Pestañas

domingo, marzo 06, 2011

Repasando "The Wall" (8)

"Pink" consigo mismo de niño, antes de explotar.

"Comfortably Numb" es considerada por muchos una de las mejores canciones de rock jamás compuestas y el solo de guitarra (el segundo) de Gilmour uno de los mejores de la historia (en concreto, el cuarto). En esta entrada vamos a recrearnos en la canción todo lo que podamos, dentro de la lógica duración de una entrada en un egoblog de mierda.



La canción fue compuesta por Gilmour para un disco en solitario suyo, pero por alguna razón decidió llevar la grabación que había hecho a las sesiones de "The Wall". Allí, Waters la pulió un poco, escribió la letra y sacaron esta maravilla. De inicio, la letra de la canción continúa la historia del disco, aunque en este caso estamos en un punto de inflexión y no resulta fácil de interpretar. Podríamos decir que lo que ocurre es que "Pink" está enfermo (probablemente debido a una sobredosis) y un médico trata de reanimarle para que pueda actuar, cómo no. Las frases del médico están interpretada por Waters, mientras que el estribillo son los pensamientos de Pink, cantados por Gilmour.  En honor a la versión original, vamos a colocar aquí ese extracto de la película:


A propósito de lo que decía sobre la niñez en la entrada anterior:

"The child is grown,
The dream is gone.
I have become comfortably numb."


Al final de la canción, por lo que se deduce del extracto de la película, "Pink" es despertado por el médico, podrá actuar ("el show debe continuar"), pero a cambio de que este pierda por completo lo que queda de su niñez y renazca como un nuevo ser, en concreto un "Pink" Fascista, algo que se desarrollará en las próximas canciones.

En la versión de los conciertos de los 80 se introdujo un elemento que ha sido muy comentado desde entonces que fue colocar a Gilmour en lo alto del muro para interpretar la canción:


¿Cuántas veces puede escucharse "Comfortably Numb? Infinitas, es una canción que no cansa, sobre todo cuando se escucha en sus diferentes versiones. Este es un tema que, además, ha ido creciendo con el paso del tiempo, en especial en manos de Gilmour. De hecho, voy a ignorar las versiones de Waters porque esta es una canción esencialmente gilmouriana, como lo pueda ser, por ejemplo, "Wish you were here". Por mucho que Waters coloque a dos guitarristas intentando emular lo que hace Gilmour en esta canción, no lo consigue. No sé a qué es debido ya que ni sé tocar la guitarra ni sé prácticamente nada de música, pero la intensidad y el colorido de la interpretación de Gilmour en este tema no lo alcanza nadie que haya escuchado.

Vamos a hacer ahora un repaso al respecto a estas interpretaciones gilmourianas de las que hablo. La primera, es la de los conciertos de finales de los años 80 correspondientes a la gira de "A momentary lapse of reason" (sin Waters) se pudo escuchar a Wright cantando la parte de Waters y a un Gilmour magnífico: 


Aunque tal vez el mejor solo de Gilmour que he escuchado para esta canción es el que el tipo se marca en Gdansk (como artista en solitario). En esta versión también aparece Wright en la parte del médico en la que, creo, que es su última grabación. Este tema es aquí sencillamente espectacular, magnífico, maravilloso, orgásmico y todos los adjetivos que conozco, que tampoco son muchos, se me quedan cortos: 


Pero para demostrar la importancia de este tema en el mundo floydiano hay que mencionar que fue el último de los elegidos por el grupo para su corta pero intensa reunificación con motivo del Live 8. Este pequeño concierto tuvo una importancia emocional notable para aquellos que adoramos la música de este grupo. La ruptura de Pink Floyd con Waters fue algo demasiado duro, incluso para aquellos que somos demasiado jóvenes para haber visto siquiera los conciertos de los 90. Y es cierto que se puede tener cierto odio a "The Wall" por haber sido el disco desencadenante de la ruptura. La unificación del grupo por una buena causa y en "un momentáneo lapso de razón" fue un pequeño pero valiosísimo consuelo, especialmente ahora que  ya sabemos que, definitivamente, es imposible ver al grupo al completo de nuevo.

A lo que iba, el emotivo "Comfortably Numb" de los reunificados Pink Floyd en el Live 8 (omitamos la desastrosa interpretación de Waters):


Por cierto, Gilmour tocará "Comfortably Numb" en uno de los conciertos de "The Wall" de Waters, más que probablemente en Londres. Estaremos más que atentos al evento.