Pestañas

jueves, septiembre 18, 2014

Premio LHE a la irrelevancia egobloguera (2014)


Con objeto de dar un reconocimiento público a aquellos egoblog que, a juicio de Las Historias Eulerianas, combinan de forma excelente rigor irrelevante, amenidad y animan al lector a querer saber más sobre las mierdas del autor, hemos (nosotros, como el Rey, que ahora son varios) decidido crear el “Premio LHE a la excelencia en la irrelevancia egobloguera”. Estos premios también pretenden ser un servicio a nuestros lectores, al poner de relieve entradas de gran calidad que pueden ser de su interés. O no. El premio se rige por las siguientes BASES:
1. El “Premio LHE” se concederá a cualquier egoblog de mierda que, a juicio de Las Historias Eulerianas reúna de forma sobresaliente estas características: - trate de cualquier aspecto de la vida del autor - combinando irrelevancia con amenidad - incitando al lector a querer descubrir más por sí mismo - sin emplear un exceso de jerga especializada porque si hablas como lo haces en tu casa lo mismo nadie te entiende. 2. El “Premio ED” no tiene periodicidad. Se otorga a cualquier egoblog de mierda que se juzgue merecedor del mismo, o sea cuando me salga del ojete. 3. El logotipo del “Premio LHE” podrá ser empleado por el autor ganador, o en una barra lateral del blog, en este último caso siempre y cuando haga mención expresa de la entrada premiada. Que lo pongas donde te surja, vaya. 4. El listado que aparece más abajo es la única relación oficial de los "Premios LHE", a ver si va a existir otra y la liamos parda. 5. Se establece un “Premio LHE de Honor” para la iniciativa o egoblog en su conjunto que, a juicio de Las Historias Eulerianas, así lo amerite. Amerite, cuidado, no confundir con amerizar o amenizar. La concesión de los “Premios LHE de Honor” irá acompañada de la publicación de los fundamentos de la misma, lo cual es algo fundamental, sobre todo entre amiguetes. 6. Los lectores pueden proponer entradas, iniciativas o egoblogs, si es que les sale así de las napias, cosas que dudo. La decisión de la concesión del premio corresponde, sin embargo, exclusivamente a Las Historias Eulerianas . Su (o sea, la mía) decisión es final.
Premio LHE de Honor:

      1. Ex-Seminarista ye-ye (me parece que no hace falta una acta de concesión para esto)

Felicidades al premiado.