Pestañas

jueves, noviembre 04, 2010

Trigésimoquinto mejor egoblogomierda

Este año he molestado un poco a la audiencia (bueno, solo en el panel lateral y en el tuiter) para que me votaseis en los Premios Bitácoras en Mejor Blog Personal (o sea, Mejor EgoBlog de Cuento Lo que Sale de las Pelotas porque YO lo Valgo). Las votaciones parciales, que iban saliendo semana a semana, le han dado algo de emoción al asunto. Estuve en el puesto 25 en la primera, 16 en la segunda, 25 en la tercera y en el puesto 41 en la cuarta clasificación parcial.



Al final, he quedado en el puesto 35, que no está nada mal, entre los 50 primeros de toda la egoblogomierda hispana. El muy merecido campeón ha sido Pisito en Madrid, que es un blog de variedades muy currado, desde luego. Ya digo, me siento muy contento con la clasificación, porque la egoblogoirrelevancia la componemos miles y miles de internautas chorras diciendo chorradas, si no  directamente gilipolleces, así que no está nada mal quedar en el puesto 35 de todos ellos. Además Revista |Quanto>, que solo lleva unos meses de existencia, ha quedado en el puesto 32 en mejor Blog de Ciencia, categoría ganada, cómo no, por los abusones de Amazings (para el que no lo sepa son como 70 colaboradores).

No señor, no ha estado nada mal. En definitiva, gracias a todos los que habéis votado, hombre ya.

Ah, se me olvidaba: para aquellos que deseen contribuir a que el autor de esta egoblogoirrelevancia no se desanime y lo mande todo a la mierda el día menos pensado o que sencillamente estén tan aburridos como para rendirse al consumismo desaforado sin sentido (recordad que para salir de la crisis hay que consumir, que lo dice ZP), podéis comprar alguna chorrada de merchadaisin de este egoblog de mierda, que hay productos nuevos (el día de Newtondad está cerca ¡regalad productos egoblogomierdas!). Por ejemplo, camisetas y tazas de la Pajín menestra magufa e idem (camiseta y taza) del monstruo de los treintatontos de Julia. Hombre ya otra vez.


¡Tomad a esta modelo como ejemplo y comprad algo! ¡Gñé!