sábado, noviembre 03, 2012

Dimitri y la falta de temática egobloguera

Me colocaron unas gafas de sol de esas y de repente el espíritu del gran Dimitri me poseyó por completo. La diferencia entre el glamour entre ambas escenas es notable, empezando por el piso de abuela muerta (atención a las cortinas del fondo) y terminando por la evidente diferencia de sexapil (en mi contra).




Desgraciadamente no hay testimonio gráfico de cuando una camiseta semirota provocó que el espíritu de Hulk me poseyese de parecida manera. Ains. Es que últimamente no tengo mucho que poner en el egoblog. Hasta la próxima, si es que llego.