Pestañas

sábado, marzo 26, 2011

Inolvidable

Empieza.

Supongo que hay experiencias que son únicas y que, por las razones que sean, cuando se te presentan delante de las narices las recuerdas toda la vida. Es más que posible que, al menos para mí, el esperadísimo concierto de Roger Waters con "The Wall" haya sido una de ellas.



Las cualidades del montaje que Waters ha hecho sobre la obra son innumerables. Lo que más destaca es el sonido, que era sencillamente apabullante. Siempre me ha parecido que los discos de Pink Floyd son demasiado contenidos, demasiado formales, que tal vez les faltaba la fuerza que luego desprendían en las grabaciones de los directos. Escuchar "The Wall" en directo (y no en una grabación) es otra experiencia totalmente distinta a escucharlo grabado. Sólo por eso, aunque no hubiese habido escenografía, ya merecía la pena el dinero de la entrada.

Menudos altavoces. Lo malo es que no veíamos bien la pantalla

La sensación de escuchar esta obra en su contexto (escenografiada) es totalmente distinta. Piezas instrumentales que puede que resulten pelín aburridas en la grabación original, aquí no lo son. Es más, hasta la que tal vez sea la peor canción del disco ("Young Lust") es de una espectacularidad fascinante. El mérito es tanto del maravilloso directo de la banda de Waters como del increíble espectáculo visual. Las capacidades tecnológicas de proyección de imágenes son flipantes, tanto en la sensación tridimensional como en la capacidad de proyectar imágenes distintas en cada uno de los ladrillo del muro.

"The Wall" no es ni más ni menos que una opera-rock, y después de verla representada uno se da cuenta de verdad. Para aquellos que llevamos años y años escuchando y disfrutando de este disco ha sido importantísimo ver algunas de las escenas ayer representadas en Madrid. Algunas son como uno las esperaría, otras aportan ideas nuevas a la obra o hacen variaciones sobre la idea original.

No voy a hacer un repaso de todas las canciones. Solo voy a dejar unos retazos de lo que más me gustó del concierto (las fotos son de juliacgs la cual, por cierto, se lo pasó incluso mejor que yo). El comienzo fue espectacular, especialmente cuando Waters canta "Mother" con imágenes de sí mismo hace 30 años:

El "experimento" (literal, dicho así por él) de Waters en "Mother"

El muro se construye, ladrillo a ladrillo sin que nos demos cuenta, mientras irónicamente se nos distrae enseñándonos tetas de las grupis en "Young Lust":

Tetas. En la era de Internet había que sacarlas.

Qué momento también cuando le canta a su mujer en "Don't leave me now":

Grandísimo.

Incontables las críticas que Waters realiza al consumo, al capitalismo, a la guerra, a la alienación que la sociedad crea en las personas ("Another brick in the Wall part 3" es increíble):

En "Bring the boys back home".

El momento "Confortably Numb", imprescindible:

Waters rompe momentáneamente el muro. No dura mucho, en seguida se vuelve a juntar.

"Run Like Hell" tiene una brutal fuerza en directo y creo que fue mi parte preferida, con todo el mundo dando palmas. Mientras tanto, el cerdo volador campaba a sus aires por encima del público:


Finalmente se tira el muro y, después de una pausa, el grupo canta "Outside the wall". Entonces uno se da cuenta de que esta última canción, después de tantos fastos, parece que sea en realidad de Pete Seeger. Como dice Julia, tanto rollo y al final "The Wall", sin muro que valga de por medio, es "We shall overcome".


Waters nos dijo en el concierto que hace treinta años era una persona enfadada y que ahora está feliz y agradecido de poder ver que la gente le aprecia tanto.

De gracias, nada. Gracias a ti, Roger, por todo lo que nos has dado.

Este concierto es, con diferencia, el mejor al que yo haya asistido. Probablemente, y creo que no exagero, sea el mejor al que asista nunca. Inolvidable.


************************

Reseñas:

"Anoche acabó una espera de treinta años para ver y disfrutar en directo The Wall, y el resultado fue algo más allá de lo espectacular... "
Podéis ver el concierto de Chicago entero y por streaming aquí. No es lo mismo, pero algo es algo hasta que saquen el DVD oficial.