martes, junio 01, 2010

El MyBici podría ser a coste cero para el Ayuntamiento

Mira que contento, no sé porqué coño será.

Este domingo los partidarios de la generalización del ciclismo urbano como una alternativa real de transporte en Madrid hemos recibido una pésima noticia: Gallardón aplaza de forma indefinida en alquiler municipal de bicis en Madrid (MyBici). El servicio iba a empezar en primavera de 2011 y pretendía dotar a la ciudad de una red de bicicletas públicas en la zona central de la ciudad. El plan no era en exceso ambicioso y no llegaba al nivel de lo que han hecho ciudades como Barcelona y Sevilla, pero algo era algo. Era de esperar que cuando estas bicicletas se lanzasen a la calle se produjese un efecto cascada en cuanto al uso de la bicicleta. Con el tiempo, el Ayuntamiento aumentaría el número de bicis públicas y la gente empezaría a usar las suyas con más frecuencia.



Pues bien, nuestro querido Alcalde-Faraón ha decidido cancelar este proyecto debido a los recortes que está realizando por aquello de la crisis y la reducción del gasto público. La pregunta que me hago es: ¿realmente era tan caro este servicio?

Veamos, vamos a hacer "economía-ficción". Se supone que el servicio iba a costar 55 M€ en 10 años (M = mega = 1 millón). Vamos a ver cuales serían los ingresos: se iba a cobrar 0,3 € por la primera media hora de uso y se estimaban 10.000 desplazamientos diarios. Es decir, en diez años 0,30 x 10.000 x 365 x 10 = 11 M€. El abono anual del servicio iba a suponer 25 € al año. Si tuviésemos 40.000 usuarios (fácil, en esta ciudad todo el mundo se apunta a todo), tenemos 1M€ 10 M€ en diez años solo por el abono. Es decir, como mínimo y estimando a la baja, tendríamos que los usuarios pagaríamos 2,1 M€ al año por el servicio.

Ahora hay que sumar lo que se habría ingresado en publicidad en las estaciones y en las bicicletas: como poco otros 30 M€. En Sevilla, donde el servicio se hace a coste cero, la empresa que lo organiza parece que ingresa una barbaridad por publicidad, 715 M€ al año. Pero vaya, vamos a dejarlo en 3 M€ al año. Estamos hablando de 55-21-30=4 M€ de gasto para el ayuntamiento ¡en diez años! Esto son 400.000 € al año. Por cierto, he puesto 55 M€ de gasto por redondear, porque en la noticia a la que enlazo al principio pone que son 51. Es decir, esto sale gratis. Y si se hace bien, hasta sirve para recaudar.

Vamos a comparar estas cantidades con otros gastos del Ayuntamiento: un polideportivo cuesta 3,8 M€, la inútil remodelación de la calle General Ricardos ha costado 12 M€, la obra de la M30 ha costado 3.900 M€, etc. Pero vaya, es que esta comparativa da igual. Es que se puede imitar el modelo de Sevilla y hacerlo gratis. Por ver el caso contrario, Barcelona ha tenido muchos problemas con su Bicing y actualmente le cuesta 5.5 M€ anuales. Es lo que tiene innovar. La ventaja de ser el último de la cola es que puedes ver los fallos que han cometido los que tienes por delante e intentar aprender de ellos. En este caso, y viendo lo que le pasa a Sevilla y a Barcelona, el Ayuntamiento madrileño hasta podría ganar dinero.

Puede haber servicio de alquiler de bicis en Madrid y puede ser increíblemente barato, solo hay que querer hacerlo, es cuestión de estar convencido y tener voluntad. Hay que tener en cuenta también que no he entrado en los beneficios económicos a largo plazo de la generalización del uso de bicicletas en una ciudad, en términos de salud, contaminación, etc. La cuestión es que Gallardón ha dejado claro que todo esto de las bicis solo le interesa porque está de moda y porque era una forma de dar una imagen moderna y ecologista de cara a una candidatura a las Olimpiadas. Candidatura, por cierto, que solo ella costó 16 M€.