Pestañas

martes, marzo 01, 2011

Repasando "The Wall" (7)

Does anybody here remember Vera Lynn?

"Remember how she said that
We would meet again
Some sunny day?"

Esto de antes es parte de la letra de la canción "Vera", que es el tema que sigue en este interminable repaso que estamos haciendo a "The Wall". En esta canción Waters vuelve de nuevo a insistir con el perdido sueño de post-guerra.




Vera Lynn, que aún vive (¡94 años!) y es una típica encantadora abuela inglesa, fue una cantante notablemente famosa en la época de la guerra en Inglaterra. La canción "We'll Meet Again" de 1942 fue su gran éxito, una canción que los británicos todavía recuerdan. Pero mejor dejemos a Vera que nos cante su canción ella misma:


Por cierto, en la versión del concierto de los años 80 lo primero que suena, justo antes de "In the Flesh?" al inicio del concierto, es precisamente esta canción. No puse el vídeo del tema cero del disco justo para ponerlo ahora (suena en los primeros 20 segundos, hay que ponerle el sonido alto):


La siguiente canción después de "Vera" es "Bring the Boys back Home". Los dos vídeos (uno y dos) de las respectivas canciones en el concierto de 1980 no son muy buenos. Muchísimo mejor y espectacular fue la que montaron en el concierto de Berlin, con mención especial a la intervención de la Orquesta Militar del Ejército Soviético:



No puedo evitarlo, yo aquí me emociono. Estas dos canciones constituyen el homenaje que "Waters" realiza en "The Wall" a los niños que han muerto y que todavía luchan en las estúpidas guerras del mundo, con especial referencia a las guerras de la primera mitad del siglo XX (y a su padre, claro). Y sí, he escrito "niños", que es lo que dice Waters en la canción:

"Bring the boys back home.
Don't leave the children on their own, no, no.
Bring the boys back home."


Niños es lo que todos somos en realidad, porque la patria es la infancia y ninguna otra. Nos pasamos la vida esforzándonos en ocultar que somos unos críos, intentando crecer y madurar. Si se tiene éxito en esa labor se pierde mucho de lo que somos en el camino, aunque por suerte eso no suele ocurrir y seguimos siendo los chavales que siempre fuimos detrás de un "muro" de aparente madurez. Otras personas, esas que (supuestamente) han olvidado ya su niñez, se pasan la vida intentando convencernos a los demás de la importancia de sacrificar todo lo que somos y de incluso enviarnos a la guerra por estupideces tales como algo llamado la "madre patria", que no es más que las cuatro esquinas en la que nos hemos meado (frase de Vázquez Montalbán, siempre a mano para cuando hace falta). Para los que no seáis nuevos en este egoblog de mierda, esto que digo os sonará también de otra entrada.

Y sin pausa alguna y ya para rematarnos y dejarnos prendidos para siempre de esta obra magnífica, la siguiente canción es la grandísima "Comfortably Numb"...