domingo, noviembre 04, 2012

Las leyes de la Física y Apple

Miren, la indignación me ha salido a borbotones por las orejas cuando he visto este anuncio del iPhone 5 en la tele. Sólo he encontrado esta versión en inglés, creo que se entiende bien:


Vamos, que viene a decir cómo es posible hacer más (móvil más potente) con menos (móvil más delgado), que eso incumple las leyes de la Física. Que dice que va a ser que eso de la Física son indicaciones generales. 

Entiendo que este tipo de gilipolleces las suelte alguien que no se dedica a vender productos tecnológicos, pero que lo haga una multinacional de este tipo me parece obsceno. Parece que ellos fabrican sus aparatitos gracias al espŕitu de Steve Jobs, que baja del cielo y les fabrica los zapatófonos por arte de magia. 

Por poner dos pequeños ejemplos: la magnetorresistencia gigante (premio Nobel 2007), un efecto físico puramente cuántico, ha permitido la miniaturización de las memorias y los discos duros. O no sé, la física de polímeros y cristales líquidos (premio Nobel de 1991), que es la responsable del funcionamiento de las pantallas táctiles. Cualquiera con dos neuronas en la cabeza entenderá que hay muchos más ejemplos de como estos aparatos (o cualquier otro) funcionan gracias a las leyes de la Física.

Pero es que en realidad el fallo de razonamiento es en realidad mío, ya que Apple no vende productos tecnológicos. Lo que vende es sectarismo y algo parecido a una religión. Todo ello destinado mayoritariamente, me disculpen ustedes (digo mayoritariamente, no todos), a analfabetos tecnológicos e informáticos. Y a ese tipo de gente no le suele gustar ni el pensamiento científico, ni cosas tan complicadas como las leyes de la Física. Es más fácil creer y ser manipulado que pensar un poco. Mola mucho más pensar que el Mesías Steve Jobs baja del cielo y en un acto milagroso te saca los aifones cagando por el culo. Si no ¿de qué vas a aguantar algo como esto