Pestañas

lunes, diciembre 23, 2013

A los chavales

«Esto ya no es un asunto de izquierdas o de derechas. La posibilidad de buscar otro horizonte está en manos de todos, pero principalmente en las vuestras, chavales, cualquiera que sea la educación que hayáis recibido. Tal vez podáis evitar, con un nuevo concepto de generosidad respetuosa, que nuestros lares pierdan el ánima para siempre. Vuestros hermanos mayores ya están buscándose la vida en el extranjero, son el renovado exilio de la ilusión, de la creación y del pensamiento hispanos. Cuando me encuentro con ellos en ciudades del Viejo o del Nuevo Mundo, me reciben con la misma alegría cualquiera que sea su comunidad de origen. Eso me hace pensar que quizá un país que pierde el alma pueda empezar a rehacerse en la imaginación de los que se han visto obligados a marcharse. La pregunta, chavales, es si vosotros queréis crecer en un país desalmado. Si respondéis que os da lo mismo, yo también emigro. Y si me viera atrapado por el hechizo de las luces y de las sombras peninsulares, emigro al menos con el pensamiento, me quedo como ausente entre vosotros.»
Santiago Auserón, a los chavales, en Jot Down

Comparto lo de emigrar con el pensamiento y que serán los chavales los que cambien esto o ya no lo cambiará nadie. Algunos ya somos o nos sentimos mayores para seguir perdiendo el tiempo. Denme un toque cuando se decidan a hacer algo de verdad (miren, alguien por el tuiter que dice lo mismo). No es que yo haya luchado mucho ni nada, pero ya estoy suficientemente quemado con la gente y con el estado del país.

Feliz Navidad. O mejor feliz Newtondad, ya sabéis.

P.D: No tengo tiempo para escribir nada mejor, a ver si un día de estos...