Pestañas

viernes, abril 15, 2011

El comunista, el banquero y los futuros líderes

Como complemento a la entrada de ayer (el feliz, los hijos de puta y la vieja señora), aquí os dejo otra basada en otros tres personajes y colectivos. Ahora en vez de soltar el rollo yo, os dejo que os lo suelten ellos a través de unos vídeos. Los dos primeros son dos conferencias, de hora y media cada una, ahí es nada, que creo que son de visionado imprescindible para todos aquellos que estén preocupados por la situación española y en general por el estado del mundo. Si no tenéis tiempo para rollos os recomiendo que dejéis estos dos y veáis el tercero y flipéis con lo que nos espera. Luego a lo mejor os dan ganas de ver los dos primeros.


El primer vídeo es un clásico discurso de corte político-histórico de Julio Anguita con motivo de la necesidad de una III República española. En realidad la conferencia no trata sobre la República, habla de la historia de España, de economía, de los derechos humanos y de los cambios necesarios ya no en España, sino en el mundo. Por cierto, menuda bronca que echa al final a aquellos que siguen pensando en la II República de forma idílica en lugar de mojarse por una tercera República con contenidos (tiene miedo de que la futura República venga por parte de la derecha):


El segundo vídeo es de Joan Melé, subdirector general de Triodos Bank. En una aparente contracción, las relaciones entre ambos discursos, y esto es curioso porque hablamos de un líder comunista y de un banquero, son clarísimas: la necesidad de cambio, de austeridad, del control de lo que el capitalismo (o eso que llaman "los mercados") está haciendo y de la responsabilidad social y personal en todo lo que ocurre o deja de ocurrir:


En serio, creo que estas dos conferencias son alumbradoras y marcan los problemas más fundamentales de la sociedad española (y de la mundial, claro). Son muy largas, sí, pero merecen la pena. Desde dos puntos de vista en principio irreconciliables, creo que se encuentra el núcleo de lo que debería ser el futuro y de las reformas (personales, sociales y políticas) que habría que llevar a cabo.

Y para aligerar un poco la cosa y por si alguien tiene dudas acerca de lo que puede ocurrir en este país en los próximos años, os animo que contempléis alucinados y con la boca abierta a los jóvenes que serán en un futuro cercano los líderes del país: presidentes de las principales compañías españolas, cargos importantes del PP y de otros poderes fácticos en general. Ahí es nada:



Prefería a las pijas de la oveja naranja. La que nos viene encima es chica, oigan.