Pestañas

miércoles, junio 30, 2010

El día que fui una puta del karma


Pongámonos en situación. Era un caluroso día de julio del año pasado. Estaba sentado delante del portátil, trasteando alguna cosa, a la vez que veía el Tour de Francia por la tele. En aquella etapa de montaña Alberto Contador estaba a punto de encumbrarse como líder del Tour, el inicio de su segundo triunfo en la ronda gala. Probablemente debido al calor que me reblandeció la neurona, no se me ocurrió otra cosa que pensar en la posibilidad de mandar la noticia a Menéame. Nunca había sido una puta del karma (o karmawhore), ya iba siendo hora. Pero la duda me corroíaaar inside: "¿qué me dirían las otras putas?, ¿se sentirían ofendidas por el intrusismo?, ¿llamarían a sus chulos?"




Esta es la historia de aquella hazaña y de como me convertí por unas horas en lo más deleznable del interné dospuntocero aspañol: en una puta del karma de Menéame. ¡Agh! Me siento sucio de solo decirlo.

Antes de continuar, hay que hacer aclaraciones para aquellos que no lleguen ni a egoblogokaka y no sepan de que va eso del Menéame. Ser una puta del karma o karmawhore consiste en enviar una noticia escrita en internet en el mismo momento en que el evento correspondiente termina con el fin único de ganar karma (los puntos del Menéame). Por ejemplo: en cuanto un partido de fútbol importante termina, la puta del karma ya tiene el envío preparado para mandarlo en el momento en que el árbitro pita el final (o antes). La puta sabe que esa noticia es popular y que saldrá en portada, ganando así mucho karma de forma sencilla.

Las putas del karma no están interesadas en publicar noticias que les sean interesantes, solo tienen interés en aumentar su karma. Es decir, es como si no follasen por placer, sino por interés. De ahí lo de putas. Por descontado, la comparación es odiosa, porque es mucho más estúpido ser una puta del karma que ejercer el oficio más antiguo del mundo. Las putas reales ganan dinero (o calidad de vida o puestos de trabajo o ascensos...) con su actividad, pero las del karma no ganan nada, porque el karma NO existe ¡oh! ¡en serio! ¡el karma no es nada! ¡es un invento de Gallir! ¡los reyes son los padres! ¡oh!

Después del inciso explicativo, vuelvo a la historia. Como buena puta, preparé el enlace y la entradilla para mandar a Menéame y en cuanto Contador llegó a meta, envié la noticia (juro que no me adelanté ni un segundo). Por supuesto, hubo otras karmawhores que mandaron la noticia o más tarde o incluso antes. A las primeras las voté "duplicadas" porque iban después de la mía y a las segundas "erróneas" porque las habían mandado antes de que Contador llegase a meta. Finalmente, la razón (pf!) se impuso y fue mi noticia la que llegó a portada.

El primer comentario de la noticia anunciaba claramente mi "puta" victoria:


#1: Ganador karmawhore: eulez :-D

A lo que comenté feliz de mi puto éxito:

Mío: #3: #1 Jajajaja ¡Bravo! ¡Gané en la línea de meta! ;)

Este comentario último tuvo -278 de karma! Parece que ofendí a todas las putitas vanagloriándome de mi triunfo.

Alguien me echaba en cara que mandé la noticia antes de que Contador llegara a meta:

#6 #3 Enviándola segundos antes de que Contador llegara a meta ;)

A lo que contesté "apropiadamente":

Mío: #10 #6 ¡Falso! La he enviado a la lista exactamente cuando ha llegado a meta. Eso sí, la he escrito antes de que llegase. No se que tiempo contará la página, pero es lo que hay, queridas competidoras...

Creo que lo de "queridas competidoras" debió de molestar también al resto de putas del karma, que son putas, pero parece que no les gusta que se las reconozca como tales. Muy mal eso de no tener conciencia de clase. El comentario fue premiado con 35 votos negativos y un karma negativo de 254. A este ritmo me iba a quedar sin el karma que había ganado con tanto "esfuerzo".

Probé a picar un poco más, a ver que pasaba:

Mío: #13 #3 ¿Y esos negativos? ¡Envidiosas! Jajaja! Bravo Contador!

Lo de "envidiosas" tuvo que ser definitivo: 36 votos en contra y 299 de karma negativo. Hay que ver cómo son estas putas, qué mal se toman lo de que se les quite el karma. Mi actitud no estaba gustando entre el personal, como mostraron estos dos comentarios:

#15 #13 ¿Por qué hablas en femenino? ¿Por qué eres tan prepotente?
#16 #13 igual te caen los negativos por esa actitud de sobretis

Y a estas alturas ya es que no podía... "¿por qué hablas en femenino?", "prepotente" y "sobretis", genialidad total.

Mío: #19 #15 Porque compartimos la calle, chicas! #16 Sobretis? Jajaja, tanto necesitáis el karma? No es que tenga mucho, pero si me dejan os cedo algo, eh?

Como era de esperar, jartá de negativos para este comentario también.

Y esta es la historia: una chorrada, sí, no lo voy a negar, pero en su momento tuvo hasta algo de gracia. No hay mucho más que decir salvo mostrar y demostrar uno de los aspectos más importantes del funcionamiento de una página que puede suponer 10.000 visitas en un día si te menean y sale en portada y una notoriedad que puede llegar hasta a la televisión. Además, esto muestra también como se pone la gente por los internetes por cosas "irrelevantes" o directamente inexistentes, como eso del karma. Hay gente dedicada casi en exclusiva a conseguir el tope de karma y se lo toma como un poco demasiado a pecho. Y Menéame les da un arma que no proporcionan otras páginas: el voto negativo. Ya le comenté a Gallir en un tuit que tal vez lo mejor sería que añadiese el voto negativo "gilipollas" cuanto antes, que así quedaba todo más claro y acabábamos antes. Gallir, como es normal, no vio las ventajas y avances de semejante medida, sino las consecuencias sobre su persona.

Por cierto, esto es una iniciativa de varios egoblogokakas para que cuenten sus experiencias con Menéame. Así de inicio solo conozco la entrada del copépodo:
A lo largo del día iré actualizando la entrada con enlaces a aquellos blogueros sufridores que se unan a la causa.

Actualización: Entrada en Menéame. Al copépodo no le gustará que le meneen, pero a mi me mola. A ver que dicen las otras putas... Bueno, ya hay algún comentario glorioso-despectivo (soy pre-púber! ¡qué ilu!) ¿alguna puta ofendida?

Actualización egoblogokakas: