buenas, al final no volví a comentar pero leí la entrada entera y he estado siguiendo los comentarios por correo. El último me ha pedido que intervenga.

Si algo se llama "teoría" y no "ley", es porque son cosas totalmente diferentes. Una "ley" es el patrón observable que describe un fenómeno cuando se produce. Como una dependencia con el inverso del cuadrado de la distancia, por ejemplo. Las teorías tratan de explicar esos fenómenos observados, tal vez incluso derivar esas leyes observacionales desde algo más fundamental, incluso. No son lo mismo.

Eulez, ya veo que te referías más a la divulgación en todo este asunto. Estoy de acuerdo contigo en que habría que presentar la ciencia como un proceso más que como un conjunto de curiosidades para aprenderse de memoria. Es impracticable detallar el funcionamiento del método científico en todos y cada uno de los documentales o programas sobre esta materia, pero como se ha dicho arriba, el uso de expresiones que denoten el grado de certidumbre que se tiene sobre algo podría ayudar.

Eso sí, en educación esto sí que es más grave. Aquí se trata de que los alumnos aprendan cómo y por qué suceden las cosas, y detallar cómo se llega a esos conocimientos es algo importante para que vean que ellos mismos pueden llegar a las mismas conclusiones, haciendo además que se las aprendan con más facilidad. Si se detalla todo como una serie de datos, éstos seguramente se olvidarán tras el examen. Recuerdo cuando leyendo libros me fui dando cuenta de cómo funcionaba realmente la ciencia. Realmente me pregunté "¿¡Pero por qué no explican esto así en clase!?". Y yo aquí tendría entre 10 y 15 años.

Tuve un profesor de Física y Química en el instituto que era muy bueno enseñando. Fíjate que explicando el concepto de energía empezó diciendo que "es una cosa que inventamos los físicos para…". Es decir, es un concepto abstracto, una cantidad creada por la mente a la que se le asigna la propiedad de su conservación en un proceso físico, y que nos ayuda a describir matemáticamente lo que ocurre. Poco más se puede añadir a su forma de tratar el asunto :)

Un saludo.

Calamity dijo...

¿Y los axiomas científicos?

eulez dijo...

Dr. Litos y Dark, Calamity da mucho en el clavo al preguntar por los axiomas científicos. Ley y teoría no es lo mismo, "ley" es lo que explica Dark. Un axioma es un término técnico esencialmente matemático o lógico, es una verdad inicial que no tiene demostración y a partir de la cual se inicia el modelo matemático o lógico.

Desde un punto de vista práctico, más de ciencias experimentales, se habla más bien de postulados que de axiomas. Los postulados son enunciados a partir de los que se inicia la teoría. Por ejemplo, la relatividad especial tiene como axioma que la velocidad de la luz es una constante universal.

En el caso del postulado, este puede someterse a comprobación. Por ejemplo, se acepta que la velocidad de la luz en el vacío sea una constante universal no porque se diga en el postulado, sino porque nadie ha logrado ver que dependa del movimiento relativo de la fuente o del observador y siempre vale lo mismo.

En el caso del axioma, este no puede someterse a comprobación, porque es algo matemático-lógico. Pero la construcción matemática consecuente puede no ser como se quiere y a lo mejor puede modificarse el axioma para buscar una teoría que funcione y sea lo que se busca. En cualquier caso, estaríamos hablando de matemáticas (es posible que parte del problema con la teoría de cuerdas venga justo de esto, por el enfoque esencialmente matemático de algo que se refiere al mundo "exterior").

Por eso creo que hay en lo que decís un poco de confusión, una cosa es que uno acepte postulados para tirar para adelante y otra cosa es que no tengamos en cuenta (siempre) que esos postulados no son "dogmas de fe" por mucho que se puedan utilizar como verdades que no se comprueben habitualmente. Una creencia no está sometida a comprobación, pero un postulado sí.

El problema que planteo en este post es de la divulgación, sí. Pero también de los propios científicos al no entender que no hay que creer de forma absoluta en lo que uno investiga. Da la impresión de que muchos científicos no tienen stos puntos de vista claros, especialmente aquellos muy matematizados. Claro, al partir de "axiomas matemáticos absolutos" probablemente estos crean que lo que se obtiene de sus sistemas lógicos son verdades universales; cuando, en realidad, eso que hacen no tiene porque coincidir con el mundo "real".

pseudopodo dijo...

Marqué el post para leerlo “cuando tuviera un rato” y ahora ya está casi todo dicho (pero no pasa nada por repetir: ¡buen trabajo!).

Creo que en realidad tocas tres factores que simplificando podemos llamar:
a) La ciencia-basura
b) La divulgación-basura
c) La educación-basura

Creo que en el auge de las pseudociencias lo que más influye es (b) y (c).

En cuanto a (b): tiene mucha gracia que la mayor parte de la divulgación científica parece que tiene como objetivo dejarte con la boca abierta, en vez de enseñarte a entender las cosas. Esa ciencia-star trek se convierte en una proveedora de maravillas, en un sucedáneo de la religión. Porque otro factor importante en ese auge pseudocientífico, es el abandono de las religiones tradicionales, que protegen de la superstición (Chesterton dijo, más o menos, que “desde que la gente ha dejado de creer en Dios, no es que no crean en nada, es que creen en cualquier cosa).

Pero lo más grave es, por supuesto, (c). Me ha hecho mucha gracia el pie que le has puesto a la viñeta de “Método científico vs. método creacionista”. Efectivamente, en la escuela siempre es como en el segundo caso. Pero como enseñar ciencia a ese nivel sin caer en el dogmatismo ni en el (horror) constructivismo, es un problema bien difícil...

eulez dijo...

Hola pseudópodo! Gracias por comentar, hay que hacer una entrada del nivel de las de tu sitio para que lo hagas, según parece. jeje.

Muy bien resumido punto por punto lo que se dice aquí, pero en realidad creo, y es lo que se dice en la entrada, que el problema principal es (d) Las creencias de los científicos ;) De ahí hacia abajo viene todo lo demás, si algunos, especialmente los más populares o con más influencia en los medios, no fuesen tan dogmáticos es posible que algo se contagiaría. Aunque puede ser que sean tan dogmáticos porque hayan pasado por un sistema educativo que lo fomenta y se lo enseña, sí.

Ah!, desde luego, por mucho que dijera el tal Chesterton (un católico converso, según parece), me parece que la primera fuente de superstición del mundo es la religión. Lo que pasa es que ahora, en occidente, la gente hace y piensa más chorradas debido a que ya no te queman en la hoguera si dices o haces alguna herejía. Bueno, salvo en Irlanda.

Rufo dijo...

Siento no haberme leido los comentarios, pero a bote pronto, y ya con mucho sueño, se me ocurren unas cuantas cosas.
Creo que pero te olvidas de la poca paciencia que suele tener la gente y el ansia por conocimiento inmediato. Incluyendo a la gente que se considera curiosa. Y es más, eso se amplia incluso al campo de la ciencia, no solo a las pseudociencias. Igual que ese interés por las frikerjimenadas, etc, siempre existe esa ansia de saber ‘cosas que el resto de la gente no sabe’, y mientras más rápido mejor. Eso incluye también la ciencia-ciencia. Resulta que no pocas veces he podido hablar con gente de las consecuencias sobre el determinismo de la física cuántica, el principio de incertidumbre y el gato de Schrödinger. Conversaciones que te invitan a creer que tu interlocutor tiene algo de cultura científica, pero luego te encuentras con que no son capaces de citarte las tres leyes de la mecánica de Newton ni los principios de la termodinámica, cosas que nos afectan mucho más en la vida real, pero un tanto más ariscas. Es muy atractivo, como un niño que le pregunta a su padre, preguntar y preguntar hasta que solo puedes obtener como respuesta un 'eso no se sabe'. Materia oscura, energía oscura, ¡que temas más fascinantes, pues demuestran lo poco que sabemos sobre el universo! Pero que pocas veces se habla de un ciclo adiabático, del espectro de emisión del hidrógeno, de la mecánica del sólido rígido. Eso se queda para estudiantes de ciencias…
El programa de Punstet, Dios me libre de mancillar el nombre de Punset, pero siempre me ha parecido que se va demasiado por peteneras y pocas veces hace divulgación de ciencia real. La ciencia que se puede ver por ejemplo en Tecnópolis (un programa de Canal Sur, donde por cierto un antiguo profesor mío se encarga de esa), o en el Parque de las Ciencias de Granada, esa si que me vale: enseñando las propiedades ópticas de la materia, el movimiento giroscópico, el equilibrio mecánico de una obra arquitectónica. Punset tiene una curiosidad envidiable, la misma que un niño, pero se nota demasiadas veces que no tiene formación científica formal (si, si, ¡hablo del mismo Eduard Punset que vosotros!), y hace unas preguntas un tanto estrafalarias y absurdas que no haría un científico, sino, valga la redundancia, son las que haría un niño.
A mi personalmente me pasó una cosa curiosa en el Bachillerato. Desde niños nos habían enseñado que la luz, en contraposición a las ondas de sonido, solo viaja en línea recta, y es incapaz de doblar esquinas. Una verdad dogmática e inquebrantable. No era como aquella otra de ‘los estados de la materia son tres’, porque uno, que era un poquillo más curioso se sabía lo que era el plasma, aunque se callaba por no dárselas de listo, desautorizar al profesor y ganarse otra paliza al salir de clase por empollón. Lo de la luz siempre había sido: ‘Viaja en línea recta’. Punto. Pues en segundo de bachillerato (precisamente con el mismo profesor que hablaba antes, Antonio Jiménez Salas, para más señas), al llegar al tema de la difracción, oír hablar del experimento de Young, y ‘descubrir’ que la luz, al igual que el resto de ondas electromagnéticas, era capaz de doblar esquinas… sinceramente, a mí se me derrumbaba el mundo. Dicho sea de paso, era el único que tal vez recordaba algo, pero en fin, son años que quedan lejos, pero tal vez valen para corroborar lo que dices acerca de la forma en que se enseña ciencia en los colegios.

Rufo dijo...

(copón, y he tenido que partir el comentario y todo!! xD)

Pero el caso es que Punset, Genciencia, Muy Interesante y demás revistas de divulgación científica, son precisamente eso, de ‘divulgación’, con sus consecuencias buenas y malas. Ofrecen una visión edulcorada, llamativa y un tanto simplificada de lo que es la ciencia. Es la ciencia de esas (maravillosas) fotografías de coloredas nebulosas que nos brinda el Hubble, en color falseadísimo, insisto. Hacen una labor interesante, y es la de conseguir hacer de la ciencia algo atractivo, llamativo si se quiere, y conseguir que gente curiosa se pase a ‘nuestro bando’, si me permitís la expresión. Pero pertenecen solo a una etapa, un pequeño nicho de mercado, pues cuando alguien toma la senda de la ciencia, la verdad es que estos programas, blogs y revistas carecen ya de interés, pues además siempre suelen volver a los mismos temas. Que no les quiero quitar ningún valor ni importancia, y tal vez hablo demasiado por mi, pero lo cierto es que ni Punset ni Genciencia me han enamorado nunca (la Muy Interesante si me encandiló en su momento, pero de nuevo; fue solo una etapa)
En fin, me leeré los comentarios y probablemente vuelva a comentar, si es que no da pie a que directamente publique un post (por que con la cantidad de cosas que enlazas... no veas!!)

Dr. Litos dijo...

Joder qué vergüenza lo que ha traído mi comentario...

Sólo quería aclarar que sé perfectamente la diferencia entre teorías y leyes, (por supuesto no hubiera podido explicarlas tan bien como DarkSapiens et al., al igual que las definiciones de postulados y axiomas).

Simplemente pretendía simplificar al máximo lo que se le podría decir a una persona de a pie, es decir, que las explicaciones científicas deben ser tenidas en cuenta en su contexto, según intenten DESCRIBIR un hecho observable, o DEMOSTRAR sus causas... sin ir más lejos: que sí, que son cosas distintas, pero eso no lo sabe la gente y a menudo se toman por sinónimos.

Como véis, he creado sin quererlo un ejemplo de todo lo que hablamos: por falta de precisión y rigor, mi comentario habría dado pie a un mal entendimiento de conceptos científicos. Me flagelo y pido disculpas.

pseudopodo dijo...

No le echaría yo tanto la culpa a los científicos, eulez. Todos el mundo tiene sus teorías favoritas, que le gustan aunque no tenga ninguna prueba, y son necesarias para que la ciencia avance. Es criticable que se pongan a largas de eso cuando les entrevistan, pero la culpa la tienen los divulgadores, que deberían ser los que separen el grano de la paja (la labor del periodista debería ser dar información fideligna, en vez de transcribir lo que le cuenta el primero que pasa, aunque sea un científico). Pero eso entra en conflicto con la dinámica del periodismo, que exige titulares, y la ciencia, si es seria, no los da. El periodismo científico es una incongruencia en sí mismo.

Chesterton era, efectivamente, un converso al catolicismo, y además un tipo inteligentísimo y divertidísimo. En realidad, hay encuestas que muestran que los creyentes son menos supersticiosos que los no creyentes, pero no tengo a mano ahora la referencia y además no es el tema del post. De lo que estoy seguro es que esto no tiene nada que ver con la amenaza de la hoguera…

Calamity dijo...

Vaya, vaya. ¡Me encanta este tema, ea! Llevo dos tardes la mar de entretenida. ;-D

No soy científica, aunque me fascinen las ciencias. Pero sí soy (fui) periodista. El problema de la divulgación científica para el común de los mortales como un dogma de fe... Pecata minuta, Eulez, hijo. Estoy con Rufo cuando habla de la inmediatez de conocimiento por parte de gente profana en el tema. Otra cosa es que los periodistas y los científicos encargados de dar a conocer sus teorías/leyes/lo que sea profundicen o no en el tema.

En realidad en el periodismo generalista (no especializado, véase Muy Interesante y publicaciones por el estilo) no se debería de profundizar taaaaaaaaaaanto tanto como lo haría un científico. Quiero decir -no me malinterpretéis- que el periodismo científico masivo (dirigido a las masas en general) podría ser, haciendo un símil un poco tontorrón, como ese profesor (que también tienen mucho que ver con esto de la divulgación científica) que te insufla la curiosidad en el cuerpo y luego tú te buscas la vida, la información, profundizas, preguntas, etcétera.

Pero no todo el mundo es tan curioso. Muchos se conforman con Punset, con Íker Jiménez, con Muy Interesantes y demás y admiten como "dogmas" algo que en realidad no lo es. Otros -yo creo que los menos- son los que buscan y comparan. La divulgación científica tampoco debería aburrir a las vacas con explicaciones interminables. Creo que existen gradaciones de información. Por ejemplo: yo puedo estar muy interesada en la teoría de los multiversos y devorar todo lo que cae en mis manos al respecto (incluso sacar mis propias conclusiones) y no tener en absoluto interés por las supercuerdas y conformarme con artículos y reportajes más generalistas.

¿No creeís fundamental aquí el interés del receptor por el mensaje divulgado y como tal con la forma de informar del mismo? Es decir, ¿explicaríais del mismo modo una teoría/ley/llamémoslo x a un científico metido en el ajo que a un niño de secundaria? Tal vez el contenido del mensaje sería el mismo, pero la forma de expresión no.

eulez dijo...

Rufo, gracias por comentar. La divulgación está bien, desde luego, pero es que no se explica como se hace la ciencia. No se si están haciendo un flaco favor o no. Iker Jimenez es un experto en confundir a la gente, mezclando cosas con sabor a ciencia con otras que son especulaciones, con otras que son fantasmadas (literalmente). Y hay profesores de universidad que van a ese programa. Todo por salir en la tele.

Dr. Litos, ningún problema hombre, que entre nosotros sabíamos de que estabas hablando. Lo que pasa es que el comentario de Calimity requería ponerse un poco más serio con la terminología.

pseudopodo, no estoy de acuerdo. No cuando esas teorías "favoritas" comen en terreno a otras ciencias, tanto en proyectos de investigación como en gente que podría dedicarse a cosas más útiles y productivas. Parece que la gente haga sus investigaciones en su despacho a coste cero. Hay proyectos de investigación, contratos, intereses, influencias, protagonismos y más cosas en todo esto. Además, que es de lo que va este post, no solo es un problema de la divulgación. Es que (repito por enésima vez) algunos científicos se creen sus teorías son una representación correcta del comportamiento la Naturaleza sin necesidad de refutación experimental. Eso es creerse Dios y eso no los diferencia en absoluto, en términos prácticos, de los creacionistas.

A propósito del Chesterton, me da lo mismo que sea inteligentísmo y maravillosísimo. No tiene que llevar razón. Véase el comentario de Witten sobre la gravedad (ay, el argumento de autoridad). Además, los religiosos son menos supersticiosos (me lo creo) porque toda la superstición la tienen concentrada en su propia religión (espiritusantos, milagros, demonios, ángeles, cielos e infiernos, resucitados, pan y peces, etc, etc).

Calamity, me alegro de que te entretenga esto, mira que bien. Si un científico deja bien claro al periodista que lo que hace es una teoría que requiere comprobación experimental... entonces el periodista se va a su casa defraudado, no? Así que la próxima vez el científico, que quiere publicidad para financiar sus historias, se deja llevar y le cuenta al periodista lo que quiere oír: que hay multiversos y que el espacio tiene 11 dimensiones. Hala, y el otro se va contento con su titular y el científico tiene su publicidad que es lo que quería, para que le inviten a dar charlas en congresos. Y mientras el creacionista se frota las manos porque piensa hacer exactamente lo mismo con los medios que le sean afines ¿por qué no?

Calamity dijo...

Que síiiiiiiiii, que tienes razón, Eulez, que esto no es más que un negocio, oye. Es cierto que vende más el sensacionalismo que la información taimada. Y también está claro que un científico que necesita dinero para financiar sus estudios pues tal vez le interese "pecar" de dogmático y así conseguir fondos. No sé, es tremendamente complicado, la verdad.

Lo que sí que es cierto es que nosotros, como receptores de todo este caos de información, deberíamos de ser capaces de, aunando de un lado y de otro, sacar nuestra propia conclusión y discernir entre lo que es dogma (a menudo lo menos) y lo que no es dogma, siempre y cuando nos interese el tema. Para eso también se requiere de un receptor con cierta capacidad intelectual, claro. Yo a mi madre (a mi madre, la pobre, le puedo decir que el cielo es verde y se lo cree) bueno, a mis primas les estuve hablando estas navidades de las -posibles- 11 dimensiones del espacio etc, etc, etc y al final la cosa derivó en, ¡atención!, que si esas dimensiones eran fruto de la clonación en laboratorios de toda la raza humana. Ô_ô Les traté de hacer ver -en mi infinita estulticia- que no tenía que ver una cosa con la otra, pero estoy casi convencida de que se fueron a la cama contando ovejas Dolly (y no te estoy hablando de niñas, te estoy hablando de gente de mi edad) y que además tampoco se preocuparán en ir más allá por muy boquiabiertas que se quedaran en ese momento.

copepodo dijo...

¡Leche! Cómo ha crecido esto, hay que tomar notas para seguirlo. Me temo que tampoco voy a aportar gran cosa, pero ya que estoy, doy mi punto de vista (perdón si no estoy un poco espeso, no doy para más hoy)

Como ya han dicho algunos, la Ciencia (con mayúsculas para enfatizar que me refiero a ella como abstracción, como conjunto de conocimiento) en sí no tiene ningún problema. Es un sistema que funciona en la teoría y en la práctica desde hace unos pocos siglos (desde el desarrollo del método científico) siempre y cuando se asuman sus límites intrínsecos. De esto no se ha hablado mucho en la discusión, pero creo que no está de más recordar que la Ciencia es sólo una forma más de entender el universo y que está convenientemente acotada por su propia metodología. Lo digo porque precisamente mucha pseudociencia nace de estupideces como "pesar el alma" o "saber qué había antes del Big-Bang". Con el creacionismo pasa un poco lo mismo: como planteamiento es algo coherente pero es que es absolutamente acientífico: incluso aunque fuese cierto que nos creó un señor barbudo que puso dinosaurios en los estratos, sería algo indemostrable, ajeno a la Ciencia, ni nos va ni nos viene, ni fu ni fa, vamos que a la Ciencia se la suda. ¿Qué pasa con lo de las supercuerdas? Yo personalmente me siento timado, fue precisamente Eulez el que me habló de la imposibilidad de falsar el supertendedero, pero si de verdad es así, me parece un asunto serio porque divulgadores y físicos (en documentales, por ejemplo) lo plantean como algo más que una hipótesis.


Eso respecto a la Ciencia , luego llegan las personas a hacer "ciencia" (con minúsculas, es decir, el trabajo cotidiano de los científicos) y claro, como somos humanos y además la ciencia hoy en día funciona como una máquina de hacer churros y es inevitable que las imperfección humana corrompa tan altas aspiraciones (sorna incluida). La mala praxis de la ciencia es más difícil aún de controlar, y la verdad es que es inevitable que, como en todo lo que hacemos nosotros, se acaben metiendo las zarpas hasta el fondo, con mala o con buena intención, pero eso es un tema distinto (cómo hacer buena divulgación), a mí me parece más grave lo primero, meter la pata por salirse del tiesto.

Franwerst dijo...

Vaya.. peazo de entrada. No hay nada más que ver el número de comentarios que has hecho aflorar...
Complicadillo el tema. A poco que uno esté familiarizado con la ciencia se dará cuenta que no hay verdades ABSOLUTAS. Así que el que diga que su teoría es la correcta, incluso aunque esté de acuerdo con muchos experimentos: MINGA!. Todo tiene sus límites de aplicación y así Galileo, Newton y Einstein tenían todos razón pero ninguno ha llegado a una teoría última y definitiva. Y nadie lo hará. Dicho esto, y siendo rigurosos con el lenguaje, ningún libro científico de texto debería estar escrito en presente de indicativo, sino en condicional o subjuntivo. Pero como sería farragoso de leer, bastaría con un parrafito al principio que advirtiera... "No se crea nada de lo que va a leer... todo esto podría cambiar en 20 años, sólo intente convencerse a sí mismo y vea que los experimentos, hasta ahora, concuerdan con ello"

Creo que parte de esta filosofía se debería instaurar también en las escuelas. Es verdad que se enseñan dogmas, pero también es cierto que hay ciertas cosas que requieren aproximación por etapas. Está claro que a los 15 años no te pueden explicar todos los detalles, pero no estaría de más que se dejara bien claro que toda teoría está sujeta a discusión (racional) y al acontecer de nuevos futuros experimentos que pueden echar por tierra lo que hoy se tiene por "seguro". Lo mismo con la divulgación: me parece que es bueno especular porque la especulación inspira, pero que nadie lo venda como palabra santa. Lo contrario es como vender pasta de dientes diciendo que vas a tener dientes más blancos. Mentira. Y mientras esté claro que es mentira, pues no pasa nada.

Por desgracia, en temas científicos, la mayor parte de la población es como si tuviera 15 años, y a veces hasta 10 o menos. No se les pueden contar todos los detalles, porque además no les interesan (por eso digo por desgracia). Lo importante es que los detalles existan en algún lado y se puedan consultar si a alguien le interesan. Esa es la diferencia entre la teoría de Darwin y el creacionismo: en la primera los detalles están en algún lado, en la segunda no existen. Los seres vivos se adaptan al medio, existen los genes (se ven al microscopio), la herencia es un hecho, las mutaciones ocurren de vez en cuando (se ven), se encontraron fósiles que atestiguan especies extintas a medio camino entre las actuales y las más remotas. Y como digo, todo esto no hace de la teoría de Darwin la verdad absoluta, pero a falta de otra explicación mejor, sirve, se basa en hechos observados, es racional y coherente. Suficiente, por el momento.

Franwerst dijo...

Por cierto y por alusiones. Hace tiempo empecé a leer un libro llamado "Bye Bye Big Bang, Hello Reality" de William C. Mitchell. Allí se daban un montón de argumentos sobre cómo la teoría del Big Bang se ha venido dogmatizando en una excepcional campaña de marketing. Y según el autor, esta campaña es la que hoy día hace que dicha teoría haya alcanzado el consenso científico. No lo terminé de leer, y además no está actualizado con las nuevas observaciones cosmológicas, pero sí recuerdo ver bastante marketing de parte de sus creadores a la hora de vender el Big Bang.

Juan Jose dijo...

Creo que a más de uno le hace falta revisar la definición de teoría, y replantearse sus comentarios, supongo que hay personas que anhelan una ciencia más determinista pero, por definición, esos anhelos son opuestos a lo que la ciencia puede ofrecer en algunas ocasiones (al menos de momento y más en el caso que nos ocupa especialmente, la teoría de cuerdas).

eulez dijo...

Contesto a algunos de vosotros, visto que siguen llegando comentarios a esta exitosísima entrada (gracias, por cierto)...

Cope, dices sobre las superleches: "divulgadores y físicos (en documentales, por ejemplo) lo plantean como algo más que una hipótesis". Para ellos es más que una hipótesis. La obsesión de la Física por la teoría y por el trauma/complejo de Einstein (unifico las fuerzas sí o sí, me da igual lo que digan los demás) ha generado esto. Habría que hacer una limpieza metodológica pero ya.

Franwerst y Calamity comentan ambos el punto de cómo contarle algo a la gente para que parezca que es interesante. Vale, está claro que todo esto es complicado de explicar pero ¿de verdad es necesario mentir? Porque es lo que se está haciendo, se miente, tal cual. El objetivo de la ciencia, que es la verdad, como dice Fran, es inalcanzable, y ahí está curiosamente la gracia del asunto. ¿No debería explicarse ESO primero antes que nada? En los colegios digo!

Juan José, no queda me claro lo que quieres decir. Supongo que te refieres a que muchos científicos piensan que su disciplina ofrece o tiene capacidades que están más allá de su alcance real. A mi, en este sentido, me resulta especialmente molesto el argumento de "la belleza de las teorías". Es cierto que parece que hay cierta relación entre la "belleza" matemática y el éxito de las teorías. Pero eso no asegura que la teoría sea útil, científicamente hablando. Véase la teoría de cuerdas. Será muy bonita pero no parece servir de mucho.

missan dijo...

Hay algunas cosas que no considero correctas, te las planteo:

1) Es obvio, que cualquier investigador en física que desarrolla una teoría no comprobada "cree" que será cierta, o de hecho, "tiene fe" en que será cierta (avalada por más o menos arguymentos físicos) y por eso trabaja en ella, sino, se dedicaría a otra cosa!. Quién va a trabajar en algo que no crea que sea cierto?. Pero eso no quiere decir que confundan una creencia personal, con la verdad absoluta. En general saben que lo suyo es una teoría no comprobada y fuera, y desde luego nadie intenta que se acepten sin comprobación experimental. Nadie se olvida de la comprobación y menos los físicos que trabajan en ellas, pues hay incansables esfuerzos en obtener resultados contrastables.

2) La teoría de cuerdas, en efecto, no es falsable de manera directa, aún. No obstante, existen elementos muy importantes de ella que se pueden comprobar experimentalmente en poco tiempo. Por ejemplo la Supersimetría, que ya está siendo objeto de comprobación experimental en el LHC. Asmismo están empezando a aparecer predicciones en otros modelos de cuerdas, como en el ámbito de la cosmología.

3) ¿Que si cumple el método científico?, pues es evidente que sí. Se propone una teoría, y se intenta que sea compatible con las que tenemos hasta ahora, en su rango. Asimismo, se intenta someter a una verificación experimental, no conseguida aún.De momento, poco más se puede hacer.
Asimismo, la teoría de cuerdas tiene relación con muchas otras áreas de la física, donde ha conseguido avances y desarrollos que de otra manera no hubieran sido posibles.

4) En realidad no hay más de una teoría de cuerdas, pues son todas equivalentes. De hecho son todas teorías efectivas (límites a "baja" energïa) de una teoría 11 dimensional llamada Teoría M.

5) Todas las cosas que la física explica ya estaban ahí, antes de que la física las explicara, y lógicamente la gravedad también. Una predicción científica no quiere decir que se determine un fenómeno que antes no existía, sino que la teoría muestra como conclusión en sus desarrollos la existencia de tal fenómeno. La Relatividad General predice la deflexión de la luz en un campo gravitatorio, pero eso evidentemente ya se daba mucho antes de la RG, por poner un ejemplo. Los fenómenos que se predicen pueden ser conocidos, o no conocidos aún; la Teoría de Cuerdas predice fenómenos conocidos (la gravedad) y fenómenos no conocidos hasta ahora y que deben ser comprobados experimentalmente (por ejemplo, la dimensionalidad del espaciotiempo).

missan dijo...

6) La RG no predice la gravedad, es una teoría que se mete a mano para explicar o modelar la gravedad. Tu supones que existe la gravedad, y que viene descrita por la métrica en una variedad Lorentziana. Y a partir de ahí empieza la historia.

7) La teoría de cuerdas sí predice la gravedad, puesto que si supones que las partículas son cuerdas, la teoría te suelta que tiene que existir gravedad, y que además a bajas energías viene descrita por la RG de Einstein (como debe ser). Es decir, sin suponer nada sobre la gravedad, suponiendo sólo que las partículas son cuerdas, entonces la teoría te suelta que tiene que existir gravedad. Eso sí es predecir.

8)Te cito:
"La visión que tienen estos científicos de lo que hacen me resulta aberrante y muy dañina. Se colocan por encima de todo, es como si ellos le estuviesen diciendo a la Naturaleza como comportarse, en vez de ser al revés"

No sé si alguna vez has hablado con un físico de cuerdas, pero lo dudo por tu comentario. Todos los físicos de cuerdas saben que la teoría no está comprobada, que puede que no sea cierta, y desde luego no intentan imponerla sin experimentación previa.

9)Te cito:
"tanto los de las supercuerdas como los de los multiversos, se olvidan de los conceptos más básicos de la falsabilidad, de la refutación, olvidan los experimentos, olvidan la observación"

No se pueden olvidar los experimentos, ya que todavía no existen; eso sí los que pueden dar evidencias indirectas sobre teoría de cuerdas (en el LHC) se tienen muy en cuenta. Pero lo que sí hay es observación, mucha observación, de toda la física actual comprobada experimentalmente, para que entre de manera consistente en la teoría de cuerdas. Así que como ves la teoría de cuerdas se nutre de casi todas las areas de la física, experimentalmente comprobadas, que por supuesto tiene en cuenta.

Y ya lo dejo porque creo que me he extendido bastante, no porque haya terminado.

eulez dijo...

Hola missan, gracias por un comentario tan largo.

Según lo que dices, parece que sea una idea original mía el criticar la teoría de supercuerdas. Multitud de gente lo ha hecho ya en términos mucho más elaborados de los que hay aquí. Dices que no he hablado con físicos de supercuerdas. Bueno, sí que he hablado y con más de uno que se ha salido de ese campo porque consideraban que lo que hacían no iba a ninguna parte.

Sobre la predicción de la gravedad, es algo que me sigue resultando gracioso. Esta es una teoría construida para que ESO suceda. De no suceder no tendría sentido. No se si me explico. Obtener (que no predecir) las ecuaciones de la RG no es una predicción, es lo mínimo necesario para que la teoría de cuerdas tenga sentido de ser. Si no funcionase la "predicción de la gravedad", los físicos teóricos inventarían otros sistema para que esa predicción se produjese. Las teorías no son verdades absolutas, son mecanismos matemáticos para representar la "realidad". Se aceptan porque funcionan, porque son la forma más sencilla y práctica de predecir fenómenos (esto que digo tampoco es original)

Y es a partir de ahí donde debe obtenerse algo NUEVO, verificable experimentalmente. La RG no serviría de nada, por mucha imagen que dé de la naturaliza del espacio y el tiempo y muchas fórmulas tensoriales que tenga, si no fuese capaz de demostrar la anomalía en la órbita de Mercurio, la desviación de la luz por campos gravitatorios, etc. Y que todas esas cosas se pudiesen verificar experimentalmente.

En cualquier caso, esta entrada no pretendía arremeter tanto contra la teoría de cuerdas como criticar la actitud de los científicos cuando consideran que lo que hacen es una "verdad demostrada", en teoría de cuerdas o fuera de ella. En el libro "El Universo Elegante" que habla de la teoría de cuerdas y su desarrollo, se habla de la teoría como si fuese la verdad última en el conocimiento del Universo, como si estuviese demostrada. Como ha dicho alguien en los comentarios, algunos creían que lo de los "universos paralelos" o las "11 dimensiones" es algo que existe de "verdad". Y eso no es cierto hasta que se observe experimentalmente (y ni así), algo que ni siquiera se puede hacer todavía, como bien dices. Es decir, la teoría de supercuerdas no es, ni más ni menos, que una teoría pendiente de verificación. Ni es falsable, ni medio verificable. De momento, como bien dices. Y como tal habría que explicarlo.

missan dijo...

Te cito:

"Sobre la predicción de la gravedad, es algo que me sigue resultando gracioso.Esta es una teoría construida para que ESO suceda."

Esto es absolutamente falso. La teoria de cuerdas no esta construida para que incluye la gravedad. Fijate, de manera basica, simplemente se hace una hipotesis; las particulas son cuertas. Y a partir de esta unica hipotesis la teoria nos dice que existe la gravedad. Esto ES predecir la gravedad, porque a partir de un postulado (las particulas son cuerdas) se deduce la existencia de la gravedad. Ninguna otra teoria logra esto. Como ya explique, la RG asume la existencia de la gravedad y que viene descrite por un tensor metrico. Con lo que a priori se supone que existe la gravedad.

Al margen de ello, las cosas no son blancas o negras. La teoria de cuerdas tiene muchas ramificaciones y utilidades en otras ramas de la fisica, y parte de sus hipotesis se pueden comprobar ya (en dos o 3 anios), con lo que el problema de la falsabilidad se esta resolviendo.

En cuanto a lo que atribuyes a los "fisicos de cuerdas", (que piensan que es absolutamente cierta etc etc) considero que es rematadamente falso, pero no me interesa la discusion en ese sentido, ya que no lleva a ningun lugar.

eulez dijo...

missan,

Tus "absolutamente falso" son la mar de significativos. Con respecto a la actitud de los iluminados por la teoría de cuerdas, te aconsejo que leas el libro "El Universo Elegante".

Te cito: "La teoria de cuerdas no esta construida para que incluye la gravedad."

¿En serio piensas que las teorías no se construyen con el propósito de hacer algo? ¿De repente caen del cielo y nos dicen cómo son las cosas? ¿O cómo? Si miras un poco de bibliografía en gravedad cuántica verás la cantidad de vueltas que se han estado dando en los últimos años intentando "construir" algo con un poco de sentido y que desde luego prediga las ecuaciones de la RG. Porque ese es el punto de partida.

Otra cosa: "las partículas son cuerdas" ¿Qué significa eso? ¿Eso es una respuesta fundamental de algo? Por cierto, la RG se puede deducir a partir de la existencia de los gravitones. ¿Que la teoría de cuerdas predice los gravitones? Vale ¿quién predice las cuerdas?

Las teorías basan su triunfo en su utilidad y su verificabilidad. De lo contrario, (cito) no son ni más ni menos que matemáticas. La teoría de supercuerdas ni siquiera consigue resolver problemas teóricos que ella misma a creado en torno suyo (no nos equivoquemos, que no está terminada, que es una teoría MUY en desarrollo).

Eso sí, es verdad que parece que gracias a los métodos de esta teoría se explica algún fenómeno de Estado Sólido, si mal no recuerdo. Bravo. ¿En el LHC se va a refutar la teoría de cuerdas? Mira que lo dudo, si no me equivoco, a lo mucho, puede haber pistas favorables, como los mini-agujeros negros que, supuestamente, son signos de las supuestas múltiples dimensiones. Desde luego, falsable no es, pero es cierto que la falsabilidad (tal vez) no lo es todo.

De todas formas, repito, léete a los autores de la teoría, lee divulgación, mira los vídeos de Punset de los teóricos que hablan de los multiples universos o de las 11 dimensiones. Para ellos es blanco y negro. Para la ciencia, ahora mismo, no lo es. Repito: eso eso es lo que critico, los fundamentalismos con algo que está (o debería estar) en las antípodas del fundamentalismo. No que la teoría de cuerdas prediga la existencia de Santa Teresa de Jesús.

missan dijo...

Bueno, al margen de la discusion sobre la postura de los fisicos de cuerdas respecto a su teoria, donde puede haber algun debate (aunque no estoy de acuerdo contigo) debo comentar los errores fisicos que cometes.

La teoria de cuerdas surgio a finales de los 60, como modelo para la interaccion fuerte. No obstante pronto se dieron cuenta de que no servia para eso y se fue viendo que en realidad tenia mucho mas potencial. Potencial como para describir todas las interacciones.

Te cito:

"Otra cosa: "las partículas son cuerdas" ¿Qué significa eso? ¿Eso es una respuesta fundamental de algo? Por cierto, la RG se puede deducir a partir de la existencia de los gravitones. ¿Que la teoría de cuerdas predice los gravitones? Vale ¿quién predice las cuerdas?"

Que las particulas son cuerdas tiene un significado claro. Hasta ahora las particulas fundamentales se consideraban punto; es decir, matematicamente eran 0 dimensionales. La teoria de cuerdas establece como postulado (de donde se puede derivar la RG) que las particulas puntuales son cuerdas, objetos 1 dimensionales de longitud finita.
La teoria de cuerdas SI PREDICE los gravitones, ahi esta la clave y uno de los aspectos interesantes de la teoria. Si supones que las particulas fundamentales son cuerdas entonces por fuerza tiene que haber gravitones y estos te dan la RG.

Las cuerdas no las predice nadie, es un postulado de la teoria. Las teorias fisicas siempre tienen postulados de donde se parte. Pues bien, en teoria de cuerdas el postulado es que las particulas fundamentales son cuerdas (de ahi el nonmbre de la teoria, obviamente).

Te cito:

"¿En el LHC se va a refutar la teoría de cuerdas? Mira que lo dudo, si no me equivoco, a lo mucho, puede haber pistas favorables, como los mini-agujeros negros que, supuestamente, son signos de las supuestas múltiples dimensiones"

En el LHC se va a intentar encontrar supersimetria (SUSY)> SUSY es un elemento muy importante de la teoria de cuerdas, y si se encontrara SUSY en el LHC seria un dato muy a favor de la teoria. Asimismo se comprobara la ruptura espontanea de simetria que es otro elemento importante en la teoria y de hecho en el propio modelo estandard.

Te cito de nuevo:
"De todas formas, repito, léete a los autores de la teoría, lee divulgación, mira los vídeos de Punset de los teóricos que hablan de los multiples universos o de las 11 dimensiones. Para ellos es blanco y negro."

Una cosa es que los teoricos de cuerdas piensen que lo que la teoria es correcta y por eso se dediquen a ello (logico), y otra cosa es que pequen de lo que tu dices: de intentar imponer la teoria sin verificacion experimental, de darla como verdad absoluta etc Es evidente que la teoria de cuerdas no tiene comprobacion experimental aun, y si lo es para ti desde luego lo es para ellos, que conocen a fondo la teoria. En cualquier caso recomiendame algun libro (diferente de el universo elegante) de los autores de la teoria y lo leere gustoso.

eulez dijo...

missan,

Y dale. Vamos a repasar mis "fallos físicos":

"La teoria de cuerdas SI PREDICE los gravitones"

Pero si eso ya te lo he dicho yo en el anterior comentario.

"Las cuerdas no las predice nadie, es un postulado de la teoria. Las teorias fisicas siempre tienen postulados de donde se parte."

Pues eso es lo que estoy diciendo también. Eso sí, como son un postulado, la afirmación "las partículas son cuerdas" no tiene más valor que los resultados que da la teoría. Si la teoría no da resultados, se cambia el postulado.

"si se encontrara SUSY en el LHC seria un dato muy a favor de la teoria."

Que sí, que eso también lo he dicho. Como lo de los mini-agujeros negros. Y si no sale, pues no pasa nada, es que hay que cambiar algo, no?

En fin, te lo vuelvo a repetir OTRA veeeez. Que no es mi intención criticar la teoría de cuerdas. Que lo que digo es que mires COMO hablan los científicos de la teoría y como venden algo como lo que no es.

Erwin Salas dijo...

El problema se origina cuando se especula demasiado con las teorías sin confirmar, pero hey! varias afirmaciones de Einstein solo han sido demostradas a carta cabal hace un par de años. Es lo que debemos aprender de manejar las cosas con pinzas o si no terminaremos diciendo que el alma se expresa en cuerdas.

Banjalen dijo...

hola Pablete,

felicidades por el blojjjj!

me ha gustado mucho la entrada. Un abrazo!