Pestañas

viernes, abril 10, 2015

37

Anarroseado de aquí.

Un número peligroso el 37. No tanto porque refleje la increíble proximidad de mi cuarentena, sino porque es un número que en un termómetro marca el inicio y posible desarrollo de un gripazo-Clauderas, así como los terrores asociados al mismo, léase: «ya está tosiendo», «hoy no duerme nadie», «si pasa de 39 vamos a Urgencias», «primero Dalsy y luego Apiretal», «vomita todo lo que come», «todos los niños en la guardería están igual», etc, etc. Y además, el pobre lo pasa mal.

Otros cumples «celebrados» en este egoblog de mierda: 36, 35, 34, 33 y 32. Esperemos que el próximo año, si es que este egoblog sigue abierto, no tenga que celebrar los 38 en el mismo plan.