Pestañas

sábado, septiembre 14, 2013

Keep calm and welcome

Ante todo, keep calm

Claudio ya llegó, aunque lo hizo un poco de forma accidentada porque tuvo que ser ingresado en la UCI nada más nacer por unos problemas respiratorios. Tenía un poco de aire fuera de los pulmones (neumotórax espontáneo), que se ha reabsorbido sin problemas. 

Claudito me parece (aunque tampoco es que tenga mucha experiencia en esto como para dar opiniones) un bebé bastante majo y un tanto serio. Se pone un poco ansioso a la hora de comer, pero no berrea salvo que se le moleste mucho. La comida ha sido un problema durante esta primera semana de vida porque, como estuvo ingresado en sus primeras horas, ahora mismo hay un poco de desincronización entre las necesidades del niño y todo el proceso de dar de mamar, producción de leche, etc. La radicalidad de ciertas posturas pro-lactancia y la diferencia de criterios y de formas de actuar de las matronas que nos atendieron tampoco es que hayan ayudado demasiado en este aspecto. 

El parto de JuliverX fue como la seda (teniendo en cuenta lo que es un parto), que lo hizo fantásticamente bien en todos los aspectos. Pero también gracias muy especialmente a un invento denostado por ciertos naturismos homeópatas: la epidural. Impresionante, uno de los mejores inventos (en parte de origen español, por cierto) del siglo XX sin lugar a dudas, si es que se pone bien y si funciona adecuadamente, como fue el caso. Por cierto, que asistir al parto fue una de las experiencias más flipantes que he tenido en mi vida.

No tengo mucho más que decir, sobre todo porque ya no doy más de sí. El muchacho progresa adecuadamente (parece que crece por minutos), pero a sus padres nos faltan muchas horas de sueño. A ver si la cosa va mejorando con las semanas.

Foto de JuliverX en tuiter